edición: 3073 , Viernes, 23 octubre 2020
23/09/2010
A Deutsche se le ‘atragantó’ la compra del Postbank y ayer anunció un 'profit warning'

Credit Suisse reduce su participación en Santander al 2,8% y luego le baja el precio

El desplome del banco alemán deja a la intemperie la fragilidad del sector en Europa
Juan José González

En los negocios, como en casi todo, es tan fácil confundirse como acertar, pero Credit Suisse esta en este caso más próximo a la segunda opción. A principios de agosto, el banco suizo aseguró de Royal Bank of Scotland que “corría riesgos ante una posible inflación de activos, a pesar de que su negocio no estratégico progresaba y sus ingresos por desinversiones le proporcionaban plusvalías”. La entidad suiza hizo entonces una lectura pesimista sobre los resultados de la británica y decidió cambiar su recomendación desde sobreponderar a neutral. Primó la prudencia y recomendó no perder de vista a RBS en el futuro, pues no se descartaban sorpresas. La cita recordatorio sobre el británico viene a propósito de dos hechos puntuales que parecen guardar cierto parangón con Banco Santander y, casualidades de la vida, también con Credit Suisse.

El primero de ellos esta relacionado con la estrategia de la entidad suiza, muy activa en los últimos meses deshaciendo posiciones en el mercado español, donde de forma constante viene reduciendo su participación en Banco Santander –y también en BBVA-. La actividad fue particularmente dinámica a finales del mes de abril, momento en el que el suizo tomó la decisión de reducir su participación en Santander desde el 3,779% hasta el 2,879%. Se realizaron las ventas mediante operaciones de mercado por un total de 74 millones de acciones por un precio aproximado de 738 millones de euros, de los cuales se apuntaron una sustanciosa plusvalía.

En Credit Suisse se justificó el movimiento de reducción de las participaciones como una cuestión de mercado, sencillamente por el ‘efecto Grecia’ y rumores de todo tipo respecto al destino de la economía española en el muy corto plazo. Las ventas de Credit Suisse provocaron en esos días una fuerte corrección en las acciones de Santander y, por tanto, del Ibex 35. Las del banco llegaron a cambiarse por 8,61 euros mientras el selectivo cedía un 5,4%.

La situación presenta cierta analogía con la coyuntura actual, lo que sucede es que, en vez de haber reducido su participación Credit Suisse –que como se apuntó ya lo había hecho en abril- en esta ocasión es el anuncio del 'profit warning' de Deutsche Bank el que precipita la caída del banco –ayer la acción de Santander cerró en 9,463 euros, una caída del 2,85%-. Estos desplomes en el sector bancario europeo, provocados por la caída del Deutsche Bank han propiciado que se planteen varias hipótesis sobre situaciones similares de profit warning en otras entidades, caso de Banco Santander.

Sin embargo, sucede en esta ocasión que además de la influencia de la crisis puntual del Deutsche Bank, que no sólo arrastra al Santander sino al sector bancario en su mayor parte, Credit Suisse había comenzado la jornada con una mala recomendación para el banco español, en el que todavía sigue conservando un 2,8% de su capital, pero que según algunos operadores de mercado podría llegar en breve a situarse por debajo del 2%. Llama la atención ese movimiento de Credit Suisse sobre el Santander, vendiendo primero y bajando la recomendación después, ayer.

Los movimientos de Credit Suisse son ahora interpretados en diversas sedes de fondos de inversión y pensiones, empresas financieras y grandes inversores de distinta forma, pero los dos últimos acontecimientos del banco conocidos por el mercado, como el posible aplazamiento de la salida a bolsa, prevista para este otoño, de en torno al 25% de Abbey y Alliance&Leicester, su negocio en Reino Unido, ha dejado al descubierto más que las prisas, las necesidades de liquidez del banco, puesto que se da por seguro que el retraso responde a la dificultad de obtener por dicha colocación los 20.000 millones de libras planeados. Y ante el posible fracaso en el objetivo, hipótesis manejada en la entidad, mejor será retrasar los planes hasta la primavera.

Pero con medio mundo sospechando ¿qué le pasa al Santander? y el otro medio esperando con avidez las cuentas de Santander, no vayan a ser como las de Deutsche, al que se le atragantó una compra –el Postbank- comienza a haber expectación y temor a lo que pueda comunicar el banco.

Deutsche Bank, uno de los 14 bancos germanos que se sometió a las pruebas de solvencia, fue también uno de los seis que no proporcionaron información sobre su cartera de deuda soberana, situación que vino a confirmar que la entidad escondía, en realidad, algún problema de cierta profundidad. Para el mercado se trata de debilidades no reconocidas y, por tanto, de claras amenazas hacia la credibilidad de sus cuentas.

Al final del proceso, Basilea III obliga al banco a realizar una ampliación de capital por 10.200 millones de euros y a comunicar de forma inmediata –reconocer la realidad- que el beneficio para el tercer trimestre se situará significativamente por debajo del mismo período que el año antes, incluso sin contar con la adquisición del Postbank. Lo que fue interpretado automáticamente como un 'profit warning'.

El banco español, aparentemente, no parece tener los mismos problemas que RBS, ni probablemente los de Deutsche Bank, pero en el mercado de capitales se conocen algunas debilidades que el primer banco español esta dejando al aire libre como puede ser una reducción en la rentabilidad esperada del grupo en Brasil. Así que Brasil, más Reino Unido, más salida de Credit Suisse y posterior rebaja del valor del banco, dan mucho de sí para numerosas hipótesis.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...