edición: 2828 , Viernes, 18 octubre 2019
31/10/2011
Más protección para el arrendador

Críticas y alabanzas para la norma que, desde hoy, agilizará los procesos de desahucio por impago

La Ley de Agilización Procesal, que permite el desalojo si no se paga en un plazo de 10 días, enfrenta a propietarios e inquilinos
Disminuye un 25 por ciento el stock de viviendas de las grandes inmobiliarias, aunque los internautas no creen en la estadística
Un estudio revela que los usuarios de Google+ permanecen poco tiempo conectados en comparación con el resto de redes
ICNr

La entrada en vigor de la Ley de Agilización Procesal, que se produce hoy, se convirtió en uno de los grandes temas de debate durante el fin de semana, y ello porque la nueva norma permite, entre otras cosas, acelerar el proceso de desahucio por impago del inquilino al abrir al propietario de la vivienda la vía del monitorio –proceso normalmente reservado a la reclamación de deudas de escasa cuantía- para tramitar su denuncia. La consecuencia es que, si el inquilino moroso no paga, ni se opone al pago, ni desaloja la casa en diez días desde el momento en que se presenta la demanda por impago, se producirá su desalojo. Con ello se reconoce una de las grandes prerrogativas de los propietarios, que se quejan de la mala fe de quienes no pagan de premeditada, amparándose en la lentitud y complicación del proceso de desahucio.

Por ello, la noticia fue muy bien acogida por el sector de los arrendadores, que comentaron en la web que se trata de una “buena medida”. “La propiedad es sagrada”, comentó un usuario, censurando que muchos inquilinos se queden en los pisos “destrozándolos y negándose a pagar”. Y es que, según otro lector, normalmente “está claro que en España el que cumple la ley lleva las de perder”, refiriéndose a aquellos casos en que el arrendador acaba pagando las facturas del inquilino que no cumple con sus obligaciones. “Es más progre estar del lado del débil, aunque éste se aproveche del arrendador y trampee la ley”, denunció. Y es que, “los indignados pueden arramplar con todo, pero hay otra parte de la población que se está empezando a hartar”. No se puede, en este sentido, “normalizar situaciones que son injustas” y que “no nos llevan a nada bueno”, se comentó en la red.

No hay que olvidar, según denunció otro lector, que aunque se tienda a proteger al inquilino, también se dan injusticias en el lado contrario. Y para probarlo, una noticia de La Vanguardia en la que se denuncia que unos vecinos tienen ocupada la casa de una anciana en Badalona. “Monserrat –la afectada- no sólo se siente indignada por la ocupación, sino por el imperativo legal de seguir pagando cada mes los recibos de agua y la luz que los inquilinos del piso consuman cada mes”, recogió el mismo lector. “Me dijeron que si dábamos de baja los suministros, mi madre podría ser acusada de un delito de coacción”, se pudo leer en la noticia.

De ahí que algunos lectores se centraran en el hecho de que no tiene sentido pensar que la parte menos perjudicada es siempre la propietaria. “Hay que dejar de imaginarse a los propietarios como millonarios con puro y barriga, también los hay que no tienen más remedio que alquilar su piso para pagar la hipoteca del mismo, mientras ellos han tenido que volver con sus padres. No siempre la parte débil es la que pensamos”, puntualizó un internauta.

Pero tampoco faltaron detractores de la nueva Ley. “Hace mucho que no se veía un gobierno que es más impredecible que un pollo sin cabeza”, criticó un usuario. Y es que para cierto sector se trata de una medida que deja desprotegidos a los más vulnerables, y que resulta impropia de una política de izquierdas. Por ello, en muchos casos la opinión pública no entiende que se agilice un proceso que tiene como fin dejar a familias sin recursos en la calle. Y no sólo por motivos de justicia, sino por las consecuencias que puede conllevar una política tan impopular, sea o no injusta. “Está poniéndose en riesgo la paz social en España. Con la cantidad de desahucios que viene, pronto las calles se incendiarán”, advirtió un lector. “Eso, súbale los impuestos a los más ricos y quíteles la casa más rápido a los más pobres. Por ahí va bien… siga... siga”, ironizó otro. En Twitter, a su vez, se pudieron leer comentarios dispares: desde los que hablaron de una “buena medida” hasta los que denunciaron que “vamos hacia atrás, como los cangrejos”.

MENOS STOCK ACUMULADO

En la misma línea, la reducción del stock de vivienda acumulado por las grandes inmobiliarias que componen el G-14 también fue noticia durante el fin de semana. Según las cifras publicadas en varios medios online, el número de pisos acumulados pendientes de venta asciende a 4.500 unidades a cierre de los nueve primeros meses del año, un 25 por ciento menos respecto a los 6.000 que contabilizaban en la misma fecha de 2010.

Pero los lectores ven algo extraño en la estadística, que muestra un descenso demasiado elevado, a su juicio, teniendo en cuenta el panorama real. La explicación es que “la mayor parte de las acciones de estas empresas zombi están en manos de la banca, sus acreedores, por lo tanto los pisos son de la banca”. Por eso se opina que lo que realmente pasa es que “le entregan los bloques al banco de turno y ya está reducido el stock”.

“Yo personalmente no me lo creo, no se vende absolutamente nada, nos están tomando el pelo con este tipo de noticias, pero creo que ya quedan pocos tontos por picar...”, afirmó otro lector. Mientras, otros hicieron referencia a las grandes deudas que acumulan estas empresas. “El no haber diversificado la economía condujo a que el sector inmobiliario absorbiera gran parte del crédito, paralizando a otros sectores”, aclaró otro internauta, que pidió que “vendan lo que tienen a precios que estén dispuestos a pagar los compradores, que les embarguen o que se haga algo con ellos”. Si se sigue así, seguirá sin haber crédito para otros sectores.

GOOGLE+: MUCHOS USUARIOS PERO POCA CONSTANCIA

Y en lo que a redes sociales se refiere, Google+ volvió a ser noticia este fin de semana por distintos motivos. El principal de ellos, que la nueva red ya permite a las empresas tener su propio perfil, del mismo modo que ya han aparecido los primeros usuarios de Google Apps, cuyas cuentas antes no se podían conectar a la red social.

Pero además de estos anuncios, que fueron muy bien acogidos por la opinión pública y, especialmente, por las empresas que ya utilizan otras redes, como Twitter – “inmensa la oportunidad que va apareciendo”- o Facebook, la red también fue noticia a raíz de una estadística recogida en Estrategia Digital, blog de El País. En ella se afirma que, si bien Google se ha apresurado a vincular sus buenos resultados económicos con la salida de Google+, lo cierto es que la red ha visto caer sus cifras de consumo en los últimos meses. Es decir, aunque el número de usuarios es elevado –más de 40 millones en todo el mundo, de los que 2,2 millones son españoles-, la actividad de cada sesión iniciada es escasa, generando unas siete páginas visitadas por usuario en cada una de ellas, frente a las 569 de Facebook. En este sentido, se trata de un claro fracaso frente a la red social por excelencia, que “llega a indicadores de más de cuatro horas y media al mes por usuario”.

A pesar de ello, algunos internautas no ven en esta diferencia un fracaso absoluto. No quiero productos para heavy users”, comentó un lector, que hizo referencia a la media de usuarios masivos que “ama Facebook”. Pero, sobre todo, aún parece demasiado pronto para poder comparar objetivamente una red con otra, ya que Facebook “tiene años”. Así, hay que “darle tiempo” a la red social, al menos tres meses más, según un lector.

Y, en cuanto a posibles explicaciones para esta gran diferencia, un internauta aclaró que “lo malo de Google+ es que está orientado a contenidos”, por lo que es raro leer comentarios irrelevantes sobre el estado personal de los contactos. Ello, inevitablemente, hace que el tráfico sea menor. Además, está el hecho de que muchos amigos en Google+ son “amigos virtuales” –más aún que en Facebook- con los que no se mantiene un contacto constante. Sin embargo, lo mejor de esta red es que “va corrigiendo y añadiendo funciones”, señaló otro lector.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...