edición: 2702 , Martes, 23 abril 2019
19/09/2012
Comienzan a despejarse incógnitas sobre el banco malo

Críticas al Gobierno por optar por un descuento mínimo en la valoración de los activos tóxicos

Se acusa a Rajoy de querer perpetuar la burbuja inmobiliaria con dinero público
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno
ICNr

La valoración de los activos tóxicos que pasarán a manos del banco malo sigue siendo una incógnita, pero las noticias que abordan la cuestión comienzan a ser cada vez más pesimistas. Si hace unos días se aseguraba que la reunión mantenida entre Economía y el sector dio como fruto la voluntad mutua de rebajar duramente el valor de los activos, ahora la versión cambia y, según recogió la prensa económica, esa valoración estará en torno a la fijada en los test de estrés realizados el pasado mes de junio por Oliver Wyman al conjunto del sector. Es decir, los descuentos seran mínimos, tal y como sospechaba una opinión pública cada vez más escéptica sobre cualquier medida que pueda favorecer la caída de los precios de la vivienda.

La consecuencia directa de valorar los activos de tal modo es que su importe sea muy similar al contabilizado en los balances de las entidades después de las provisiones que exigen los reales decretos: dotaciones para la vivienda  terminada del 35 por ciento, del 65 por ciento para los pisos en construcción  y de hasta el 80 por ciento para el suelo. Así, siguiendo el informe elaborado por Oliver Wyman, se prevé un descenso del precio de la vivenda durante los próximos tres años de en torno al 10 por ciento y para el suelo de algo más del 40 por ciento, cifras que se añadirán al recorte del 30 por ciento que acumula el sector desde máximos. En todo caso, habrá que esperar hasta conocer los resultados definitivos de los test de estrés individuales, que se revelarán el 28 de septiembre., pero lo que parece claro es que ls previsions sobre los nuevos ajustes son muy conservadoras. 

Pero, además, empiezan a revelarse algunos detalles sobre qué activos en concreto podrán colocarse al banco malo. Se incluirán pisos, suelo y alquileres de las entidades que sean ayudadas, además de los créditos deteriorados (es decir, los correspondientes a morosos o con riesgo de impago) al sector promotor. La idea es que sólo las entidades nacionalizadas y las que reciban ayuda europea puedan vender estos activos al banco malo, aunque también se prevé, según la prensa económica, que los grupos saneados y los fondos de inversion inmobiliaria puedan puedan cederlos a cambio de una participación en el accionariado o de bonos que se emitan para su financiación. 

Se incentivará así la compra de títulos del banco malo, algo necesario teniendo en cuenta que el objetivo es que más del 50 por ciento de la entidad se encuentre en manos privadas. Además, los activos que asuma el banco malo se podrán vender en un plazo de 15 años, y su comercialización de llevará a cabo desde las propias entidades vendedoras. 

LOS PRECIOS `TIENEN QUE BAJAR´

Las novedades recogidas por la prensa sentaron mal entre la opinion pública, y ello porque, a juicio de muchos lectores, el precio de la vivienda `tiene que bajar´ obligatoriamente para que vuelva a activarse la compra. `Vano intento si las cajas y los bancos esperan que los pisitos conserven el valor contable reconocido (que no valor de mercado)´ aseguró un lector, que concluyó también que el precio de los pisos tiene que bajar `sí o sí, porque en este momento ni la solvencia del Estado está asegurada, y menos aún la de las familias´. En este caso, `ni con el dinero del contribuyente se va a salvar al sector´, seguró un lector. 

Precisamente el uso de dinero público para solucionar problemas privados fue una de las grandes quejas de los internautas, y el hecho de que la valoración de los inmuebles y el suelo tóxicos no se lleve a cabo a la baja podría traducirse, según algunos lectores, en que España acabe como Irlanda, con derribos de casas incluidos, y con unas enormes pérdidas provocadas por una valoración demasiado optimista que, en la práctica, no se cumplirá. Los lectores aseguraron que se está `metiendo al pueblo la estafa con calzador´ y que resulta tremendamente injusto que sean los ciudadanos quienes tengan que pagar por la mala gestión de los bancos, máxime cuando incluso ahora no existe voluntad alguna de hacer las cosas bien, es decir, a favor de la ciudadanía. `El banco malo es un burla y una estafa al pueblo para tapar doblemente la mala gestión de los políticos´, resumió un lector.  

Se acusó, en definitiva, a los `liberales del PP´ de optar por invertenir en los precios para que no caiga el mercado de la vivienda, y para que `no tengan que provisionar más los bancos´. La conclusion es que `la diferencia entre el precio de compra y el de mercado la van a pagar los españoles´, algo que confirma que la polítia nacional no es más que el reflejo de una `cloaca corrupta´. Mientras, el resultado es que `la diferencia entre lo que valen realmente los inmuebles y el suelo en el mercado y lo que se le paga a los bancos por sus activos inmobiliarios para el banco malo, la pagamos los contribuyentes´, algo ilógico si se tiene en cuenta que, tal y como aseguró un lector, `los bancos fueron unos de los promotores del descalabro que estamos viviendo´.

La opinion pública se atrevió incluso a tasar la bajada de precios en el sector de la vivienda que debería producirse para volver a la normalidad. Así, según informes de la UE, los precios de la vivienda `casi se triplicaron entre 1998 y 2007, con lo que ahora deben de ajustarse a un tercio del valor pico de 2007 o lo que es lo mismo, un -66 por ciento, y no un -30 por ciento, como calcula el Gobierno´. Ese 33 por ciento restante `nos lo comeremos vía impuestos y recortes

si los planes de este Gobierno se llevan a cabo con el beneplácito de gran parte de la ciudadanía, porque creen que la vivienda es una buena inversión´, apuntó un internauta. 

La única finalidad del Gobierno, en esta línea, es `evitar que caigan constructores y promotores´, inventando para ello un banco malo, para que sigan `estando forrados y no pinchar la burbuja inmobiliaria´.
`¿Y quién va a pagar el pato?´ Los internautas lo tienen claro: `el ciudadano de a pie´. Así, en `un país con 6 millones de parados, se nos dice abiertamente que no tenemos future porque los que se hicieron de oro en la burbuja van a seguir haciéndolo´.

Es la única forma de entender que se compren activos con mínimos descuentos. `Si son con minimos descuentos, ¿para que los compra?

¿Para que los contribuyentes nos comamos el marrón y punto?´, criticó un lector.

En la misma línea, también se aseguró que Oliver Wyman `sólo dice lo que su cliente, el Gobierno, quiere que diga´. `Cuando se demuestre que

sus previsiones no son ciertas, se escudarán en la crisis y las variables ocultas´, aseguró un lector. En todo caso, queda cierta `esperanza´ en el futuro: `Dentro de poquito, cuando nos intervengan, obligarán a sacar toda la basura ladrillera a precio de saldo .

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...