edición: 3025 , Viernes, 7 agosto 2020
05/07/2020

Competencia de Reino Unido quiere ser el único regulador que dictamine sobre la fusión O2 Virgin Media

La CMA comunicó a Bruselas que reclama ese derecho porque el único mercado afectado es el británico
Carlos Schwartz
La Autoridad de los Mercados y la Competencia (CMA, por sus siglas en inglés) notificó formalmente a Bruselas que quiere ser el único regulador que entienda en la solicitud de fusión entre O2 y Virgin Media. La primera, una filial de Telefónica, y la segunda filial de la estadounidense Liberty Global, se han embarcado en un proceso de fusión valorado en 31.000 millones de libras. Para la CMA, de lo que se trata es que el único mercado afectado es el de Reino Unido y por otro lado la materialización de la fusión se va a concretar tras la salida del país de la Unión Europea (UE). La posición reclamando la exclusividad de la valoración del proceso y su correspondiente autorización contraviene el hecho cierto de que en el acuerdo transitorio entre Reino Unido y Bruselas se establece que corresponde a la UE dictaminar sobre procesos que afectan a la competencia aun cuando la resolución se dicte cuando RU ya no forme parte de la UE. En el derecho de la UE cualquier estado miembro tiene derecho a solicitar la exclusividad en materia de decisión administrativa de un proceso de concentración que afecte solo al mercado interno de ese país. Pero se da el caso que la cifra de esta concentración excede la dimensión que supone un solo mercado y da a Bruselas el derecho a reclamar para sí el estudio en profundidad de esta fusión.
La reciente sentencia del Tribunal General de la UE que considera contraria a la ley la resolución de la Comisión Europea (CE) en contra de la adquisición de O2 por Three, la filial europea de Hutchison, en 2016 ha sido una carga de profundidad en contra de la férrea oposición de la Comisaria de la Competencia y vice presidenta ejecutiva de la CE Margrethe Vestager. Los analistas de los sectores jurídicos, financieros y de las telecomunicaciones consideraron a esa reciente sentencia como una advertencia a Competencia y a la CE sobre la oposición a las concentraciones al señalar que no existen pruebas objetivas que hagan de forma automática contraria a la competencia y perjudicial para los consumidores reducir el número de operadores en un mercado de cuatro a tres. 

Por añadidura, como secuela al rechazo de la compra de O2 por Hutchison, la CMA tomó sin dilaciones la decisión de autorizar la compra de EE, propiedad de Orange y Deutsche Telecom con una posición muy fuerte en Reino Unido, por el ex monopolio británico BT. Una jugada a tres bandas por la cual se impidió la salida de Telefónica, se bloqueó el desarrollo de Three condenándola a la posición de eterno aspirante a un crecimiento casi imposible en ese cuadro de mercado, y se permitió al ex monopolio del estado cuya pésima gestión clama al cielo que se hiciera con un operador móvil del que carecía porque lo mal vendió en su momento: se trata de lo que acabó siendo O2. ¿Qué es lo que pretende ahora la CMA?

En esta disputa jurisdiccional es harto improbable que la CE de su brazo a torcer y ceda la presa, entre otras cosas porque en esta fase del contencioso sobre el tratado comercial con Reino Unido esta cuestión puede ser una prenda de paz en ciertas condiciones. Esto podría ir en desventaja de Telefónica, aunque por otra parte Liberty Global es una empresa estadounidense y no estaría bien para el Gobierno de Boris Johnson chocar con los intereses de su aliado potencial esté quién esté en la Casa Blanca en el futuro próximo. Por otra parte esta es una oportunidad para que la CE fije doctrina y manifieste si tiene flexibilidad para asumir criterios favorables a un proceso de concentración que podría jugar a favor de los consumidores por la naturaleza de la oferta que se crearía, rompiendo además con los criterios proteccionistas de la CMA respecto de su niña bonita, BT.

En este abanico de probabilidades lo que se puede esperar es que Bruselas quiera establecer el principio de su capacidad jurisdiccional por la dimensión de la operación. Realmente nos encontraríamos ante una batalla por criterios jurisdiccionales encontrados. Mientras tanto la CE ha hecho saber a algunas de las fuentes interesadas en este proceso que no ha recibido una notificación formal de la operación. Las empresas tienen la potestad de notificar a la CE si su dimensión es europea.

Con ocasión de la oferta de Three por O2, la CMA solicitó ser el único árbitro del procedimiento, una petición que fue rechazada por la CE. Para compensar esta desventaja el regulador británico hizo presión de forma pública sobre la Comisaría de la Competencia llamando al regulador europeo a bloquear la compra de O2 por Hutchison argumentado que iba a perjudicar el interés de los consumidores. El regulador alemán también ha disputado con Bruselas la supervisión de consolidaciones como ha sido el caso de la compra por Vodafone de las operaciones de Unitymedia, el operador de cable alemán propiedad de Liberty Global. 

Bruselas ha sido tolerante con las fusiones entre operadores de móviles y de cable sin poner reparos y sin exigir remedios específicos. Tampoco CMA lo hizo cuando autorizó la compra de EE por BT. Mientras tanto los acuerdos entre Telefónica y Liberty Global están en línea con los criterios de la CE respecto de un operador telefónico convergente aunque implique una consolidación dentro de un mercado nacional y no una operación transnacional. Fuentes al tanto de las conversaciones entre las partes indican que si el procedimiento queda en manos de la CE el 'placet' para la fusión podría estar para finales de este año.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...