edición: 2679 , Martes, 19 marzo 2019
11/02/2014
Un 4,6 por ciento más de paro

Críticas a la reforma laboral en su segundo aniversario

La opinión pública hace balance de una de las normas más impopulares de la legislatura y denuncia que el Gobierno legisla para los lobbies
ICNr

La reforma laboral cumple dos años y, con ocasión de su nuevo aniversario, son muchos los medios que recogieron ayer balances sobre su aplicación durante ese tiempo. La cita sirvió como excusa perfecta a los internautas para volver a mostrar su descontento con la norma, un texto que, a su juicio, sólo ha servido para hacer crecer el número de parados. Tal y como resumió un lector, `la reforma laboral es a la empresa como el rescate bancario a los bancos; ambas se hicieron para beneficiar a esos dos sectores´. Y es que una ley que `facilita y abarata el despido, solo sirve para una cosa, que es despedir´.

Algunas entidades, como la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), han aprovechado la fecha para publicar cifras sobre el estado del mercado laboral, cuyo resultado es, en palabras de la fundación, `poco alentador´. Al contrario, el Gobierno asegura que es ahora cuando comenzarán a notarse con mayor intensidad los efectos de esta norma en el mercado laboral, ya que la economía española está empezando a remontar el vuelo. Y es que donde los ciudadanos ven sólo `flexibilidad´ a la hora de reducir a miembros de la plantilla, el Ejecutivo ve nuevas opciones para que contratar sea menos costoso para el empresario. Por esa regla de tres, cuando despegue la economía, la contratación lo hará en mayor -y mejor-  medida que antes.

El Gobierno se apoya, en este sentido, en que el contexto económico en el que se aprobó la reforma laboral `no es el actual´. Al finalizar 2011, poco antes de la entrada en vigor de la reforma laboral, la economía española acababa de entrar en recesión y mostraba caídas del PIB del 0,4 por ciento en términos trimestrales y del 0,6 por ciento en valores interanuales. Dos años después, la economía española ha retornado a tasas positivas trimestrales, con un crecimiento del 0,3 por ciento, aunque sigue en tasas interanuales negativas (-0,1 por ciento), por lo que se aventura un cambio de tendencia que, para los lectores, aún tiene que confirmarse y tardará mucho en hacerse notar.

Pero por ahora no hay datos en que apoyarse para defender ese pretendido efecto de la reforma. La realidad es que, a cierre de enero de 2012, pocos días antes de que la reforma laboral iniciara su andadura, había 4.599.829 desempleados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo. Dos años después, los registros del antiguo Inem contabilizan nada menos que 4.814.435 parados, es decir, 214.606 parados más (4,6 por ciento por encima de aquella cifra). No ayuda el contexto económico y la mala racha en que se han desenvuelto las empresas, o el cierre de muchas de ellas, especialmente cuando de pequeños negocios se refiere. En resumidas cuentas, la norma, hasta ahora, ha servido para abaratar al empresario el cierre o la reestructuración de su negocio, aunque ello, critican los lectores, supone apostar por éste en lugar de por la masa trabajadora.

Tampoco han mejorado las cifras cuando se trata de afiliados medios a la Seguridad Social: este indicador se ha reducido en 769.627 personas, un 4,5 por ciento, hasta situarse en 16.176.610 cotizantes al finalizar enero de 2014. A ello se suma la estampida de inmigrantes: el número de afiliados extranjeros se ha reducido en este periodo en 175.365 cotizantes (-10,4 por ciento), lo que ha situado el total de inmigrantes inscritos en la Seguridad Social en 1.514.821 afiliados, su cifra más baja en años.

La situación tampoco mejora en materia salarial: donde el Ejecutivo observa un impacto positivo de la reforma laboral, se aprecia una moderación notable de los sueldos pactados en convenio durante los dos últimos años. Así, mientras que 2011 se cerró con una subida salarial media del 1,98 por cinto, en 2013 los salarios han crecido una media del 0,57 por ciento. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, por su parte, asegura que el actual ajuste salarial que están aplicando las empresas españolas sólo puede ser coyuntural, y avisa de que implantar a largo plazo un modelo de sueldos bajos sólo llevaría al fracaso económico.

UNA REFORMA `A LA MEDIDA DEL EMPRESARIO´

Los lectores, al menos por el momento, se centran más en los efectos perversos de la reforma que en las supuestas bonanzas que `vende´ el Ejecutivo. Se habla, en este contexto, de cómo la reforma laboral ha sido una norma creada por y para el sector empresarial, a su medida y para su protección, dejando a un lado, con la `excusa´ de la flexibilidad, muchos de los derechos adquiridos por los trabajadores. Los internautas hacen referencia también a los lobbies para los que `Gobiernan los políticos´, entre ellos el de las grandes empresas, que son las que, para muchos lectores, más se han valido de las `rebajas´ en los expedientes de regulación de empleo.

Ocurre algo similar a lo sucedido con los `rescates bancarios´, en el sentido de que, en última instancia, son los ciudadanos comunes y corrientes los que acaban pagando las consecuencias de una situación que no han provocado. `Las cajas han saneado sus cuentas y se han repartido cantidades obscenas en forma de sueldos e indemnizaciones; las empresas han ajustado sus plantillas por debajo del mínimo y así obtener muchos más beneficios empresariales por los que pagan una miseria en comparación con el IRPF/IVA que pagan las clases medias y bajas. Así que no sigan insultándonos diciendo que gobiernan para la mayoría, porque lo de esta estafa financiero política no tiene nombre´, sentenció un lector.

Y es que, tal y como recordó la opinión pública, `hay familias que están en la pobreza y en la miseria y, en general, nos han dejado sin derechos sociales, laborales y sin prestaciones de todo tipo´, en referencia a partidas como `sanidad, educación, desempleo, pensiones, etc.´ `El dinero, del que tanto se les llena la boca con que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, ni se ha creado ni destruido; simplemente ha cambiado de bolsillo, y ahora está todo en los bancos y las grandes empresas y, por supuesto, en manos de la casta política, que vive de forma holgada´.

Los internautas también recordaron que lo nefasto de la reforma laboral no es nuevo. `¿Cuándo una sola reforma laboral de las tantas que se han hecho ha favorecido a los trabajadores? ¡Ninguna! y esta no iba a ser menos. Las reformas siempre han servido para beneficiar a los empresarios ¿Por qué en lugar de una reforma laboral no hacen una reforma empresarial?´, sentenció un lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...