edición: 2808 , Viernes, 20 septiembre 2019
18/05/2012
OBSERVATORIO DE COYUNTURA

De nuevo en recesión

SERVICIO DE ESTUDIOS DE `la CAIXA´
El Banco de España acaba de confirmar la segunda recesión de la economía española en poco más de dos años. De acuerdo a lo adelantado por el supervisor bancario, el producto interior bruto (PIB) cayó en el primer trimestre de 2012 un 0,4% intertrimestral, hasta situar su tasa de variación interanual en terreno negativo con una caída del 0,5%. El buen comportamiento del sector exterior no fue suficiente para compensar la debilidad de la demanda interna y la falta de inversión. El tono recesivo de la actividad podría acentuarse en los próximos meses ya que la presentación de los Presupuestos Generales del Estado, que determinan en buena medida el ritmo de la actividad el resto del año, además de ser los más austeros desde el inicio de la crisis, no parecen haber conseguido, por el momento, eliminar las incertidumbres que rodean el proceso de consolidación fiscal y reimpulsar la confianza.

El consumo final de los hogares representa casi el 60% de nuestra economía, por lo que conocer las causas de su contracción interanual del 1,1% en el cuarto trimestre de 2011 permite extraer valiosas lecciones de cara al futuro. La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro se situó en el 11,6% de su renta disponible en 2011, 2,3 puntos menos que el año anterior. Dado que no se ha producido un aumento del ahorro por precaución ante las turbulencias financieras, la caída del consumo de los hogares en el cuarto trimestre se debió a la caída de su renta bruta disponible. De hecho, esta disminuyó un 1,5% interanual debido principalmente a la caída de la remuneración de los asalariados en un 2,1%.

Si la caída del consumo en el cuarto trimestre hubiera sido por un incremento de la tasa de ahorro, la recuperación del consumo hubiera podido ser relativamente rápida, tan pronto como se recuperase la confianza. Sin embargo, al deberse a la disminución de la renta disponible, la recuperación del consumo probablemente será más lenta. Según la primera estimación del Banco de España, el consumo de los hogares siguió mostrando una notable debilidad en el primer trimestre de 2012 y anotó un retroceso intertrimestral del 0,4%.

La pobre evolución del mercado laboral, la caída de la renta bruta disponible y la pérdida de poder adquisitivo (los salarios se incrementan por debajo de la inflación y han subido los tipos del impuesto a la renta sobre las personas físicas (IRPF)), se suman al clima de incertidumbre y precipitan la caída de la confianza del consumidor. En el mes de marzo, concretamente, el índice de confianza del consumidor cayó hasta niveles de la primavera de 2009 y en los últimos tres meses acumula un deterioro de más de 13 puntos. Una disminución tan rápida de la confianza del consumidor solo se había producido con anterioridad en 2008. Otros indicadores de demanda como las matriculaciones de automóviles fueron un poco más benévolos y anotaron en marzo un descenso del 4,5% respecto al mismo mes del año pasado, lejos de la caída del 21% interanual experimentada por la matriculación de vehículos industriales en ese mismo periodo.

Por el lado de la oferta, los indicadores correspondientes a los tres primeros meses del año tampoco son nada halagüeños. El índice de producción industrial registró en febrero, una vez eliminado el efecto calendario, un descenso del 5,1% respecto al mismo mes del año pasado, ocho décimas menos que en enero. Las ventas minoristas también empeoraron en febrero y anotaron un descenso del 6,2% interanual. Los indicadores de confianza de la industria y la construcción, de los cuales disponemos de datos del mes de marzo, mantienen una tendencia negativa, al igual que los datos sobre electricidad o tráfico aéreo de pasajeros.

Por otro lado, la aportación del sector exterior sigue siendo vital para atenuar la caída del producto interior bruto. Sin embargo, la ralentización de la actividad que también están experimentando nues- tros socios comerciales, principalmente europeos, está moderando el crecimiento de las exportaciones, y por tanto su contribución al PIB.

Los datos correspondientes al mes de febrero muestran que en términos reales el volumen de las exportaciones disminuyó, un 0,2%, por primera vez desde 2009. Este último dato confirma la ralentización del comercio exterior ante la debilidad de la demanda agregada. Las importaciones siguen una tendencia similar y su volumen en términos reales también se redujo. Si en el último trimestre de 2011 la eurozona se contrajo un 0,3% intertrimestral, el consenso de estudios económicos prevé un crecimiento para 2012 del -0,4% interanual. Hecho que, de confirmarse, limitará la contribución del sector exterior al crecimiento de la actividad en España.

En este entorno de empeoramiento de las perspectivas, el Gobierno presentó el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que define el proceso de consolidación fiscal a seguir por la Administración central. A pesar de ser un presupuesto muy austero (para un análisis en profundidad consultar el capítulo sector público), en la semana siguiente al anuncio de los presupuestos la prima de riesgo permaneció por encima de los 400 puntos y el Ibex perdió el 2,9% de su valor. Las dudas sobre la capacidad de ajustar las cuentas públicas permanecen y se unen a la incertidumbre sobre el proceso de reestructuración bancaria. De ahí que el Gobierno anunciase un ajuste adicional de 10.000 millones en educación y sanidad.

El anuncio de un plan creíble de consolidación fiscal a medio plazo es de necesidad imperiosa de cara a recobrar la confianza. Una mejora permitiría no solo la relajación de los tipos de financiación del Estado, sino el retorno de flujos de inversión y emprender el camino de vuelta al crecimiento. España tendrá que presentar próximamente ante la Unión Europea el programa de estabilidad donde detalle el conjunto de medidas económicas para los próximos tres años. Una definición clara de la vía para reducir el déficit hasta el 3% en 2013 sería un paso muy importante para empezar a retomar la credibilidad.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...