Crítica generalizada al Gobierno tras conocerse que el dinero
edición: 2532 , Miércoles, 15 agosto 2018
16/04/2015
40.000 millones de euros

Crítica generalizada al Gobierno tras conocerse que el dinero destinado al rescate financiero no se recuperará

Los internautas siguen censurando que el Ejecutivo haya empleado dinero público para salvar al sector “culpable de la crisis”
ICNr
Hay titulares que se convierten rápidamente en foco de comentarios y críticas. Ayer la prensa dejó uno de ellos, en relación con el rescate bancario y el dinero público invertido en la reestructuración del sector financiero: el Estado da por perdidos a día de hoy unos 40.000 millones de euros de las ayudas públicas inyectadas al sector en los últimos años, y el origen de este dato no es otro que unas declaraciones del subgobernador del Banco de España y presidente del Frob, Fernando Restoy. Según avanzó ayer, las minusvalías existentes para el erario en la actualidad ascienden a esa cifra, que representa más del 70 por ciento del total. Restoy, a petición de varios parlamentarios, resumió la situación actual de la recuperación del dinero destinado al saneamiento de las entidades.
En concreto, el número dos del organismo supervisor señaló que el Frob ha desembolsado un total de 56.181 millones incluyendo las garantías dadas en los procesos de desinversión de Catalunya Banc, Banco de Valencia, Novagalicia y Ceiss. Así, hasta la fecha se han recuperado 1.884 millones de euros con Banca Cívica, Liberbank y Novagalicia. A esta suma, según recogió la prensa económica, habría que añadir los 3.092 millones que el fondo de rescate espera ingresar en el corto y medio plazo, además del valor estimado de la participación en Bankia a través de BFA (63 por ciento) y BMN (65 por ciento), que alcanza 10.856 millones en conjunto.

Eso sí, la factura final de la reestructuración financiera para el Estado dependerá en gran medida de la venta de Bankia. De hecho, según los cálculos expresados ayer por Restoy en el Congreso -durante su última comparecencia como presidente del Frob-, se incluyen los 1.300 millones conseguidos con la desinversión llevada a cabo el año pasado en Bankia del 7,5 por ciento, que se ha registrado en el holding BFA, pero que aún no se ha trasladado a las cuentas del organismo público.

Según las cifras de que dispone el subgobernador, las pérdidas para el Estado ascienden en la actualidad a 40.300 millones, y de esta cantidad, más de 11.700 millones corresponden a CatalunyaCaixa. Restoy detalló que la venta de su negocio bancario a BBVA y de la cartera de créditos hipotecarios al fondo Blackstone, que se cerrará en los próximos días, generarán un valor positivo neto al grupo catalán de 328 millones, teniendo en cuenta las garantías. La cifra contrasta, y mucho, con las ayudas de 12.052 millones inyectadas en la entidad en tres ocasiones para su saneamiento.

Sobre Bankia, la prensa también destacó ayer que la entidad está perdiendo el 85 por ciento de las demandas judiciales presentadas por los inversores en relación con su salida a bolsa, debido al uso de cuentas falseadas para llevar a cabo tal operación. El presidente del Frob, Fernando Restoy, indicó sobre este punto que hasta la fecha se habían contabilizado 2.424 denuncias ante los tribunales relacionadas con la OPV, lo que se traduce, en total, con un montante reclamado de 70 millones de euros. Bankia y BFA han provisionado 780 millones para hacer frente a estas contingencias contra los resultados del ejercicio pasado.

MILLONES DE EUROS MAL EMPLEADOS

La opinión pública, por su parte, lleva años anunciando lo que podía ocurrir y no se mostró sorprendida por el hecho de que el Estado español –es decir, los contribuyentes- vayan a perder el dinero empleado en el rescate bancario. Se tenía claro desde un principio que así sucedería, por lo que noticias como la de ayer no hacen sino confirmar lo inevitable. Eso sí, lo previsible del anuncio de ayer no significa que ello cause menos indignación. La opinión pública ha venido expresando desde el principio su total oposición a la inyección de dinero público para salvar a la banca, sobre todo porque es precisamente este sector al que más se culpa de la crisis.

Del mismo modo, los lectores son conscientes de que los millones de euros dedicados a las entidades financieras hubieran solucionado ‘la papeleta’ a muchísimas familias, asfixiadas por deudas que, en comparación con la de la banca, resultan ‘migajas’. No se perdió tampoco la oportunidad de recordar cómo el Gobierno dejó pasar la oportunidad de pedir a la banca ciertas concesiones a sus clientes a cambio del rescate, por ejemplo, en materia de vivienda, ejecuciones hipotecarias y deudas en general. Para muchos, ello es un claro síntoma de cómo a los distintos Ejecutivos no les ha importado el bienestar de los ciudadanos, sino el cuidado de ciertos sectores sobreprotegidos que parecen primar sobre la defensa de los derechos más básicos.

En cualquier caso, se criticó duramente el “regalazo” que el Gobierno ha hecho a los ciudadanos para “rescatar a los auténticos ladrones, que estafaron a la gente mayor y sin estudios, que concedieron mas hipotecas de la que podían por su ansia de tener mas dinero y que metieron a los cargos políticos como consejeros para devolver favores pasados”, tal y como resumió un lector. Los desmanes del sector salieron a relucir en gran parte de los comentarios, y se quiso dejar claro que carece de sentido que, “en una democracia, un Gobierno prefiera rescatar a los bancos en lugar de ayudar al pueblo”. Una práctica tal, aseguró un internauta, es precisamente lo que ha llevado a condenar al Gobierno a “la desaparición”. “¿El PP lo sabe? Ya se enterarán pronto si no lo saben”.

Y es que, para los ciudadanos, “esto es simple y llanamente una estafa a los contribuyentes” cuando éstos “tienen que pagar en impuestos 40.000 millones de euros con el esfuerzo de su trabajo”. Es triste, en definitiva, ver “qué fácil se lo llevan” y hasta qué punto se emplea ese dinero para fines dudosamente aprobados por la opinión pública, que es, al fin y al cabo, la que debería decidir qué destino se da al dinero. Nadie votaría, comentan los lectores, a favor de entregar sus ahorros a fondo perdido a la banca, sobre todo cuando ésta no ha condonado deuda alguna a las familias más perjudicadas por la crisis. “Tranquilos, que cuando el Estado dice 40.000 mil es que son 100.000, y yo si no puedo pagar un mes el autónomo o los impuestos para mantener en España empresas que no valen para nada porque no nos tienen en consideración, pues nos embargan”, criticó un lector.¿A santo de qué el Gobierno perdona la deuda a los bancos? A mí el banco no me perdona nada”, resumió otro.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...