edición: 3074 , Lunes, 26 octubre 2020
14/09/2020
OBSERVATORIO DE TALENTO RELACIONAL

Cosas de la gestión

Julián Gutiérrez Conde
Gestionar no es algo banal. Se trata de realizar acciones para conseguir un fin deseado. Implica, por consiguiente, saber hacia dónde quiere uno dirigirse, tener conocimientos y tomar decisiones acertadas para avanzar por el camino. Mi primer jefe me dejó grabada una expresión que me ha resultado muy útil en la vida: “¿Si no sabes dónde vas, como vas a sacar el billete?”. Así dicho, parece algo cómico, pero no es fácil ni tenerlo claro a priori ni mantenerlo a lo largo del proceso. Los humanos tendemos a disiparnos.
Por lo referente a las decisiones, cualquiera puede tomarlas. Todos las tomamos cotidianamente; pero una cosa es tomar decisiones y otra es saber tomarlas, es decir, tomar las adecuadas.

Tener conocimiento, tampoco es garantía de que sean adecuadas, pues queda demostrado, pues todos tenemos experiencias, que personas con insignes currículos universitarios, son capaces de tomar decisiones a todas luces erróneas; y no tanto por falta de saber sino por deficit de cualificación en la gestión. Dicho de otro modo, se puede ser muy listo, intelectualmente hablando, y un zote en la gestión.

Por lo que se refiere a la gestión en el campo organizacional, es mucho más complejo que en el terreno individual, pues exige ser capaz de “identificarse” con la organización y movilizar personas, lo que conlleva una buena dosis de liderazgo. 

El Líder toma decisiones para su organización, y afecta a las personas, por lo que deben servir, no a sus propósitos sino al bien de las personas a las que afecta. Por eso el Liderazgo no es algo que se adquiera por un cargo sino por el reconocimiento de los subordinados. El rango de Líder, por mucho cargo que se tenga lo otorgan, o no, terceras personas. Eso es algo que desquicia sobremanera al “mandamás prepotente” que se considera a sí mismo “divino”.

El prepotente desquiciado pretende imponer sus decisiones ejercitando el Liderazgo por Empujón, obligando a las personas a seguir sus indicaciones. Es un “liderazgo” burdo y casuístico.

Algo más sofisticado y eficaz es el Liderazgo por Tracción del Líder que ejemplarizando, arrastra a los demás. Porque sin ejemplarización, el líder es alguien devaluado en sus convicciones.

Pero las organizaciones más maduras, exigen un Liderazgo Autopropulsor; lo que denominé Liderazgo por Impulsión en el libro que a este modelo dediqué. El Líder, quizá más en la sombra y menos estridente, pero no por eso menos reconocido, pues su labor consiste en crear un terreno abonado para que las personas puedan desarrollar sus mejores cualidades y capacidades aportándolas al comino y objetivo comunes. 

Es evidente que somos muy básicos y que aún estamos muy lejos de saber potenciar el Potencial Automotor que la energía de personas y organizaciones contiene. 

Son, cosas de la gestión.

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...