edición: 2975 , Miércoles, 27 mayo 2020
27/02/2013

Cristiano toma el Camp Nou y echa al Barça de la Copa

Antonio Cubero
Un Real Madrid sin fisuras defensivas, contragolpes letales y un Cristiano Ronaldo supremo se mete en la final de la Copa del Rey tras superar con claridad y merecimiento (1-3) a un Barcelona desdibujado, abandonado por Messi, con la brújula de su mejor fútbol perdida y aún no recuperado del varapalo sufrido en la Liga de Campeones ante el Milan. El equipo madridista sale reforzado del Camp Nou de cara al partido de vuelta ante el Manchester United con la obligación de tener que remontar en Old Trafford el 1-1 de la ida en el Santiago Bernabéu para el pase a cuartos de final de la Champions. El Madrid y el Barça volverán a encontrarse el próximo sábado en duelo de Liga.

Tras un buen arranque del Barça, con dos claras ocasiones de gol, el Madrid pasó a conducir el choque a su gusto y controlar a su gusto a los barcelonistas, esperando su momento para batir a Pinto. El primer gol llegó en el minuto 12, en una contra de Cristiano Ronaldo que fue derribado por Piqué en el área. El portugués materializó el penalti e hizo el segundo en el minuto 57, tras culminar otro contragolpe, esta vez de Di María. El joven central Varane culminó la goleada y su gran eliminatoria con otro espectacular remate de cabeza. El lateral Jordi Alba maquilló la derrota de su equipo con un tanto a un minuto para el final.

Victoria apabullante de las que hacen pupa del Madrid que se vuelve a convertir en amo y señor del Camp Nou tras un encuentro completo. José Mourinho superó a su colega Jordi Roura aupado tácticamente sobre el césped por unos jugadores abanderados por el insaciable Ronaldo, que terminó la contienda igual de rápido y contundente como la empezó. Su trabajo resultó vital para facilitar la labor de sus compañeros a la hora de encarar a la defensa azulgrana. El portugués fue el hombre del partido y del coliseo blaugrana en el que ha dejado siete goles en sus últimas seis visitas.

Por su parte, Leo Messi peregrinaba con más pena que gloria sin convertirse en el salvador de otras veces de un Barça sin luces, que da síntomas alarmantes de cansancio física y mentalmente. No corre, no encuentra el balón y cuando lo tiene en su poder su fútbol es lento y al pie, lo que le convierte en un equipo previsible. Es un Barça cuya columna vertebral puede dejar negativamente su huella en La Roja de Vicente del Bosque si no sufre una pronta y deseada recuperación antes de que lleguen los choques de clasificación para el Mundial ante Finlandia y Francia.

Fue quizás la noche más completa del Madrid esta temporada. Una copia del equipo que arrasó en la pasada campaña con sus récord. Mourinho prefirió seguir fuel a su libreto sacrificando al renacido Kaká para seguir confiando en Di María, que en los últimos partidos también había sido señalado por el dedo acusador del entrenador por su bajo rendimiento. La apuesta le salió bien. El Fideo fue de menos a más para cuajar un  gran partido con su velocidad y entrega en ayuda del equipo para la victoria.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...