edición: 3025 , Viernes, 7 agosto 2020
06/07/2020

De Cos nunca remata la faena

La iniciativa del Banco de España a través de su Gobernador Pablo Hernández de Cos, apremiando al Gobierno a una redefinición de la política de gasto público, parece haber sido alabada desde todos los puntos menos uno: el propio Gobierno. Y no porque la mesurada recomendación no corresponda al ámbito de las funciones de consejo y advertencia que emite el supervisor, sino porque equivale a dejar en evidencia que la política de gasto público que guía los planes del Ejecutivo no va por el buen camino ni se corresponde con los tiempos ni con las urgencias.

Aparcar aquello que no sea prioritario, como sugiere De Cos, es una decisión que puede contar, al menos, con dos valoraciones. Una, la que se desprende del análisis de la situación a cargo del Gobierno; otra, según la observación de los técnicos del banco central que, según criterios económicos, seguramente vaya a presentar diferencias y discrepancias con la primera. Aparcar lo no prioritario es, por tanto, en política –como es el caso- una labor subjetiva. Pero también debe ser objetiva y atender a criterios técnicos.

Así las cosas, mientras Moncloa observa una lista corta de `no prioridades´ el Banco de España contempla otra más amplia, de la que, por cierto, ya se viene haciendo eco la Autoridad Independiente Fiscal desde hace varios años. Siendo obvio que la coincidencia entre Gobierno y Banco de España en objetivos, soluciones, alternativas e ideas no va a ser posible, el aparcamiento se presenta como intelectualmente imposible. Cuesta trabajo hacerse una idea que un Gobierno en apuros y con un elevado nivel de despiste vaya a proceder, a embarcarse, en una aventura como la de redefinir gastos, políticas y demás. Sobre todo teniendo en cuenta que nunca un Ejecutivo ha estado tan exigido y obligado por la coyuntura y por hipotecas políticas como el actual, con una coalición harto incómoda para atender los consejos del Banco de España.

Eso sí, Hernández de Cos ha demostrado que sabe disparar y elegir los momentos más adecuados, como ha sido el caso. Pero algún sector empresarial, además, evidentemente, de la oposición política, ya ha advertido que no es suficiente con señalar el excesivo número de subvenciones o publicidad institucional, o el exceso de dualidades administrativas, ministerios monumentales, colosales, inflación de organismos y tsunami de cargos asesores, en fin, la barra libre administrativa, sino señalar. Por eso De Cos debe aplicarse y ser más concreto, valiente. Porque las buenas faenas se ven siempre desde la barrera y los tendidos, la grada, y no acaban siendo tales si no se rematan sobre la arena. Y eso es lo que no hace De Cos, rematar señalando qué capítulos de los gastos a los que está directa e indirectamente aludiendo en su mensaje no son prioritarios. No vale tirar la piedra y esconder la mano. Hay que ser valiente.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...