edición: 2391 , Miércoles, 24 enero 2018
19/10/2012
La morosidad complica la reforma

De Guindos defenderá las quiebras cuesten lo que cuesten

El indicador de la morosidad traspasa la línea considerada por los técnicos como de no retorno
Juan José González

Un nuevo inconveniente acaba de surgir en el agitado asunto de la reordenación del sector bancario en España. No se trata de las entidades intervenidas, cuyas pérdidas, mayores que las estimadas inicialmente en otras pruebas de resistencia, son las que son y no parecn que vayan a modificar el destino previsto en cada una de ellas, que  seguramente, se moverá entre la liquidación ordenada, con saneamiento incluido, la subasta y en uno o dos casos, la  permanencia en solitario a lo largo de, al menos tres ejercicios. El asunto que se ha convertido en escollo, es el creado  por el escenario adverso aplicado a los casos de Banco Popular-Pastor, también en Banco Mare Nostrum y el oscuro de los asturianos de Liberbank. Escenarios adversos muy útiles para ser manejados por Bruselas como excusa para dar largas a la unión bancaria acordada por los socios de la Unión.

En este sentido, el informe del auditor Oliver Wyman ha servido para establecer un juego de luces que ahora mismo  indican riesgo muy peligroso de acercarse no sólo al escenario adverso, sino a superarlo. Algunos datos de actualidad  parecen indicar que el camino fatal descrito por OW para algunas entidades bancarias se confirma. Es el caso del índice de morosidad conocido ayer: supera el 10,5% en agosto y supera, por tanto, con creces el 9% que los expertos señalan como línea roja que no se debe traspasar bajo ninguna circunstancia. Por tanto, si el informe de OW había apuntado como mal mayor la morosidad en las nacionalizadas, ese mal ya ha superado el escenario adverso en un punto porcentual. En la historia contemporánea, además, significa haber alcanzado un récord.

La posición de la banca española, la nacionalizada por supuesto, pero la que esta entre Pinto y Valdemoro, es decir,  Popular, BMN y Liberbank están haciendo memoria de dónde están hoy respectoa ayer en, por ejemplo, morosidad.  Hace un año justo, la morosidad del sector era del 6,9%, es decir, 360 puntos menos que en la actualidad. A efectos  prácticos, la fotografía el sector no deja lugar a dudas que en sentido positivo, o en el buen camino, en el acertado, poco o nada se ha hecho para que el sector financiero dejase de una vez el atolladero. La situación a día de hoy es que en España los bancos no consiguen utilizar las reformas de un Gobierno que es incapaz de acertar, y por tanto, la banca española sigue en trance de reconversión.

El ministro De Guindos hace lo que puede y sabe, poco tanto de uno como de otro, y se esta convencido de que al final la metodología de provisionar a cualquier precio le va a funcionar. Pero los socios europeos ya han tomado en este sentido una ventaja que a algunas entidades españolas les va a resultar poco menos que inalcanzable porque se  encuentran en la fase siguiente; en la de recapitalización, justo lo que se desea hacer aquí, lo que sucede es que va a  ser imposible dada la ausencia de liquidez para pagar algunas nóminas y facturas.

Y en Bruselas, como en Madrid los técnicos de la troika, siguen sin entender muy bien el porqué de esa cabezonería  española de no dejar quebrar lo que técnicamente esta quebrado. Aseguraba ayer un experto del sector, con esa  seguridad que confiere a quien ha trabajado algunas décadas en el Banco de España, que "hombre, lo que se dice  mucho sentido no tiene, porque cuando hay fuego en una habitación y dos ventanas abiertas ¿cómo se debe apagar el fuego? en primer cerrando las ventanas y a continuación apagar las llamas". Todo esto era para que quien escribe  pudiera entender que no tiene sentido recapitalizar entidades técnicamente quebradas cuando el agujero que esta  causando la morosidad en el casco del barco afecta a más de un 10% del mismo. El barco se hunde, o lo que es lo  mismo, el agujero se convierte en un pozo sin fondo o, utilizando el símil del banquero, el fuego se adueñará de la casa.

Entretanto, las tareas de reparación de daños severos continúa, ahora en fase de acondicionamiento previa a la cura de adelgazamiento que deberán aplicarse las nacionalizadas Bankia, Catalunyacaixa, Novagalia y BMN. La búsqueda contra el reloj de capitales por todas las vías posibles, nuevos socios o ampliaciones, y en ambos casos, nacionalizadas y con necesidades de capital, para evitar la quiebra. El segundo grupo parece contar con alguna posibilidad de salvación, lease Popular-Pastor, pero las intervenidas seguirán en el limbo del que únicamente saldrán con dinero y más dinero. Eso sí, público, por supuesto.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...