edición: 3058 , Jueves, 1 octubre 2020
22/07/2020
OBSERVATORIO DE TALENTO RELACIONAL

Confianza y tensión

Julián Gutiérrez Conde
Las situaciones de adquisiciones y fusiones corporativas, suelen crear enormes tensiones e inquietud interna.

Este tipo de operaciones, suelen comenzar con unos contactos y estudios de aproximación, normalmente apoyados por equipos externos, continúan con informes de viabilidad y conveniencia basados en modelos financieros con diferentes alternativas.

Cualquier directivo experimentado sabe muy bien que los números, sobre el papel, pueden validar casi todo, pero son incapaces de medir “los factores humanos intangibles”. Por eso, lo importante y trascendental, viene después; cuando hay que ejecutar la operación “diseñada” a la práctica. Entonces, viene el contraste con una realidad que nunca es estática y, ¡comienza la aventura!.

Desde el momento en que se conoce la noticia, la inquietud anida en las personas. Ya en los primeros momentos, los “dimes y diretes”, comienzan a circular convirtiéndose en rumores malsanos que, a todos perjudican. Unos los emiten por quienes desean demostrar que “están enterados”; otros por quienes tienen intereses torticeros en crear desazón y otros porque, lógicamente, tienen el derecho a opinar sobre algo trascendental para sus vidas.

Es natural que ante cambios tan sustanciales surjan expectativas, dudas, inquietudes, temores y frustraciones. Son reacciones humanas.

Pero, en cualquier caso, los rumores son turbulencias descontroladas que dificultan, aún más, la ejecución de un proyecto.

He participado en muchas a lo largo de mi vida profesional, y siempre ha sucedido que las directivas más burdas e inmaduras, se han empeñado en mantener el mayor secreto y oscurantismo en sus negociaciones y planes, lo cual multiplica los rumores y la preocupación: “Cuando tan callados están, algo están tramando”, alumbra el dicho popular.

Hay quienes, desde la soberbia más absurda, prohíben los rumores y amenazan con castigos; como si se pudiera coartar el vuelo de los pensamientos y comentarios.

Las directivas más maduras, la primera prioridad para desarrollar una operación tan delicada, consiste en generar Confianza.

La Confianza es un sentimiento que alguien es capaz de transmitir, o no, a las personas de una organización. La Confianza no es, por tanto, un “algo absoluto”; sino un factor sutil que se asienta en dos soportes: Claridad y Verdad.

Una de mis experiencias, fue para mi una enorme lección. Todo comenzó, con  los principios que el presidente de una multinacional, extranjera, impuso a su equipo al acometer una delicada operación en la que estaban involucrados.

Su primera reunión fue para establecer los compromisos que la dirección asumiría con todos sus empleados y de los que se les informaría públicamente.

. Uno: Se informaría, tres veces por semana, con absoluta nitidez, no sólo a los representantes laborales sino, además, a todas las personas.
. Dos: La verdad, incluidos los errores o dudas, no se disfrazaría, por dura o incómoda que pudiera resultar.
. Tres: Se abría un buzón de correo al que cualquier persona, anónimamente si lo deseaba, podía enviar sus consultas o inquietudes. El compromiso sería responder por escrito en una web pública, accesible a todos y en 24 horas
. Cuatro: La dirección, explicaría las razones de sus decisiones, los errores cometidos y los cambios que adoptaría.
. Cinco: Si hubiera preguntas cuyas respuestas no estuvieran claras, no se eludirían sino que quedaban, fechadas, en una “bolsa de respuestas pendientes” para responder con la mayor brevedad.

Reconozco que aquel modelo de acometer un proyecto tan complejo, me pareció tan iluso como imposible de llevar a la práctica, pero así se realizaron las cosas; con sus imperfecciones, pero todas siguiendo esa línea.

El resultado fue que se acotaron los rumores, pues afloraban al mail de consultas, y que se ganó Confianza de una gran mayoría de personas al responder con prontitud, claridad y certeza.

Unas operaciones tan complejas, no necesitan sólo de conocimientos, los cuales son imprescindibles, sino de habilidades y voluntades relacionales para entender y demostrar respeto por las personas. Son a ellos a quienes afecta y quienes deben ayudar a conseguir el éxito. El secretismo y la mentira son demoledores.

Aquel equipo directivo, de una madurez que jamás olvidaré, se ganó el Liderazgo de la organización. Porque una operación empresarial es mucho más que una ciencia exacta.     

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...