edición: 2348 , Martes, 21 noviembre 2017
17/06/2013
Acusan al partido de `echar balones fuera´

Críticas al PP por exigir a la banca que fluya el crédito sin haber obligado al sector a hacerlo

Los ciudadanos consideran que se ha perdido una oportunidad muy valiosa de reflotar la economía real y censuran que el PP no atara en corto a la banca a cambio del rescate
ICNr

El problema de la sequía de crédito adquiere desde hace días una nueva dimensión: el debate ya no se encuentra sólo en qué puede hacer –y qué no ha hecho-  el Gobierno o la banca durante los últimos años para permitir la supervivencia del tejido empresarial, sino también en qué responsabilidad le toca a Europa y, en concreto, al Banco Central Europeo (BCE). Los miembros del Ejecutivo comienzan a mentar al presidente del banco del euro para escurrir el bulto de sus culpas y exigir a Europa soluciones para este problema. Sin embargo, la opinión pública tiene igual de claro que siempre que ha sido el Gobierno el que no ha sabido o no ha querido jugar sus cartas con el sector financiero. Ni se han pedido condiciones en este sentido a cambio del rescate bancario, ni es cierto que todo paquete de ayuda vaya destinado a salvar la economía real, por mucho que se trate del discurso oficial. 

Ayer el ministro de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria, añadió leña al fuego tras afirmar que, tras el memorando negociado por el Gobierno en la UE para conseguir préstamos para que sanearan sus balances los bancos, estos ahora `tienen la sagrada obligación´ de dar créditos a las empresas. No aclaró, sin embargo, por qué el Ejecutivo no exigió esa condición a la hora de apoyar el salvavidas bancario, ni por qué hasta hace poco no se ha pedido abiertamente al sector que cumpla con sus funciones en materia de crédito. Soria, en la clausura de la convención regional de cargos del PP en Canarias que se celebró en Las Palmas de Gran Canaria, señaló también que los bancos tienen que conceder préstamos porque `esta es la función que las entidades financieras tienen en una economía de mercado´.

El ministro y presidente del PP en Canarias subrayó que `todos estamos haciendo un enorme esfuerzo en la sociedad para sentar las bases para un nuevo periodo de recuperación del consumo, de las exportaciones y de la inversión´, y por ello solicitó al conjunto de las entidades financieras que `velen por cumplir la sagrada función que tienen de canalizar crédito hacia las empresas, fundamentalmente las que constituyen el grueso de la actividad española, las pymes´. En definitiva, insistió durante su intervención en que no puede haber recuperación si las entidades financieras no conceden préstamos a las pymes y, en esta línea, fue más allá al asegurar que desde el Banco Europeo de Inversiones también se deben canalizar más recursos a las pymes.

En concreto, el Instituto de Crédito Oficial otorga a las pymes 30.000 millones en créditos, mientras que el Banco Europeo de Inversiones destina 12.000 millones, por lo que entiende que puede hacer `mucho más´. También hubo palabras para augurar cuándo comenzará la recuperación en Eapaña. Soria se mostró convencido de que existen alguna señales positivas que permiten decir que `estamos al final del túnel´ y que 2014 será por fin el año de la recuperación y de la creación de empleo, de manera que se puedan dejar atrás los seis años de recesión. `Hoy se confía más en España´, pese a que el desempleo afecte a 6,2 millones de personas y a que no fluya el crédito y el consumo esté debilitado, aseguró. El país, por tanto, `está en el camino correcto de las reformas y la recuperación´.

El dicurso de Soria fue idéntico al protagonizado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tan sólo un día antes, cuando instó a la banca a que `haga un esfuerzo´ por facilitar préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), y prometió dar `la batalla del crédito´ para facilitar financiación a las pymes. Rajoy insistió en que el BCE debería dar préstamos baratos a las entidades financieras para que éstas, a su vez, puedan otorgar créditos en condiciones favorables a las pymes.

OPORTUNIDAD PERDIDA

Los ciudadanos hablaron de un nuevo discurso por parte del PP con el que el partido trata de escurrir el bulto y culpar a otros de los problemas provocados por la propia ineficacia del Gobierno. A su juicio, es el propio Ejecutivo el que tenía en su mano la oportunidad de atar en corto a la banca y pedir requisitos determinados al sector a cambio de su apoyo al rescate. Corresponde también al Gobierno instar la regulación necesaria para que la banca funcione de forma más ética o, cuanto menos, para que ésta tenga marcados ciertos límites más estrictos que los actuales. Los internautas no perciben, sin embargo, que nada haya cambiado con la crisis, ni en materia regulatoria ni en cuanto a las funciones sociales que debe cumplir la banca y que son las que provocan, precisamente, que el sector se vea protegido por el Estado. 

En este ámbito, el PP decepciona: `Yo les voté con la esperanza de que particulares y pymes salieran adelante gracias a una política económica eficiente, y me equivoqué; veo que ni el Gobierno ni el Banco de España obligan a bancos y cajas a prestart dinero. Sóo obligan a invertir en deuda para que las Administraciones centrales, autonómicas y locales tengan dinero de sobra´, criticó un lector. Para otros, el problema es precisamente que la banca sólo financia deuda pública. `Los bancos prestan casi tanto como antes, pero ¿a quién? La deuda pública ha seguido engordando al mismo ritmo que ha decrecido el crédito a empresas y particulares. Esa es la cuestión. Es estado, que lo dirige el PP, fagocita lo que debería ir a economía productiva´, sentenció otro internauta. `¿Para qué van a correr riesgos innecesarios prestando a las empresas, cuando es mucho más seguro y rentable prestárselo al Estado?´, comentó otro. 

Los lectores también se preguntaron qué destino está teniendo el dinero ICO, y acusaron al Ejecutivo de estar `tirando´ de este capital y de los fondos europeos para financiar su política `sinsentido´, en lugar de para financiar a pymes y autonomos. En definitiva, se está optando por `autocomprarse deuda´, de forma que el sector más perjudicado está siendo el de la pequeña empresa. `Con el manguerazo de 30.000 millones a fondo perdido a las excajas y bancos quebrados de este país se podrían haber salvado unas pocas pymes, en lugar de financiar a vagos y maleantes, por muy amiguetes que sean´, señaló un lector. 

En definitiva, los internautas sentenciaron que es muy sencillo hablar y pedir responsabilidades a otros sectores cuando no se ha hecho nada para obligar a que así sea. Y es que la banca no es precisamente una `hermanita de la caridad´ y no dará más allá de lo que el Estado le imponga. `Mucho hablar y poco actuar, ¿de qué valen estas declaraciones cuando no van ha hacer nada? Políticos incompetents, ya os queda menos en el poder, de la derecha o izquierda, lo mismo da´, comentó un lector. Hablar de la obligación de proporcionar crédito es tanto como `hablar de cómo los políticos tienen la obligación de no robar y de gobernar para todos, no para los que más tienen y para las oligarquías´.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...