edición: 2514 , Viernes, 20 julio 2018
06/04/2018
OBSERVATORIO GLOBAL

Consenso económico: Tecnología para afrontar los retos de la economía

PwC
La economía y las empresas españolas mantienen su pujanza y las perspectivas para 2018 son favorables, según los expertos y directivos consultados en el Consenso Económico. El reto es ahora hacer frente a los cambios tecnológicos que están transformando la actividad productiva, tal y como se refleja en el monográfico que acompaña este informe. 
Estos son los principales resultados del Consenso: 

•    La economía española está en buena forma. El porcentaje de los panelistas que consideran que el estado de la coyuntura es bueno o excelente es del 88,5%, récord de optimismo en la historia reciente de la encuesta. Esto sugiere que el impacto de la crisis catalana ha sido inferior al esperado. De hecho, las previsiones de crecimiento económico han mejorado en las últimas semanas. 

•    Las condiciones en las que se mueven las empresas españolas son óptimas. Tres de cada cuatro respuestas consideran que su situación es buena. Como consecuencia de ello, es previsible que aumente la inversión, la exportación y la creación de empleo. En cambio, la situación de las familias sigue tirando a regular y no se vislumbra mejoría a corto plazo.

•    La tecnología está haciendo saltar por los aires la oferta de productos y los métodos de producción y distribución. España forma parte de esa dinámica de transformación del sistema productivo. Nuestros expertos expresan sin embargo sus dudas de que nuestra economía esté aprovechando adecuadamente la ola de cambio y reclaman un esfuerzo para aumentar la inversión en I+D+i. 

•    La impresión sobre la economía mundial es cada vez más favorable. La aceleración, suave pero sostenida, del ritmo de crecimiento; la sincronización de la recuperación, y la ausencia de desequilibrios importantes compensan la preocupaciones que hayan podido surgir en el pasado sobre Trump y el Brexit. 

En conjunto, la radiografía de la situación económica es positiva, aunque persisten incertidumbres sobre la prolongación del ciclo expansivo, como la relativa debilidad del consumo familiar. 


¿Tomando altura o tocando techo?

Los resultados del Consenso Económico del primer trimestre de 2018 confirman que la economía española ha mantenido su dinamismo en los últimos meses. El porcentaje de los que consideran que el estado actual de la coyuntura es bueno o excelente se eleva hasta el 88,5%, es decir, cuatro puntos porcentuales más que en el tercer trimestre de 2017 y récord de optimismo en la historia reciente de la encuesta. 

La impresión positiva de los encuestados se proyecta hacia el próximo trimestre. Los participantes en la encuesta creen mayoritariamente que en el futuro inmediato la economía española va a seguir bien (así lo consigna el 81,2%) o incluso que va a mejorar (un significativo 13,5% comparte esta opinión).  

Estas apreciaciones sugieren que el impacto adverso de la crisis catalana ha sido inferior al esperado. En su momento, en los días críticos posteriores a la consulta del 1 de octubre de 2017, muchos expertos se decantaron por rebajar las previsiones de crecimiento de la economía española. En realidad, no parece haber sido para tanto. Las estimaciones oficiales de PIB del año pasado cifran su aumento en un vigoroso 3,1% y la primeras aproximaciones a lo que llevamos de 2018 confirman que la economía sigue con buen pulso, pese a la tensión que continúa generando el entorno político de Cataluña. 

¿Se prolongará en el tiempo este ciclo expansivo que en los últimos tres años ha permitido al PIB crecer por encima del 3%? En este punto, los expertos consultados por el Consenso Económico tienen más dudas. La proyección de la coyuntura a un año vista arroja resultados mixtos, y el porcentaje de los encuestados que creen que la situación a medio plazo irá a peor se eleva hasta el 39,6%, tres puntos más que en la anterior entrega del estudio. Este bloque de expertos parece pensar que el crecimiento de la economía española ya ha tocado techo y que inevitablemente su velocidad de crucero va a ralentizarse, sobre todo en un contexto marcado por la incertidumbre interna (parálisis política) y externa (guerra comercial y subida de tipos de interés).

Las previsiones para 2018 vuelven a mejorar

Superado el bache de expectativas provocado por la crisis de Cataluña, las previsiones de crecimiento económico para 2018 han mejorado en las últimas semanas. La constatación de que la economía no solo no afloja sino que ha vuelto a repuntar en el primer trimestre del año (tanto BBVA como la Airef estiman que el aumento intertrimestral es del 0,8%, frente al o,7% de finales de 2017) ha empujado a diversas instituciones y empresas a revisar al alza sus estimaciones para el conjunto del ejercicio. 
El caso más llamativo es el del Gobierno, que ha pasado de esperar un aumento del PIB del 2,3% a considerar posible que se llegue al 3%. También han elevado sus estimaciones Funcas (que ha pasado del 2,6% al 2,8%), Caixabank (del 2,4% al 2,8%), Ceprede (del 2,6% al 2,7%), Esade (del 2,6%-2,7% al 2,8%-2,9%) y la Cámara de Comercio de España (del 2,4% al 2,7%).  
Los expertos consultados del Consenso Económico creen que en 2018 la tasa de incremento del PIB se situará entre el 2,5% y el 3%. Una amplia mayoría (un 75%) apuestan por esa opción. 

Todo de cara (o casi) para las empresas 

Los vientos de la economía soplan a favor de las empresas españolas. Las condiciones en las que operan son en muchos aspectos favorables, según las conclusiones mayoritarias de los encuestados en el Consenso Económico, y las perspectivas resultan también positivas. Por eso no es extraño que el 74,7% de las respuestas (casi diez puntos más que en la edición anterior) consideren que la situación económica-financiera es buena y que ninguno de los consultados la califique de mala.

Las apreciaciones son especialmente positivas cuando se les pregunta por la coyuntura de los mercados exteriores (favorable para el 79,3% de las respuestas y en claro ascenso) y por las condiciones de competitividad (buenas para el 63%, también con una fuerte subida respecto al trimestre anterior).

La consecuencia de todo ello es que la mayoría de los encuestados prevén que en un plazo de seis meses aumenten tanto la inversión productiva como las exportaciones y la creación de empleo, con porcentajes de respuesta del 48,9%, del 58,5% y del 47,9%, respectivamente. 

La favorable percepción que en términos generales se tiene de la coyuntura empresarial solo se ve ligeramente ensombrecida por dos circunstancias: la falta de dinamismo del consumo de las familias (ver información adjunta) y el previsible endurecimiento de las condiciones de financiación. 

En el primer caso, se trata de un problema que hasta el momento ha sido compensado con la excelente evolución de las exportaciones (en 2017 se marcó un récord histórico, con ventas de 277.000 millones de euros), pero que puede llegar a ser serio cuando el motor del mercado exterior funcione a menores revoluciones. Respecto a la financiación, la amenaza latente es la subida de tipos de interés en Europa, pero no parece que sea un riesgo inminente.

Un mundo feliz

Es difícil recordar en la historia reciente de la economía internacional un momento que mueva tanto al optimismo como el que refleja el Consenso Económico del primer trimestre de 2018. Los encuestados enjuician muy positivamente la coyuntura de la práctica totalidad de las geografías regionales (solo Japón se escapa a una valoración favorable, si bien se aprecia una mejora relevante respecto a anteriores ediciones del informe). Esa tendencia lleva a los encuestados a concluir que la situación de la economía mundial es buena (un masivo 82,1% respalda esa opción) o excelente (un 6,3% así lo piensan). Ambos porcentajes son significativamente más altos que los de trimestres anteriores y las expectativas para finales de año son también propicias, con un 24% de respuestas que esperan una mejoría.

Por regiones, la opinión más favorable sigue estando asociada a Estados Unidos, que mejora sobre todo en el porcentaje de los que consideran que su situación es excelente. En el caso de la Unión Europea ha aumentado de forma muy notable el número de los que interpretan positivamente su coyuntura, que ya alcanzan el 77,6%. En China la calificación es también crecientemente favorable: el 71,1%, 11,5 puntos porcentuales más, la valora como buena, y el 12,4% la considera excelente. En Japón todavía predomina la idea de que la economía anda regular, pero avanza el porcentaje de los que entienden que empieza a estar bien.

La valoración globalmente positiva de lo que está ocurriendo en la economía internacional tiene que ver con el mayor crecimiento conjunto (el ritmo del PIB mundial se aceleró en 2017 hasta el 3,7% y las perspectivas para 2018 y 209 son también positivas) pero también con la sincronía de la bonanza de las distintas geografías y con la ausencia de desequilibrios (la inflación y el déficit público parecen controlados).

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...