edición: 2851 , Jueves, 21 noviembre 2019
22/04/2016

Declaración de independencia

Rafael Vidal
El Banco Central Europeo, es decir, Mario Draghi, ha decidido mantener su política monetaria expansiva y de bajos tipos de interés en contra de la dividida opinión alemana. El ministro de Economía, Wolfgang Schaüble, había criticado duramente esta política que afecta a las cuentas de los problemáticos y protegidos bancos alemanes, mientras que desde el Bundesbank la habían aplaudido, lo que pone en evidencia el desconcierto que vive actualmente Alemania en muchos aspectos.
Siempre he defendido que la Economía no es una ciencia, porque cualquier fórmula que se aplique al final depende de situaciones y decisiones personales imposibles de medir. Han sido, precisamente, las situaciones personales las que han enfrentado al ministro de Economía y al Bundesbank, el primero tratando de defender a los bancos, aunque utilizando a los ahorradores como coartada para exigir una subida de tipos de interés y, el segundo, poniendo a trabajadores, pensionistas y empresas como beneficiarios de esa política de tipos de interés bajos.

Mario Draghi ha decidido seguir con su política monetaria expansiva y de tipos bajos, siguiendo el camino que en su día marcó la Reserva Federal de Estados Unidos y que tan buenos resultados le ha dado, a pesar de que en el fondo no deja de haber un componente mágico en su funcionamiento.

Sabemos que una economía con un nivel discreto de inflación es una economía en crecimiento, en términos generales, con lo cual nada mejor que provocar una subida de la inflación para generar crecimiento, así de fácil, pero eso no siempre funciona. De hecho, llevamos bastante tiempo con los tipos de interés bajos y la economía europea apenas se hace eco de la propuesta, porque hay otros factores en juego, como las medidas de austeridad impuestas a muchos países y que anulan los efectos beneficiosos del dinero barato.

También hay que tener en cuenta la reacción del sector público a esa oferta de dinero. Los países que pueden, como Alemania, se niegan a poner en marcha ese dinero con gasto público, al tiempo que los demás no pueden por las imposiciones de limitación de gasto. Como se puede ver, al final son personas -en este caso, políticos- las que toman las decisiones, acertadas o no, para que las cosas funcionen como en la fórmula.

De todo esto se deduce que nuestros políticos deberían aprender "Economía razonada" y pasar una "ITV" antes de poder ejercer el cargo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...