edición: 2594 , Martes, 13 noviembre 2018
06/11/2015
A la caza del mercado de VW

Las automovilísticas europeas y asiáticas revisan al alza ventas y beneficios

Renault, Mercedes y Toyota ganarán lo que pierde (y pierda) la alemana, por el momento ya valen más en Bolsa
Juan José González
La demanda de los modelos diésel que ya no vaya a Volkswagen, Seat y Skoda, tendrá que ir a algún sitio. En Europa lo saben bien en Daimler (Mercedes) BMW, Renault, Peugeot y Citröen. También esperan con los brazos abiertos las marcas asiáticas, las niponas Honda y Toyota, Nissan o Subaru. Las cifras de ventas ya comienzan a reflejar algunos cambios y las previsiones y tendencias de compras para los próximos meses son muy claras al respecto: entre un 20% y un 40% de los compradores elegirá otra marca a raíz del fiasco de la firma germana. En el mercado bursátil, los inversores penalizan la cotización de Volkswagen (un 45,8% menos) y aumentan posiciones sus competidores, los fabricantes europeos y asiáticos. Pero son Renault, Mercedes y Toyota los principales candidatos a ocupar el mercado que perderá VW. Al menos, eso piensan los tres beneficiarios, que ya han revisado sus proyecciones de resultados para los dos próximos años. Y los inversores opinan lo mismo.
La pelea por las ventas y la cuota de mercado que vaya perdiendo VW en los próximos meses, se desarrollará, básicamente, en el segmento de los turismos equipados con motores diésel. En este apartado hay que tener en cuenta que ese carburante está altamente restringido en China (lo que equivale a un no mercado) por sus efectos altamente contaminantes. En otro mercado asiático, Japón, el motor diésel es tan marginal como insignificantes son sus ventas, que no alcanza ni al 1%. Y todo ello sin considerar que algunos fabricantes del continente -Lexus- no comercializan motorizaciones diésel.

En cualquier caso, el fraude de la firma alemana no ha evitado que las ventas de los automóviles con motor diésel siguieran en aumento para el resto de los competidores europeos y en menor medida para los asiáticos. Lo más interesante de la crisis de VW para el sector es que se han abierto debates cerrados y animado otros que permanecían en la nevera. Es el debate industrial sobre la presión regulatoria sobre los constructores como también el otro debate respecto a la permanencia o supervivencia futura de la tecnología diésel.

Hay que tener en cuenta que las ventas de vehículos diésel en Europa han evolucionado desde un 20% del mercado del continente hace 20 años a nada menos que el 59% del pasado año. Es un comportamiento de los consumidores muy en línea con las políticas de ajustes y ahorros aplicadas en Europa, debido a que se trata de motores de menor consumo frente a los de gasolina, lo que les ha hecho ganar en popularidad a lo largo de estos últimos siete años.

Tampoco hay que olvidar, si no más bien todo lo contrario, que el sector del automóvil da empleo en Europa a cerca de 13 millones de personas y, por supuesto, las ingentes inversiones que tienen asignados unos plazos de amortización de muy largo plazo. Al final, el consumidor, el comprador de los coches, es decir, la demanda, va a comprar con criterios de ahorro (consumo) precio (economía) eficiencia, fiabilidad y demás, dejando a un lado la ecología, el medio ambiente, la sostenibilidad, etc.

Volkswagen ha caído con fuerza en ventas y en reservas y en capitalización se ha hundido en Bolsa en lo que va de año un 45,8% cuando aspiraba a ser líder del mercado. BMW ha ganado (o recogido) un 10% de capitalización y el resto de las teóricamente receptoras de los daños del fraude en VW, también han subido sus valoraciones, tanto en el mercado como en los resultados: Renault, Daimler, Toyota y Honda ya lo pueden medir (y contar).

De cara al futuro, las estimaciones confirman un incremento de los resultados: en el caso de Daimler (fabricante de Mercedes) un 60% más para los ejercicios 2016 y 2017; Renault un 61% también en los próximos dos años, mientras Toyota estima un beneficio neto en esos dos ejercicios en el entorno del 30%. Y así, mientras Volkswagen revisa (y revisará) cientos de miles de sus motores, Renault, Mercedes y Toyota ya han revisado ventas, beneficios y rentabilidad de los dividendos para el futuro. Por supuesto, todo y todos al alza.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...