edición: 3009 , Martes, 14 julio 2020
22/03/2011
OBSERVATORIO FISCAL

Contratos de patrocinio con fundaciones y el IVA

DATADIAR

El art. 20.Uno.6º y 9º de la Ley del IVA, puede englobar la exención para este tipo de entidades en función de los servicios prestados y que formen parte de su objeto social y finalidad específica. No obstante, para analizar los contratos de patrocinio nos apartaremos del ámbito de esta exención. En los casos que vamos a analizar, la Fundación suele recibir o cobrar una tarifa o importe a las empresas interesadas para formar parte de su patronato, a cambio, de una visibilidad de marca, con menciones a su nombre en las revistas que edita la Fundación, actos que organizan, participan en conferencias, podría interpretarse el estar fuera del ámbito de esta exención.

En estas operaciones estamos en una "línea muy delgada" para determinar la tributación en IVA de este tipo de operaciones y va a depender de una manera importante del propio convenio de colaboración y del elemento probatorio de cómo se articulen estas operaciones y las actividades derivadas de ellas.

Se viene entendiendo doctrinalmente que las aportaciones en metálico que se  perciban de empresas con las que se ha suscrito convenios de patrocinio, y que son destinadas por la misma, por ejemplo,  a la convocatoria de premios, no constituirían contraprestación de operaciones sujetas al IVA en el caso de que la fundación, en virtud de dichos convenios, no realizase en favor de tales empresas operación alguna a efectos de dicho impuesto por producirse la inexistencia de los dos siguientes elementos del hecho imponible:

 - Inexistencia de consumo gravable, en el supuesto de no recibir las empresas de las entidades sin ánimo de lucro bienes o servicios en provecho propio. Sería el caso en que, si bien, la difusión de su nombre como colaboradoras pudiese suponerles una mejora en su imagen pública y una promoción de sus actividades, no fuese ésta la finalidad del convenio, sino la realización de aportaciones en metálico con un ánimo de liberalidad que transcienda el interés particular de dichas empresas.

- Inexistencia del elemento onerosidad, por faltar una relación de equivalencia entre las ventajas que las empresas perciben en virtud del convenio y las aportaciones que en virtud del mismo realizan en favor de la entidad consultante.

En tal caso, concurriendo las dos circunstancias mencionadas, las referidas aportaciones en metálico deberían ser consideradas como realizadas esencialmente a título gratuito, sin que el compromiso por parte de las fundaciones de difundir la identidad de las empresas que las han realizado pueda considerase como constitutivo de una transacción entre ambas partes de la cual la aportación sería el precio o contravalor.

Las aportaciones en metálico que las fundaciones perciban de empresas con las que ha suscrito convenios de patrocinio, constituirían contraprestación de operaciones sujetas al IVA en el caso en que respecto de las mismas no se produjesen las dos circunstancias mencionadas del apartado anterior, por no realizarse las mismas esencialmente a título gratuito. Es el caso en que exista, en virtud de los convenios suscritos, una transacción entre ambas partes propia de un contrato de patrocinio publicitario, cuya causa sería la de publicitar mediante precio por parte de la fundación un determinado mensaje de las empresas patrocinadoras, constituyendo dicho precio las referidas aportaciones.

En nuestra opinión, y a efectos prácticos, la clave para determinar si las cantidades cobradas por una fundación por sus contratos de patrocinio está no sujetas a IVA, va estar en el contenido del convenio que incluya expresamente las dos notas anteriormente expuestas si nuestra finalidad en se esos importes  se considere no sujeta a IVA.(dotarle de liberalidad).

En caso contrario, si nos interesa la sujeción y no exención, a ese convenio debemos dotarles de elementos publicitarios definitorios de la relación y equivalentes al importe de la dotación económica.

Equipo jurídico de Datadiar.com

Consultas vinculantes

Aplicación de la libertad de amortización a la inversión en el caso de inversiones realizadas mediante contratos de arrendamiento financiero y de renting. D.G.T. C, (25/10/2010).
La entidad consultante es una empresa cuya actividad está centrada en los sistemas de seguridad para hogar y negocio. La ha realizado ciertas inversiones en instalaciones técnicas. Dichas inversiones han sido financiadas mediante varios contratos de arrendamiento financiero de duraciones comprendidas entre cuatro y seis años tanto de "leasing" como de "renting", de los que se deduce que, se transfieren sustancialmente a la consultante todos los riesgos y beneficios inherentes a la propiedad de los elementos objeto de dichos contratos, si bien no cumplen los requisitos del artículo 115 del TRLIS.
Se plantea la posibilidad de aplicar o no el incentivo fiscal de libertad de amortización con mantenimiento de empleo. En el caso de que se cumplan las condiciones para asimilarlo a una adquisición y se registre el correspondiente elemento de inmovilizado, la utilización del renting como fórmula de financiación determinará la aplicación de la libertad de amortización objeto de la presente consulta para el cesionario, con los requisitos y condiciones que se señalaron anteriormente para el caso del arrendamiento financiero. Por lo tanto, si se considera que el contrato de renting es asimilable a una adquisición, será la entidad consultante cesionaria quien podrá aplicar la libertad de amortización recogida en la Disposición Adicional Undécima anteriormente mencionada.

Tributación de la constitución de hipoteca unilateral en favor de la Agencia Tributaria, cuando ya no se tiene la condición de sujeto pasivo de IVA, pero cuando sí se produjo la deuda. D.G.T. C, (26/10/2010).
El consultante ha constituido una hipoteca unilateral a favor de la Agencia Tributaria. En el momento de constituir la hipoteca no es sujeto pasivo del IVA, aunque la deuda con la Agencia Tributaria para la cual se solicita la hipoteca se generó en 2005 y en ese momento era sujeto pasivo del IVA.
Se plantea la tributación de la operación en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.
La constitución, mediante escritura pública, de una hipoteca voluntaria por acto unilateral del dueño de la finca, sujeto pasivo del IVA, cumple los cuatro requisitos exigidos por el artículo 31.2 del TRLITP para configurar el hecho imponible de la cuota gradual de actos jurídicos documentados, documentos notariales, ya que habrá una primera copia de la escritura pública, la cual contendrá un acto valuable, inscribible en el Registro de la Propiedad y no sujeto ni al ISD ni a las otras modalidades del ITP.
En el caso que el consultante no sea sujeto pasivo del IVA, únicamente podrá ser sujeto pasivo del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD) por el concepto de actos jurídicos documentados cuando la Administración no acepte la hipoteca unilateral, si la Administración acepta la hipoteca, ésta será sujeto pasivo por el concepto de transmisiones patrimoniales onerosas, pero estará exenta del mismo en virtud del artículo 45.I.A. Si el consultante fuera sujeto pasivo del IVA en el momento de constituir la hipoteca unilateral tributará, en todo caso, por el concepto de actos jurídicos documentados del ITPAJD.

Tribunales

Gastos por pagos efectuados a miembros del Consejo de Administración. Audiencia Nacional. Sentencia de 4 de 2 de diciembre de 2010.
Los gastos representativos de las retribuciones satisfechas a los administradores de sociedades mercantiles tienen la consideración de gasto fiscalmente deducible en la determinación de la base imponible del Impuesto sobre Sociedades, de acuerdo con la normativa vigente regulada en el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades cuando los estatutos establezcan el carácter remunerado del cargo, aunque no se cumpliera de forma escrupulosa con todos y cada uno de los requisitos que, para cada tipo de retribución, establece la normativa mercantil.
La doctrina expuesta por el Tribunal Supremo establece que para que la remuneración a los administradores pueda considerarse como gasto necesario para obtener los ingresos y, por tanto, deducible de la base imponible del Impuesto sobre Sociedades no basta con que dicho gasto se haya efectivamente producido, sino que es conditio sine qua non que los estatutos de la sociedad hayan establecido su cuantía de forma determinada o perfectamente determinable.

El beneficio obtenido por la venta de participaciones en otra sociedad no puede ser considerado como procedente de una actividad económica, ni tampoco la venta de un inmueble por no estar afecto a la actividad económica. Audiencia Nacional. Sentencia 2 de diciembre de 2010.
Es procedente la eliminación de la Reserva para Inversiones en Canarias al no estar los beneficios afectos a una actividad empresarial, sino que en sí tienen la consideración de beneficios extraordinarios, por lo que no son aptos para acogerse al incentivo fiscal establecido para los establecimientos radicados en Canarias. Como se establece en la Ley, los beneficios han de provenir del ejercicio de una actividad empresarial desarrollada en Canarias, y que el término establecimiento se refiere al local o lugar fijo donde radica esa actividad empresarial o explotación económica. El beneficio obtenido por la venta de participaciones en otra sociedad no puede ser considerado como procedente de una actividad económica. Tampoco puede incluirse el beneficio procedente de la venta de un inmueble porque no estaba afecto a la actividad económica de compraventa.

Tribunales Económico-Administrativos

Tipos de mejora a efectos de la amortización del inmovilizado material. TEAC  R, (20-12-2010).
A efectos de su amortización, se pueden distinguir 2 tipos de mejora: 
-Mejora que se incorpora a un elemento del inmovilizado material para formar con este un "todo", único e indivisible entre sí por sus propias características técnicas: se amortiza al mismo ritmo que el elemento al que se incorpora. 
-Mejora consistente en una agregación de un nuevo elemento a otro preexistente, de suerte que el elemento añadido (la mejora), por sus propias características técnicas, conserva su independencia, y además tiene importancia cuantitativa: en este caso, se amortiza de manera independiente atendiendo a su propia vida útil.

Declaración de nulidad por causa de anulabilidad. Interrupción de la prescripción: son interruptivas las actuaciones del procedimiento económico-administrativo y las del procedimiento de comprobación. TEAC R, (20-12-2010).
Dictada una liquidación fruto de un procedimiento de comprobación y anulada la misma en vía económico-administrativa por concurrencia de causa de anulabilidad, no sólo interrumpió la prescripción el procedimiento económico-administrativo sino también las actuaciones del procedimiento de comprobación en cuyo seno se dictó dicha liquidación.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...