edición: 2470 , Lunes, 21 mayo 2018
01/09/2015
En fondos y otros productos

El Banco de España alienta el cobro de comisiones

No basta sólo con el ahorro de costes del pasivo; los ingresos por comisiones deben ayudar a asegurar la recuperación del margen
Juan José González
El regulador tira de refrán hispano -"A falta de pan buenas son tortas"- para explicar al sector bancario que el crecimiento del margen bien puede encontrarse en el cobro de comisiones "razonables" mientras se espera la llegada de la aportación de otras líneas productoras de margen, como la de crédito y la captación de depósitos, la primera en sequía y la segunda costosa. Y todo con el único objetivo de lograr crecimientos medios suficientes para que las cuentas salgan. Es una situación peculiar la que se le presenta ahora al sector bancario, dado el prolongado escenario de tipos de interés bajos y ante la posibilidad de que éstos se mantengan por más tiempo. Pero en verdadero negocio bancario, convertido por la coyuntura en `típico´, está en los bajos intereses que paga el sector bancario por los depósitos, un ahorro de costes convertido en una mina.
El Banco de España cuenta desde agosto con la información suficiente como para sospechar que las cuentas del sector bancario pueden incumplir algunos de los objetivos fijados al inicio del año. El regulador, con las cuentas del primer semestre cerradas ha comprobado a lo largo del pasado mes que el consolidado de las cuentas sigue ofreciendo dudas respecto a la mejora del crecimiento medio de los márgenes en algunas líneas de la actividad bancaria. De ahí que muestre su preocupación por la evolución de uno de los principales costes financieros del sector: el coste del pasivo, el cual, según las últimas estimaciones del Banco de España, cuenta con mayor margen de reducción según las entidades de entre 50 y 80 puntos básicos.

La reducción del coste del pasivo, los intereses que pagan las entidades financieras a los particulares, se ha mantenido en los últimos meses y ha continuado su tendencia a la baja, de forma drástica, de los últimos tres años hasta alcanzar niveles desconocidos. Como señala el regulador en un informe reciente, "el coste del pasivo se reduce en la crisis desde tasas del 4,47% hasta niveles del 1,10% registrado en la primera parte de 2015". De esta forma, el interés medio de los recursos en el balance de los bancos lograría mantenerse en tasas inferiores al 0,5%, y se convertiría en uno de los principales ahorros en las cuentas del sector, un alivio que refuerza la idea de la recuperación de los beneficios bancarios en el presente ejercicio aunque insuficiente según estiman en el Banco de España.

La actitud del regulador contrasta en este sentido con la relativa tranquilidad, o seguridad, que se advierte en las principales entidades financieras. Así, mientras Sabadell, Caixabank, Bankia, Popular e incluso BBVA, ven mayor potencial de mejora en el margen de intereses en los depósitos, Santander, Bankinter y Liberbank parecen tener algunas dificultades. Es probable que Santander, por los efectos de su nuevo producto bancario, la cuenta para la captación de clientes y pasivo, se vea penalizado por el coste del producto, actualmente en campaña, aunque también es posible que ese mayor coste de promoción se corrija a largo plazo.

Sin embargo, la idea del regulador, y preocupación que quiere transmitir al sector, es que a pesar de la aportación que en términos de ahorro de costes supone un bajísimo coste del pasivo bancario, los márgenes deberían contar, para mayor seguridad, con un crecimiento de los ingresos por comisiones. La idea tiene su origen en la coyuntura favorable que experimentan los trasvases de dinero desde los productos financieros y cuentas de imposición a plazo fijo hacia otros productos como fondos de inversión.

Es en esta "migración de fondos", según terminología del regulador, donde el sector bancario debería aprovechar y consolidar una base fija de clientela para asegurar un volumen de fondos -de ahorro- que le permitiera contar con un margen suficiente de comisiones y el crecimiento de las mismas, al parecer, una de las asignaturas pendientes del sector bancario. El Banco de España estaría pensando también en la contrapartida para los clientes de la inversión colectiva, aunque para ello deberá contar con Hacienda.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...