edición: 2788 , Viernes, 23 agosto 2019
22/12/2011
Seis grandes grupos bancarios y no más de ocho bancos ‘satélites’ locales

De Guindos llega con el nuevo mapa bancario bajo el brazo

En Banesto y Bankinter ya se detectan algunos movimientos
A Bankia le pueden 'encajar' entre seis y ocho cajas de ahorros
Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad
Juan José González

Como los recién nacidos –en el siglo pasado- el nuevo ministro de Economía y Competitividad, la guinda –con el mayor de los respetos hacia el exresponsable de Lehman en Europa- más esperada del nuevo Gobierno, viene con un pan bajo el brazo: el nuevo mapa bancario que quedará dibujado tras las fusiones que se llevarán a cabo en los próximos doce meses y cuya operatividad, como si se tratase de un decreto camino del BOE, debe ser un hecho en 2013. El plazo no parece haber inquietado a los líderes y técnicos del sector –Botín, FG, Fainé, Rato, Oliú, Ron, Martín (AEB) y MAFO (BdE)- que ya conocían los planes sectoriales del nuevo Gobierno desde finales de octubre. En la actualidad, siete grupos financieros (que suman 1,7 billones de activos) componen la cabeza del sector financiero español. Y el nuevo dibujo contempla, a la fuerza, un movimiento de concentración, previsiblemente mediante absorciones, aunque no se descarta la desaparición de alguna de las marcas actuales por quiebra, acontecimiento al que se resisten en el Banco de España.

Hasta aquí el diseño del futuro mapa no parece registrar mayores inconvenientes. Si acaso el siguiente paso, la etapa más dolorosa, se vaya a centrar en el precio, concepto o más bien factura que deberá tener en cuenta recortes de plantilla -aún pendiente en más de 10.000 trabajadores excedentes, según los cálculos menos agresivos- cierre de un número indeterminado de puntos de venta –pendientes unas 4.000 oficinas- así como varias infraestructuras de distribución, o redes informáticas que en el sector bancario se materializa en edificios e instalaciones con costosas redes telemáticas y centros de gestión y seguridad de datos. En resumen, los costes para sanear el ‘edificio’ de la banca –personas, inmuebles y equipos- es la partida de mayor preocupación que deberán resolver los futuros grupos, y para lo que el nuevo equipo de Economía no escatimará ayudas en aras de cumplir objetivos y de la competitividad que le llega por añadidura.

Luis de Guindos, conoce el sector a la perfección -afirmación que no persigue insistir en su experiencia en Londres como cerebro de Lehman, sino que, al contrario- lo que va a ser muy útil para cuidar con escrúpulo que ese nuevo diseño del sector financiero español no termine como su experiencia previa. Conoce, también, la capacidad de negociación que tiene el sector para alcanzar unidades de mayor volumen de activos.

Este será otro escollo, junto con el de los costes, que deberá ser solucionado con imaginación, puesto que para alcanzar unidades en el entorno de los 200.000 millones de activos, el cálculo, entre otros asuntos, de las sinergias, debe ser tan fino como que el coste de cualquier operación corporativa no deberá pesar en exceso sobre los balances de fusión.

Hasta ahora, el Gobernador del Banco de España se había marcado un límite en los 150.000 millones de activos como tamaño ideal para un grupo financiero de la nueva etapa, un criterio que no era visto con los mejores ojos de las cajas medianas, al considerar que el citado mínimo obligaba a hablar a competidores que en la práctica habían sido irreconciliables.

El sector de 2013 no tendrá nada que ver con el actual: reducido por concentración, más rentable, con mejores servicios y sobre todo con mejores precios para el cliente final. Se prepara para vivir unos próximos seis meses de alta emoción, con dos entidades Novagalicia y Catalunyacaixa en frenética y desesperada búsqueda de un capital que cada día que pasa se vuelve más complicado. En ambos casos, el tamaño (76.000 millones cada una) es considerado como un punto a favor de la integración en alguno de los futuros grupos bancarios, es decir, cada uno por su parte reúnen las medidas tipo para ser comodines en cualquiera de las integraciones que se pondrán en marcha a partir del próximo mes de enero. Con otras dos entidades que, como Banesto y Bankinter, pueden cambiar, definitivamente, de grupo aprovechando su especialización.

Y entre las 22 entidades financieras que conforman el Ranking ICNr, aparece un caso atípico, de futuro tan incierto como irrelevante es su tamaño, sin una ubicación, en principio, clara: Banca March, la entidad más capitalizada, más solvente, el banco ideal, según algunas publicaciones del sector, con 13.000 millones de activos a septiembre, es, según algunas fuentes consultadas, un futuro candidato a integrarse en el grupo del Banco Popular.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...