edición: 2472 , Miércoles, 23 mayo 2018
05/05/2011
OBSERVATORIO DE LAS REDES SOCIALES

Debate en la Web sobre la falta de correspondencia entre salarios públicos y privados

Los internautas, preocupados por la dureza de las condiciones para el rescate de Portugal
ICNr

Al menos 1.800 veces compartida en Facebook y 200 en Twitter. Es el balance mediático que Zapatero acaparó durante la jornada de ayer, después de que el diario Expansión hiciera público que el Ejecutivo se guardaba un gran as en la manga: el Programa de Estabilidad que el Gobierno ha remitido a la Comisión Europea recoge que los tres niveles de la Administración realicen un nuevo ajuste en la remuneración de sus plantillas. Una medida que ya tiene cifras: Ayuntamientos y autonomías deberán ajustarán en 4.000 millones el salario de los funcionarios, según esta información.

La reducción del sueldo del funcionario se entiende como una medida necesaria, sobre todo teniendo en cuenta que, dadas las circunstancias, resulta todo un privilegio poder contar con una suma mensual estable en medio de un país sumido en el paro. Pero, ¿por qué no se recortan otros gastos públicos? Los internautas, funcionarios o no, comparten la idea de que hay mucha más tela que cortar. Por ejemplo, restando en sindicatos, alcaldes, concejales, y también en empleados públicos “primos de, cuñados de, conocidos de” que prestan servicio en organismos y empresas públicas, muchas de ellas deficitarias y “creadas para enchufar”.
 
La productividad, sin embargo, no puede separarse del concepto de salario. Y es que, tal y como denuncian la mayor parte de los comentarios, no es justo que el criterio que se imponga para fijar la remuneración del asalariado sea el resultado de su trabajo, y que no se haga lo mismo con el sector público. “No se trata de bajar o subir los salarios de los funcionarios sino de ajustarlos a la productividad. Con esto mejoramos los servicios públicos, reduciendo costes”. Pero para otros –incluidos muchos funcionarios, que ya amenazan con reducir considerablemente su ritmo de trabajo- una nueva rebaja salarial se traducirá precisamente en lo contrario.

“Hasta ahora somos los únicos que manteníamos el consumo”, denuncia una funcionaria que promete sacar hasta su último céntimo del Banco y quedarse sin vacaciones si es necesario con tal de no ayudar al Estado. No es un sentimiento aislado: son muchos los internautas los que afirman con orgullo librar una auténtica cruzada personal contra la recuperación económica. Y es que la desconfianza sobre el destino de cada euro que va al Estado o a una entidad financiera hace que el ciudadano opte por la seguridad que aporta mantenerlo inactivo y, si puede ser, oculto.

No ayuda el hecho de que esta medida se haya conocido a través de la prensa económica, aunque tampoco sorprende. El Estado “tiene que sacar dinero de donde sea”, aunque también se entiende que el reajuste de los salarios irá para largo y que esa “es la única solución”. “Es necesaria la reducción real de los sueldos de los funcionarios públicos. Ya cobran más por hora que perfiles equivalentes en la empresa privada”, afirma un usuario convencido de que, cuando deje de ser tan rentable ser funcionario, se potenciará la empresa privada y la iniciativa empresarial.
 
Como dato positivo, aunque altamente relativo, el descenso del número de empleados con respecto al mes de marzo, en un total de 64.309 puestos de trabajo, supuso un pequeño respiro para algunos –pocos-, si bien la opinión pública, que dio un gran tráfico a esta noticia, no duda en tildar el dato de inexacto o poco fiable. Da la impresión de que el de la estadística es un lenguaje tan opaco como el de las entidades financieras, igual de dado a la manipulación. “Todo son estadísticas mezcladas, al final se maquillan los datos como se quiere”, sentencian un internauta.
 
Se critica, además, que el Ejecutivo haya “alardeado” del dato –“menos fiable que la EPA”-, ya que se trata de una cifra peor que cualquiera de las registradas el pasado año y, por otro lado, porque en los dos últimos ejercicios también se vivió una pequeña recuperación entre marzo y julio –que tiene mucho que ver con las vacaciones de Semana Santa- que luego volvió a ajustarse de cara al verano. Lo más probable, para gran parte de los lectores de la noticia, es que el dato “no marque tendencia”, como aseguraba Zapatero.
 
LAS CONDICIONES PARA EL RESCATE DE PORTUGAL, UN ÉXITO EN LAS REDES
 
Las duras condiciones impuestas tanto por la Unión Europea como por el Fondo Monetario Internacional para el rescate financiero a Portugal, que supondrá un drástico recorte de las prestaciones sociales para los portugueses y un aumento de la presión fiscal, fue otro gran foco de atención en la Red durante la jornada de ayer. Alrededor de un centenar de usuarios de Facebook mostraron su preocupación por las medidas que incluye el programa aprobado.
Entre ellas, se prevén recortes en educación, en las ayudas a medicamentos y la atención hospitalaria, se rebajarán las pensiones más altas y se crearán impuestos adicionales. Todo ello sumado a limitaciones en las transferencias a las administraciones inferiores.

No se puede calificar esta intervención como una ayuda, declara uno de los más de cien comentarios vertidos en la noticia publicada en El País. Resulta incomprensible que con el rescate se premie a los causantes de la crisis, ya que se entrega dinero a los Bancos. También se echan de menos medidas más redistributivas, como aumentar los impuestos a los más ricos, o buscar medidas contra el fraude fiscal y los paraísos fiscales.

Las reducciones en sanidad y educación son las que más preocupan y las que han dado pie a los titulares de la mayor parte de twitteos. Y es que “sin salud, sin educación ni formación, no se sale de ninguna crisis”. El alto precio que pagará Portugal por este rescate deja claro que los políticos están a merced de los intereses de los Bancos y del FMI en general, declaran. “La UE se ha convertido en abogado del diablo, comprando deudas y atando de manos a países enteros”. Y ante ello, la factura “la pagarán los de siempre”.
 
¿HIPOTECARSE PARA TODA LA VIDA? “NO, GRACIAS”
 
Ubicación, precio y falta de financiación. Es el esquema con el que puede resumirse la existencia de un gigantesco stock inmobiliario que, de momento, promete permanecer intacto. Los análisis sobre la situación del mercado inmobiliario siguen siendo un gran foco de atención para los internautas, que muestran una profunda desconfianza hacia la idea de lanzarse a la aventura de adquirir una vivienda.
 
El alquiler se perfila como la opción más segura, y ya no se trata tanto de esperar al momento oportuno para comprar, sino de plantearse hasta qué punto es necesario someterse a la esclavitud de una hipoteca para poder tener un hogar propio. En este sentido, cada vez más personas tienen claro que la primera opción es la más sensata, sobre todo si se piensa en los vaivenes de la economía y en las consecuencias que pueden tener a la hora de soportar el peso de una hipoteca. 

“Con la nueva realidad social, comprar es una lotería”, afirma un comentario publicado en la web de elEconomista, que recogió ayer un estudio sobre la situación actual del mercado. Y es que, después de esta crisis, es normal que todos miren con lupa tanto a la hora de asumir un precio como de firmar cualquier contrato. “Los españoles no son tontos, no se van a meter en lo mismo dos veces”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...