edición: 2558 , Jueves, 20 septiembre 2018
06/10/2011
Patata caliente de Trichet a Draghi

Decepción de los mercados por el mantenimiento del precio del dinero

Complicada lidia para el futuro presidente Draghi, que tomará la alternativa en breve con un toro difícil al que hará frente con la ayuda interesada de Merkel
Fernando Romero

Todo un reto para empezar, entretanto se suceden las calificaciones y opiniones sobre el saliente Trichet respecto a la nota final del responsable de la política monetaria europea. Presidente saliente -en noviembre- quien parece que será recordado más por su última decisión de mantener los tipos de interés en el nivel actual que por el papel jugado a lo largo de la mayor crisis de la Europa común.

Jean-Claude Trichet ha presidido 95 reuniones de política monetaria del BCE y hoy lo hará con la 96. En su haber figuran 77 mantenimientos de los tipos de interés, 11 subidas y 7 bajadas. No es mal balance, pero la última decisión no parece haber agradado a todo el mundo, a la mayoría.

Se despide manteniendo precios del dinero y controlando la inflación media de la eurozona, situada en el 2 por ciento. Un control de los precios que junto a su defensa de la independencia del BCE, ha logrado consolidar la credibilidad de la entidad, si bien, el historial puede contener otros renglones no tan positivos, es decir, el debe puede ser mayor que el haber en este caso.

Como es el caso de la renuncia del economista jefe y miembro del Comité Ejecutivo de la entidad, Jürgen Stark, porque se oponía a que el BCE comprara bonos en el mercado. Marcha que abrió la mayor crisis interna en la historia de la institución así como la mayor erosión del liderazgo de Trichet.

El sustituto italiano Draghi, que lo será a partir del primero de noviembre, tiene muchas brechas que cerrar. Entre ellas la crisis profunda de su patria natal, toda una crisis periférica y uno de los países que por tamaño puede dañar de muerte a la Unión.

En sus manos tiene la posibilidad de adoptar medidas de corte expansivo, como las rebajas de los tipos o compras de deuda por parte del BCE, algo que acaba de iniciar Trichet y una de sus últimas decisiones. Si es así, el nuevo presidente será tachado de casero, de barrer para casa y olvidar la seña de identidad del BCE como es la de defender la estabilidad de los precios sin apartarse de la ortodoxia monetaria. Si se muestra rígido, es posible que sea criticado por actuar bajo la influencia de la dura línea germana, la cual ya se encargará Angela Merkel de que no pierda de vista ni un instante.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...