edición: 3096 , Jueves, 26 noviembre 2020
27/12/2011
OBSERVATORIO FISCAL

Comunidades de bienes con “socio” capitalista

DATADIAR
La realización de actividades económicas a través de la constitución de una comunidad de bienes, es una forma sencilla y económica para formalizar una unión de varias personas para desarrollarlas. Lo que ocurre, es que, en la práctica, estas entidades dan lugar a problemas prácticos debido a que carecen de personalidad jurídica. Así, por ejemplo, estas entidades no pueden domiciliar el pago de tributos, pues existen numerosas entidades financieras que no les conceden la titularidad de una cuenta corriente.

Ahora, vamos a abordar una cuestión que se produce en el desarrollo de su vida económica y que debido a la complejidad de las obligaciones formales, crea muchas dudas. Nos referiremos a los supuestos en que uno de los comuneros pasa a ser “socio” capitalista y el otro permanece como trabajador desarrollando la actividad.

Pues efectivamente, cabe la posibilidad de mantener la existencia de una comunidad de bienes, en la que uno socio trabaja en la misma y el otro es socio capitalista. Lo anterior, tiene una serie de implicaciones y cambios a tener en cuenta.

Solo el socio o comunero que trabaja efectivamente será el que tenga que presentar los pagos fraccionados del IRPF.

El socio capitalista recibirá cantidades sometidas a retención por la comunidad de bienes, que tributarán en su IRPF anual, como rendimientos de capital mobiliario.

Ver consulta DGT V 0238-04 de fecha 27 de octubre de 2004.

Por lo tanto, efectivamente, habrá que dar de baja de las obligaciones formales habituales al socio que pasa a ser capitalista y de alta a la CB en los modelos 123 y 193, a través de los cuales se declaran este tipo de retenciones.

Todo lo anterior, debe realizarse con la correspondiente modificación estatutaria.

En el modelo 184 (declaración informativa que deben presentar las comunidades de bienes) en estos casos, el importe pagado al socio capitalista formará parte de los gastos de la comunidad de bienes y no deberá referenciarse expresamente en el mismo, en la medida que ya se ha declarado en otras declaraciones informativas (retenciones). De esta manera, es como cuadrará la imputación de los socios, por que el importe a imputar en el modelo 184 coincidirá con el importe a imputar en su IRPF por los socios que realizan la actividad.

La imputación del socio capitalista en nuestra opinión, no debe figurar en el modelo 184 y él lo declarará como rendimientos de capital inmobiliario en su IRPF, no como imputación de rendimientos empresariales por la comunidad de bienes. En definitiva, en nuestra opinión, en el modelo 184 sólo aparecerá el socio trabajador.


Equipo jurídico de Datadiar.com


Consultas Vinculantes

Las obras realizadas en el edificio tiene su vivienda habitual darán derecho a aplicar la deducción por obras de mejora en vivienda habitual, siempre que se cumplan los restantes requisitos. D.G.T. C, (11/07/2011).
En particular, en el edificio donde tiene su vivienda habitual, se han realizado obras en las terrazas comunitarias de los deslunados porque producían goteras. Las obras han consistido en levantar el suelo de las terrazas, mejora de las conducciones de aguas pluviales, colocación de malla nueva, alquitranado y colocación de nuevo suelo. Asimismo, durante el año 2011, por graves problemas de goteras con los vecinos de las viviendas superiores de la finca, debe realizarse una repavimentación de toda la terraza, levantando el suelo existente, colocando malla, alquitranado y nuevo suelo. Los vecinos de la finca desean, también, realizar el cambio de los herrajes de los balcones, ya que algunos se encuentran muy deteriorados y pueden suponer un peligro para las personas que transiten por la vía pública. Desde el año 2005 hasta el 2008, la comunidad realizó el cambio de los ascensores por normativas de seguridad. Qué requisitos deben cumplir las obras realizadas en el edificio donde se encuentra la vivienda habitual del consultante para que pueda aplicar la deducción por obras de mejora en la vivienda.

Posibilidad de deducción en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas 2010 de las retenciones practicadas y no ingresadas. D.G.T. C, (11/07/2011).
El consultante ha tenido arrendado un local de su propiedad a un tercero durante parte del año 2010. El arrendatario le ha practicado la correspondiente retención del 19 por ciento de las cantidades percibidas, excluido el IVA. Sin embargo, dichas cantidades retenidas no han sido objeto de declaración e ingreso por el arrendatario. Si podrá el consultante deducir en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas 2010 las retenciones practicadas y no ingresadas y forma de justificar las mismas ante la Administración Tributaria. el consultante deberá computar en su declaración el rendimiento íntegro exigible procedente del arrendamiento del inmueble y deducirse la retención practicada, con independencia de que esta hubiera sido ingresada o no en la Hacienda Pública. Y todo ello sin perjuicio de las responsabilidades en que incurra el retenedor por las retenciones practicadas y no ingresadas. Por otro lado, la justificación de las retenciones efectuadas y no ingresadas deberá probarse por cualquiera de los medios de prueba admitidos en Derecho, según dispone el artículo 106 de la Ley General Tributaria (Ley 58/2003, de 17 de diciembre), ante los órganos de gestión e inspección de la Administración Tributaria a quienes corresponderá valorarla, en el desempeño de sus funciones de comprobación e investigación, determinando la realidad de las pruebas que, a requerimiento de los mismos, se aporten.


Tribunales

Los intereses satisfechos por la Administración tributaria por la devolución de lo indebidamente ingresado por el «gravamen complementario» deberán imputarse fiscalmente al ejercicio en que se devengaron. Tribunal Supremo. Sentencia de 7 de julio de 2011.
Posibilidad de deducción en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas 2010 de las retenciones practicadas y no ingresadas. El importe de las devoluciones obtenidas por el gravamen complementario de la tasa sobre el juego declarado inconstitucional debe imputarse fiscalmente al ejercicio en el que se produjo la deducción como gasto fiscal de dicho gravamen. Los intereses satisfechos por la Administración tributaria, como consecuencia de la devolución de lo indebidamente ingresado por el «gravamen complementario» declarado inconstitucional, cuyo cómputo se hará, como es lógico y ratificando la conclusión alcanzada, desde que se produjo el ingreso indebido del «gravamen complementario» de la Tasa Fiscal sobre el Juego, deberán imputarse fiscalmente al ejercicio en que se devengaron, con independencia del ejercicio en que se contabilizaron. De ahí que los intereses devengados en ejercicios prescritos también habrán de ser devueltos por la Administración tributaria, si fueron considerados como ingresos fiscales del ejercicio en que se percibieron.

Imputación de bases imponibles positivas de sociedades en régimen de transparencia fiscal. Tribunal Supremo. Sentencia de 14 de julio de 2011.
Cuando los socios sean sujetos pasivos por obligación personal de contribuir por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o por el Impuesto sobre Sociedades, en el período impositivo en que se hubiesen aprobado las cuentas anuales correspondientes, salvo que se decida hacerlo de manera continuada en la misma fecha de cierre del ejercicio de la sociedad participada La opción se manifestará en la primera declaración del Impuesto en que haya de surtir efecto y deberá mantenerse durante tres años. La imputación de bases imponibles positivas de sociedades en régimen de transparencia fiscal se efectuará en el período impositivo en que se hubiesen aprobado las cuentas anuales correspondientes. Si éstas no se hubieran aprobado en el plazo de seis meses desde la fecha de cierre del ejercicio social, se imputarán al período impositivo en el que venza dicho plazo. No obstante, el contribuyente podrá optar por imputarlas a los períodos impositivos que correspondan a las fechas de cierre de los ejercicios sociales. La opción se manifestará en a primera declaración del impuesto en que haya de surtir efecto, deberá mantenerse durante tres años y no podrá producir como efecto que queden bases imponibles sin computar en las declaraciones de los contribuyentes.


Tribunales Económico-Administrativos

La exención aplicable a aeronaves matriculadas para ser destinadas a arrendamiento a empresas de navegación aérea, exige el previo reconocimiento por la Administración Tributaria. TEAC R, (11-10-2011).
La exención del Impuesto sobre Determinados Medios de Transporte correspondiente a las aeronaves matriculadas para ser cedidas en arrendamiento exclusivamente a empresas de navegación aérea está condicionada a su previo reconocimiento por la Administración tributaria que debe ser solicitado por la persona o entidades a cuyo nombre se pretenda efectuar la primera matriculación de la aeronave. Las argumentaciones efectuadas por la entidad deben desestimarse y concluirse que resulta procedente la liquidación practicada puesto que X, S.A. que es el sujeto pasivo del Impuesto Especial, no tiene reconocida a su favor la aplicación de la exención por la Administración lo que resulta condición necesaria de acuerdo con el artículo 66.2 de la Ley 38/1992 citado anteriormente, que señala que la aplicación de la exención anterior estará condicionada a su previo reconocimiento por la Administración tributaria y que dicho reconocimiento de la exención debe ser solicitado por la persona o entidades a cuyo nombre se pretenda efectuar la primera matriculación del medio de transporte, de acuerdo con el artículo 136 del Reglamento de los Impuestos Especiales.

Aportaciones no dinerarias consistentes en cesión de terrenos edificables a Comunidad de Propietarios para promoción de edificación a cambio de futuras viviendas resultantes. TEAC R, (11-10-2011).
Las aportaciones no dinerarias consistentes en cesión de terrenos edificables realizadas por un sujeto pasivo del Impuesto, en favor de una Comunidad de Propietarios que va a promover una edificación sobre dichos terrenos y va a adjudicar parte de dicha edificación al cedente a cambio de la cesión, constituye un pago anticipado de la futura entrega de edificaciones, sobre el que la Comunidad de Propietarios debe repercutir el IVA correspondiente e incluir la cuota devengada en su autoliquidación del período en que se produce la aportación no dineraria. Las adjudicaciones efectuadas por la comunidad de bienes en favor de sus comuneros como consecuencia de la promoción de edificaciones, constituyen operaciones sujetas al Impuesto y como tales deben dar lugar a su devengo. En consecuencia, procede confirmar el criterio de la Inspección, consistente en la apreciación en el negocio jurídico formalizado en la escritura de 26 de diciembre de 2001, de una permuta de terrenos en relación con el 21,7520% de la parcela que se reserva la sociedad mercantil Y, S.L. en concepto de participación en la Comunidad de Propietarios. Se trata de una aportación no dineraria cuya contraprestación es la futura entrega de viviendas por parte de la Comunidad de Propietarios. En relación con dicha futura entrega de viviendas, la cesión de terrenos en qué consiste la aportación no dineraria, constituye un pago anticipado, resultando exigible a la Comunidad de Propietarios el IVA correspondiente en el período en que se produce dicho pago anticipado (cuarto trimestre de 2001).

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...