edición: 2805 , Martes, 17 septiembre 2019
17/02/2015
Facilitará la quita de la deuda

Críticas al PP por anunciar medidas para evitar los desahucios justo antes de las elecciones

Los internautas ven “insultante” que se haya esperado a este momento y censuran que la mayoría de los desalojos ya se han producido
La medida se percibe como estéril y electoralista, y demuestra, para la opinión pública, la falta de “sensibilidad social” del partido
Tarde y mal. Así llegan, a juicio de los internautas, las nuevas medidas que prepara el Gobierno para paliar el drama de los desahucios en España. Según recogió ayer la prensa, el Ejecutivo tendría un supuesto ‘as en la manga’ para recabar votos de cara a la elecciones: en pleno auge de coaliciones como Podemos, con programas plagados de medidas sociales, y en antesala de inaugurar el calendario electoral, el PP habla de ampliar el catálogo de ciudadanos puedan acogerse a quitas de su deuda cuando, debido a su insolvencia, no pueden atender a sus pagos con regularidad.
Sin embargo, para muchos ciudadanos, el hecho de que esta medida llegue “a estas alturas del problema”, lejos de ayudar al PP, dice muy poco de su sensibilidad hacia los problemas reales de los ciudadanos. Y es que no es la primera vez que el Gobierno lanza medidas para solucionar este problema. Sin embargo, ninguna de las leyes aprobadas durante lo que va de legislatura han tenido un impacto real o relevante entre los afectados. Así lo contemplan los estudios de impacto de estas medidas, y así lo constatan los ciudadanos.

Hay demandas que no se han cubierto, por mucho que las distintas plataformas de afectados las reclamen. Por ejemplo, el fomento del alquiler social para los afectados (utilizando las viviendas vacías de la banca rescatada con dinero público), o la ampliación del espectro de personas que pueden beneficiarse de periodos de carencia o de quitas parciales de su deuda. Tampoco se ha intentado moderar los tipos de interés de demora con carácter retroactivo, algo que ayudaría a que la deuda prolongada en el tiempo no siga asfixiando al deudor hipotecario de por vida. En definitiva, la tan esperada “segunda oportunidad” para las personas físicas parece no llegar nunca, a pesar de que se viene reclamando desde hace años. Se trata de una de las promesas sin cumplir más sangrantes para los ciudadanos, casi como una gran ‘patata caliente’ que, legislatura a legislatura, se acaba posponiendo.

La prensa recordó cómo hace dos años vio la luz el llamado Código de Buenas Prácticas Bancarias, de limitado éxito y sin carácter vinculante para las entidades firmantes. Al parecer, el sector bancario estaría barajando la posibilidad de una reedición del Código, a lo que se suma que, según aseguró recientemente la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la esperada Ley de Segunda Oportunidad estaría “encima de la mesa”. Esta norma iría dirigida a empresas, autónomos y familias, y funcionaría como una especie de Ley Concursal para éstas, de forma que se evite que los afectados por una situación de insolvencia permanezcan encerrados en ella de forma permanente. La vicepresidenta habló de fijar en cuatro o cinco años el plazo máximo de exigibilidad de una deuda cuando ahora persigue toda la vida hasta la devolución plena.

Hay que recordar que ya existen ciertas quitas por ley, eso sí, limitadas a un número de casos muy concretos de extrema pobreza y, por tanto, no aplicables al grueso de los afectados por la crisis. Entre las salvaguardas incorporadas en la ley, se fijaron quitas por pronto pago: si una familia que pierde la vivienda en ejecución hipotecaria logra repagar el 65 por ciento de la deuda remanente en cinco años, se le condona el 35 por ciento restante por aplicación de dicha norma. Si satisface el 80 por ciento de lo pendiente en diez años, se libera del 20 por ciento restante. Es probable que ahora se modulen estas facilidades, ampliándolas o rediseñándolas.

Además, se planea ampliar lo límites de aplicación de esta legislación. Un año después de aprobarse ya se llevó a cabo una primera ampliación, permitiendo su aplicación también a familias que no tengan a todos sus miembros en paro, o a hogares con ingresos de tres veces la renta Iprem (19.164 euros al año). Sin embargo, y a pesar de ello, en noviembre pasado apenas se habían beneficiado 26.000 familias con distintas soluciones, incluyendo 3.000 daciones en pago.

MEDIDAS QUE LLEGAN TARDE

Para los internautas, todas estas medidas llegan demasiado tarde, es decir, cuando el grueso de desahucios ya se ha producido. De nada sirve intentar paliar el problema cuando éste casi ha terminado por muerte natural: faltarían, en todo caso, medidas paliativas aplicables a aquellos que ya han perdido su vivienda. “Ni una sola persona debería estar viviendo en la calle cuando hay millones de viviendas vacías. No es normal lo que ocurre en España; casas sin gente y gente sin casa. Es lo primero que deberían haber protegido”, sentenció un lector.

Además, las referencias al electoralismo de esta medida se repitieron en los comentarios de los lectores, que ven excesivamente descarado e incluso insultante que se adopten modificaciones en este sentido a estas alturas, y nuevamente con una aplicación previsiblemente mínima. “Este Ejecutivo más bien empobrece con sus medidas a las familias inocentes. Están a lo suyo, que es favorecer a sus amigos, que luego les favorecerán a ellos”, sentenció un lector.
 “Pues habéis tenido tres años. Me parece que es tarde”, aseguró otro. Y es que “ya estamos en tiempo de descuento, y quieren hacer medidas populares para ganar el partido en el minuto 90, a golpe de titular, cuando después la letra pequeña excluirá el 99 por ciento de los casos”.
En definitiva, poco logran “engañar” con estas medidas a estas alturas:
 “Después de 3 años, los ciudadanos ya sabemos lo que hay...”

En este contexto, los internautas hablaron de “demagogia, mentira y engaño”, así como de la indefensión de los ciudadanos frente al sistema político.

Eso sí, tampoco faltaron comentarios contrarios a las ayudas para quienes no pueden afrontar sus deudas: “Mantener a casas en impago es un agravio comparativo con los que pagamos la nuestras.

La solución es darles ´viviendas adecuadas a sus ingresos, y en zonas con precio de suelo más bajo, no mantenerles en casas por encima de sus posibilidades”, se leyó ayer en la web. También se pidió controlar los gastos de los beneficiados por estas medidas y comprobar que “no tengan televisión por satélite y un móvil de 700 euros”. “Esto es seguir primando y gratificando las conductas irresponsables, en perjuicio de los ciudadano que cumplen socialmente pagando sus obligaciones”, aseguró un lector.

Quitando a este sector, para la mayoría de comentaristas, lo mas doloroso es que los mismos bancos que venden esos pisos que “quitan a sus dueños por no poder pagar, después se lo venden a las empresas buitres por una tercera parte”, tratándose además de “bancos que, en la mayoría de los casos, han recibido ayuda con dinero público”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...