edición: 2325 , Miércoles, 18 octubre 2017
03/06/2016
OBSERVATORIO TALENTO RELACIONAL

Creerse alguien

Julián Gutiérrez Conde
Impresiona la cantidad de “estiraos” que caminan por este mundo. Se les puede ver con su nariz apuntando al cielo para darse importancia. Con frecuencia me pregunto al observarlos, cuánto habrán ensayado esa postura para caminar por la vida sin pisar ninguna “caca de perro”. Hay que reconocer que para eso, “el engolado” debe de tener una habilidad innata y muy especial.
¡Qué maravillosa figura pasea “el que se cree alguien”. ¡Qué garbo torero!; que se decía antes de ser esta una profesión maldita.

¿Qué me dicen de ese “espíritu displicente” que derrochan?. La de horas que les habrá llevado de ensayo demostrar lo que se quieren  y admiran a sí mismos. Se quieren y admiran tanto que no tienen ojos para nadie más.

¡Y cómo va esparciendo su displicencia!. Sólo abre la boca para hablar de sí y ordenar. ¡Que bien se le da eso del “ordeno y mando”. ¿Se imaginan que hubiera repartido algo de ese esfuerzo en escuchar?. Pero eso es pedir un imposible porque don “yomeadmiro” va sólo a lo suyo.

El “Donyomecreoalguien” en la empresa y en general en las relaciones es incapaz de construir acuerdos. Sólo sabe tratar con sumisos. Ya su sola estampa distancia a quienes pueden aportar o sugerir algo.

“Donalguien” tiene razón de ser sólo porque lo pone en su tarjeta, que porta siempre por delante de sí. ¡Ay, si la pudiera llevar colgada de la pechera para que todos supieran quien es! Suele llevar corifeos que anuncian su paso. Que advierten de la presencia de “Donalguien” cuando pasean por su Corporación o Institución del estado. Spn los “Donalguien con coro y palio”

“Creersealguien” reduce a cero la empatía y distancia de las personas. Pero ¿para qué quiere a las personas teniéndose a sí mismo y su tarjetón?. Sin embargo le gusta tener a su alrededor moscones escuchantes que cantan loores a sus palabras.

Ya sé que no me harán caso pero a pesar de todo quiero dejarles algunos consejos u advertencias, aunque les pido disculpas anticipadas por ello.

a.- Cuanto más alto estés, más gente te rodea, lo cual no quiere decir que tengas más amigos.

b.- Todo lo que sube, tiene espacio para bajar.

c.- Cuanto más alto estés más riesgo tienes de ser despedido, no por hacer las cosas bien o mal, sino porque sople “un cambio en el sentido del viento”. El de la Fortuna que asciende es sustituido por el de la Mala Suerte que degrada.

d.- Quien fue “alto cargo” no tiene prácticamente acceso a otras posiciones inferiores. Nadie le quiere para ellas porque intuye que no le motivarán. Y las de arriba ya están ocupadas.

e.- Les sugeriría a los “donyomecreoalguien” que cuando estén arriba piensen en crearse su segunda profesión. Porque la primera puede no ser eterna.

Qué pena me da pensar en la cara que pondrá “donyomecreoalguien” cuando un día al mirarse al espejo descubra quién es en realidad.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...