edición: 2514 , Viernes, 20 julio 2018
09/03/2015
Telecomunicaciones

Competencia de la UE advierte contra los posibles incrementos de tarifas por las consolidaciones de empresas

La comisaria Vestager se manifiesta ante el mercado dispuesta a actuar en defensa de los consumidores
Carlos Schwartz
Cuando aun no se ha secado la tinta vertida en torno al Congreso Mundial Móvil en Barcelona la nueva comisaria de la competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager, declaró que el proceso de fusiones en el sector de las telecomunicaciones en Europa no debe poner en riesgo los intereses de los usuarios. Sus afirmaciones coinciden con los temores entre los analistas del sector de las telecomunicaciones de que el cambio al frente de la Comisaría desencadene un endurecimiento en el análisis y las condiciones que se impongan al proceso de consolidación en el sector en Europa que ha ido tomando fuerza en los últimos dos años. “Es una realidad que en la medida que el anterior comisario estaba tocando la linea de la meta el peso de la regulación sobre la consolidación en el sector no ha sido tan gravoso como podría haber sido”, indica una de las fuentes consultadas. La afirmación hecha por Vestager de que “las tarifas deben ser asumibles por los clientes” ha sido leída en los círculos del sector como una advertencia de que los procesos de consolidación serán mirados con mayor detenimiento y las condiciones impuestas serán más duras.
La Comisaría de la Competencia tiene un inmenso poder sobre los procesos de fusión en virtualmente todos los frentes. Desde medidas fiscales que puedan encubrir una competencia desleal hasta procesos como el de las telecomunicaciones en el cual el principio de la consolidación se busca para recomponer los márgenes en el sector. La Comisaría, que inauguró una nueva legislación común en 2004, hace ya más de una década, tiene capacidad de veto sobre los procesos de fusión, sin necesidad de un procedimiento judicial.

Las empresas intentan evitar por todos los medios tener que hacer frente a un veto, puesto que recurrir es costoso y supone un retraso considerable para operaciones que buscan resolver problemas de mercado de forma perentoria. La realidad es que en la última fase del mandato del anterior comisario, Joaquín Almunia, la sensación del sector era que se había logrado cierto margen de maniobra para llevar adelante las consolidaciones que permitieran a las empresas restablecer los márgenes en el sector, muy estrechados a causa de la fuerte competencia entre operadores. En general las autoridades de la competencia nacionales aspiran a que haya un mínimo de cuatro operadores por país algo que ha quedado puesto en tela de juicio por los procesos que están en pleno desarrollo.

A Vestager le tocará medir las consecuencias de la adquisición de O2 de Telefónica por parte de Hutchison Whampoa en Reino Unido -sobre la que tendrá que emitir opinión-, y de la compra del primer operador de móviles en ese país, Everything Everywhere (ahora llamado EE a secas) propiedad de Orange y Deutsche Telekom, por el ex monopolio estatal British Telecom. Este proceso dejará el mercado de la telefonía móvil en manos de tres operadores mientras que la oficina de la competencia de Reino Unido, OfCom quiere un mercado en el que haya al menos cuatro operadores.

El consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, afirmó durante el Congreso la semana pasada en Barcelona que los ex monopolios estatales aprovechaban la ventaja que les confería ser los propietarios de las infraestructuras de telecomunicaciones lo que les daba un dominio neto sobre la red fija de telefonía y facilitaba su supremacía en servicios de valor añadido y la oferta residencial de Internet. Los operadores que han entrado al mercado limitados a la telefonía móvil para poder tener acceso a esa franja del negocio deben hacer grandes inversiones, o buscar atajos. Es el caso de Vodafone, por cierto, que ha comprado a ONO el operador de telefonía y servicios de valor añadido por cable para tener una puerta de entrada al mercado residencial que no se base exclusivamente en la telefonía móvil.

“Tengo un interés y es que los consumidores europeos -sean ciudadanos o empresas- puedan disfrutar de un mercado innovador a precios asumibles”, declaró Vestager y con sus palabras desató un mar de especulaciones. La comisaria considera que la reducción de operaciones no contribuye al nivel de inversiones que considera necesario, algo que si se consigue con una mayor competencia en los mercados de acuerdo con sus declaraciones.

A la comisaria le tocará emitir opinión sobre la compra de Jazztel por Orange en España, la fusión de Telenor y Telia Sonera en el mercado danés, y la compra de O2 por Hutchison a Telefónica. No está claro sin embargo que la nueva comisaria esté dispuesta a bloquear ninguna de esas tres operaciones gestadas antes de su designación en Bruselas. De lo que no cabe la menor duda es que es centro de presiones de todo tipo, en especial de quienes defienden más operadores en el mercado.

Los operadores surgidos tras el desmantelamiento en Europa de los monopolios estatales de telecomunicaciones señalan que existe un movimiento de reconstrucción de los ex monopolios ahora como empresas privadas. Fue el propio Colao quien llamó la atención sobre esta posibilidad apuntando que los grandes pueden sentirse tentados de aprovechar su inmensa base de clientes para llevar adelante inversiones en infraestructuras de las que acaben disfrutando sólo ellos, señalando que podría ser el caso del desarrollo de fibra óptica residencial. Este ha sido desde luego un tema de debate en España.

Vestager ha destacado recientemente la intensa y profunda cooperación entre la Comisaría en Bruselas y los reguladores nacionales. “Debemos construir sobre este éxito, nuestro reto es crear un área realmente común de aplicación de la regulación sobre la competencia. Estamos reflexionando sobre nuevas formas que garanticen que las autoridades nacionales de la competencia sean independientes y dispongan de herramientas eficaces para investigar, decidir y sancionar”, afirmó.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...