edición: 2979 , Martes, 2 junio 2020
30/12/2013
LA OREJA DE LARRAZ

Cuatro de cada diez españoles opinan que todos los servicios y prestaciones están igualmente mal gestionados

Javier Ardalán

Cuatro de cada diez españoles opinaba en 2012 que todos los servicios y prestaciones  están mal gestionados y la gran mayoría de los entrevistados (el 85 por ciento) creen hacer  mal uso de algunos de los servicios públicos y prestaciones, según las conclusiones del informe ‘Opiniones y Actitudes de los Españoles en 2012’, elaborado por el Área de Sociología Tributaria del Instituto de Estudios Fiscales. En cuanto a la gestión que hace la Administración  de los servicios y las prestaciones de su competencia, los ciudadanos parecen no estar satisfechos.

Sin discriminar qué Administración es la responsable del servicio o prestación de que se trate, la mayoría de ellos considera que prácticamente toda la oferta pública está deficientemente gestionada, puesto que le otorga una valoración global por debajo del punto medio de la escala. Los datos de este último año confirman definitivamente la tendencia que viene registrándose desde 2008, alcanzándose una puntuación de 1.8 en la escala, muy por debajo de 2.5, de media (donde 1 significa nula satisfacción y 4 mucha satisfacción).

 Sobre esa media general del 2,5, los usuarios de servicios públicos se muestran bastante satisfechos de los mismos, si bien cabe distinguir entre los transportes, las infraestructuras y los servicios sanitarios, que obtienen los índices de satisfacción más altos (2.9 el primero y 2.8 los dos restantes), y los servicios educativos y sociales, que obtienen también una buena puntuación aunque algo menor (2.7 en ambos casos).

Los perceptores de prestaciones sociales muestran una moderada satisfacción en el caso de las pensiones de enfermedad e invalidez (2.5), valoración que queda justo en el punto medio de la escala; mientras que las pensiones de jubilación obtienen una puntuación ligeramente inferior a la media de la escala, de 2.3 puntos, y, por su parte, el seguro de desempleo obtiene la peor de las puntuaciones, tres puntos por debajo del punto medio de la escala (2.2).

 Se puede apreciar alguna diferencia significativa según el género de los usuarios en el grado de satisfacción por los servicios y prestaciones recibidos. En este sentido, así las mujeres se sienten más satisfechas que los hombres con respecto a los servicios sociales y los transportes. Asimismo, encontramos algunas diferencias significativas según segmentos de ocupación, como el hecho de que los empresarios sean quienes están más satisfechos con el seguro de desempleo.

La muestra realizada entre 1.500 personas, de diversos estratos sociales, activos y no activos, y diferentes en función de la actividad, edad y sexo, muestra que la sanidad es el servicio público que más justifica el pago de los impuestos (para el 60 por ciento de los entrevistados) y es, en opinión de los entrevistados, el más adecuado en cuanto a la cuantía de los  impuestos que pagan. También el 41 por ciento de los  encuestados consideran que la sanidad es el  servicio mejor gestionado, pero incluso algunos de ellos reconocen que es aquel servicio del que peor  utilización  hacen.

Durante 2012, los servicios sanitarios recuperaron nuevamente su posición de liderazgo  convirtiéndose en el servicio público más usado por los hogares españoles, mientras que  las infraestructuras, que fueron el servicio más utilizado en 2011, se mantuvieron en una segunda  posición retrocediendo a los niveles de la serie histórica obtenidos entre 2005 y 2011.

El transporte público se mantuvo en la tercera posición. Sin embargo, decreciendo significativamente  su porcentaje de utilización (70 por ciento) por los hogares españoles con respecto al de años  anteriores, posicionándose en niveles similares a los alcanzados en 2004.

El servicio educativo fue el cuarto más utilizado, si bien la cifra obtenida en 2012 desciende  ligeramente con respecto a la de los últimos tres años, de 2009 a 2011.  Las pensiones de jubilación experimentaron un incremento de uso de once puntos porcentuales en comparación con las cifras del año anterior, alcanzando un porcentaje de uso del 32 por  ciento.

El seguro de desempleo, por su parte, descendió una posición en el ranking de utilización de servicios y  prestaciones sociales, confrontando los resultados actuales con los de 2011. Finalmente, como en los años previos, las pensiones de enfermedad o invalidez se posicionan como el servicio público que menos se utiliza. Si bien, en esta ocasión representan además el porcentaje más  bajo de toda la serie histórica (8 por ciento).

La oferta pública de servicios y prestaciones tiene que mejorar (2.9), porque parece haber empeorado en los últimos cinco años.  Aunque existe accesibilidad para todos (2.5), la oferta pública no es adecuada para el nivel de presión fiscal que se soporta (2.1) y no contribuye a la redistribución de la riqueza (2.2), por lo que no justifica el pago de los impuestos (2.1).
La responsabilidad de este estado de cosas se debe en parte a los abusos de los usuarios de los servicios públicos o de los beneficiarios de las prestaciones sociales (2.5), pero recae muy especialmente en la propia Administración que no gestiona la oferta pública de servicios y prestaciones de manera correcta (1.8).

De manera que el problema no es de cantidad de la oferta, sino de gestión de la misma, porque ningún servicio público o prestación social se considera inútil o innecesario (1.4). No obstante, la iniciativa privada todavía suscita más desconfianza que la Administración, tanto en lo que respecta a la gestión (1.4), como en lo relativo a la financiación (1.3) de los diferentes  servicios y prestaciones considerados en la encuesta.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...