edición: 2682 , Viernes, 22 marzo 2019
07/09/2009

Condenan a una promotora a indemnizar con 5.200 euros al dueño de una vivienda

La Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a la empresa Promociones Costa Mediterráneo S.A a indemnizar con 5.265,82 euros, más los intereses correspondientes, al propietario de una vivienda de Los Alcázares por diversos fallos de construcción.

El fallo es consecuencia de dos recursos de apelación presentados en la Audiencia Provincial contra una sentencia anterior del juzgado de Primera Instancia número 2 de San Javier, uno por parte del dueño del inmueble y el otro por parte del arquitecto técnico y el arquitecto, quienes fueron condenados en el primer juicio.

Así, la Sala acuerda absolver a ambos profesionales, ya que los daños detectados en la vivienda no están causados por el proyecto que presentaron, así como aceptar la petición del propietario de que la reclamación por estos defectos no está prescrita.

En los Antecedentes de Hecho, se recoge que la existencia de daños en la vivienda "no ofrecen duda", pero aclara que los mismos "no pueden ser encuadrados en ningún caso dentro del concepto jurisprudencial de ruina, ni siquiera dentro del ámbito más heterogéneo de la llamada ruina funcional".

En cuanto al problema principal denunciado por el dueño de la vivienda, esto es, la existencia de humedades en una pared medianera lateral, la Sala considera que "cuando el edificio fue terminado, no existían porque dicha pared estaba construida junto a una edificación, y precisamente cuando fue derribada comenzaron los problemas de humedad".

Sin embargo, la Audiencia determina que "no puede olvidarse que el enfoscado y pintura de la medianera debía estar previsto en el proyecto a pesar de la existencia del inmueble colindante y, por ello, era obligación de la promotora la ejecución de dicha obra si se producía el derribo de la edificación colindante".

"Es contrario a todas las reglas de la buena construcción el dejar una pared medianera en el estado en el que se encuentra, generando perjuicios a los compradores que no están obligados a soportar", matiza la sentencia, que añade que "se puede discutir entre la promotora y la propietaria del inmueble derribado quién sería responsable de la protección de esa pared, pero tal discusión no puede extenderse al comprador".

Por ello, se estima parcialmente el recurso de apelación formulado por el dueño de la vivienda, que ve aumentada de 2.000 a más de 5.200 euros la indemnización correspondiente por los daños sufridos en su finca al serle admitida la no prescripción de la reclamación.

A su vez, se estima el recurso de apelación interpuesto por el arquitecto técnico y al que se adhirió el arquitecto, absolviéndoles de la condena de abonar solidariamente, junto a la promotora, la cantidad de 2.000 euros al demandante, así como de pagar las costas de cada parte y las comunes por la mitad.

Por su parte, la promotora tendrá que pagar 5.265,82 euros, más los intereses legales, al comprador del inmueble. No obstante, la Sala no condena a ninguna de las partes al pago de las costas de la primera instancia, así como considera que no procede condena al pago de las costas de esta alzada.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...