edición: 2349 , Miércoles, 22 noviembre 2017
11/01/2017

Dolors marca el nivel

Respiraba en calma la gente de edad cuando la sanitaria mayor del Reino se lanza a la arena con una digresión de fuerte efecto nocivo que la misma escala Richter se ha encargado de registrar. Quizá desconocía la bisoña sanitaria que las alcachofas suelen producir urticarias si la ingesta no es la adecuada. En otras palabras, las entrevistas periodísticas a novatos las carga el diablo y en esta ocasión la inexperta no ha caído en que el mensaje es el medio y que, por ello, cuidadín cuidadín con lo que parlem.

Dolors de cabeza a muchos y dolor de... a también otros muchos que conscientes de que la edad no perdona, cruzado un umbral de no retorno se ven obligados por la naturaleza a mayor dependencia de la química. Son cosas de la vida, sí, que el Estado del Bienestar tiene a bien considerar facilitando ocasión y mejor precio. Que en aras de una mejor gestión de la pela, Dolors quiera evitar males mayores a los mayores con males, es una mala decisión, pues si para algo sirve la pela es para evitar males a los mayores.

Pero hay más. El más ingenuo ciudadano podría preguntarse a cuento de qué viene ahora este asunto de la sanitaria, de cobrar más a los pensionistas que más cobran por sus medicinas ¿Quizá tenga que ver con una intención insana de desviar algún vergonzoso acontecimiento (Yak-42)? ¿No es suficiente con las primarias de Cifuentes? Parece que no, que hay que dar la nota, aportar algo, lo que sea, a un pretendido debate nacional que se vuelve provinciano y local, chusco y menesteroso como es el caso.

Cuando todos respirábamos con cierto alivio -no exento de temor- en la creencia de que Alfonso Alonso -antecesor de Dolors- había logrado borrar las huellas de Ana Mato y sus fragancias de violeta en Sanidad, regresa la fragancia -porque la sombra de Mato es alargada- de la incompetencia, la ignorancia en su estado más puro y duro, de la falta de formación e información a un departamento que, precisamente por llamarse -pero no tenerse- de Sanidad debiera estar vacunado contra este tipo de epidemias e infecciones políticas e intelectuales. Todo indica que la causa es la falta deliberada de sentido común, del que hace gala Dolors, un bien tan escaso en política convertido para la ocasión en sello personal, santo y seña de su identidad. Aunque tampoco debería extrañar demasiado: es la referencia del nivel de competencia que acredita el Gobierno, este Gobierno.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...