edición: 2700 , Miércoles, 17 abril 2019
16/07/2015

Algo falla en Talgo

La panacea, la expansión, la diversificación financiera, mayor visibilidad, en fin, son algunas de las motivaciones que encuentran los accionistas de una empresa en su camino hacia el mercado bursátil. Las diez compañías que se han estrenado este año en la Bolsa española han vivido distinta fortuna, y pasan por diferentes avatares.

En ese grupo de los diez debutantes hay de todo. Desde la explosiva salida de Aena, con una revalorización del 72%, pasando por una Euskaltel que vive en el entorno del 5% de ganancia, o las pérdidas de Saeta Yield, del grupo ACS, y de las muy abundantes también de Talgo.

El fabricante de trenes la verdad es que salió tarde y mal de la estación: en su debut de principios de mayo se dejó el 9% al primer golpe de campana. Y hasta el martes acumulaba una pérdida de valor del 31%. Mucha pérdida, demasiado para los inversores pequeños y ahorradores individuales que vieron en la ferroviaria una oportunidad de ganancia. Pero la Bolsa es así, unas veces se gana y otras se pierde, aunque el caso de Talgo es de esos que debe llamar a la reflexión de todos los inversores, de todos y de cualquiera.

Una compañía de pequeño tamaño, bien gestionada, donde una familia, los Oriol, mantiene una posición relevante e influyente del 10%, aunque no de dominio, y que decide abrir la empresa a una participación más diversificada, sufrió en la sesión de ayer un fuerte revés tras serle comunicada la cancelación de un contrato de suministro de seis trenes. Era un contrato por valor de 186 millones de euros cuya cancelación, además de no llevar indemnización ni compensación económica alguna, termina con el valor de las acciones de la compañía por los suelos.

Tras el revés sufrido por la cancelación, cabe preguntarse cómo es posible que una empresa del tamaño y experiencia de Talgo, cuyas excelencias, cualidades y ventajas competitivas fueron subrayadas en el periodo de venta, se haya vuelto tan frágil por la caída de un sólo contrato, como si todo su negocio hubiera estado pendiente de ese contrato.

Moraleja: no hay que creerse todo lo que dice la empresa ni el folleto de las OPVs y ser más analítico. Reduciremos bastante el riesgo de que nos engañen en la próxima.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...