edición: 2594 , Martes, 13 noviembre 2018
24/10/2008

Del rojo al negro

J.J. González

Cuando en una sola jornada se suceden o se entrecruzan hechos como el desplome del petróleo (a 63 $ barril), el paro en España vuelve a niveles de 14 años, el desplome del euro (a 1,26 $) el Santander llega a perder hasta el 15,8%, el Ibex retrocede hasta cinco años, y el mercado de futuros sobre el S&P cierra unas horas por cautela, es que las cosas no deben ir del todo bien.

Y eso sin contar con el revés de la recesión británica (hoy ya es oficial) ni con las caídas de los mercado de Oriente.

Un auténtico fiasco si tenemos en cuenta que es viernes y hasta la próxima jornada hay un largo fin de semana en el que se podrán tomar pocas decisiones. Pero en pocas palabras, se puede decir que la recesión económica mundial esta cotizando a todo trapo. De ello hay signos elocuentes por todas partes, así que nadie se sorprenda porque esto sí que es la economía, sin llegar a que a uno le llamen estúpido.

Un ‘barandillero’ del parqué madrileño reflexionaba esta mañana; “sí todo lo que baja debe subir, desconocemos el trabajo que va a costar”. No le falta razón al veterano de la Lealtad que ve cómo eso que técnicamente denominan suelo, no termina por llegar. Esta mañana comenzó con un ritmo fuerte; Tokio había cerrado con caída del 9,5% y el euro no tenía cara y, claro, en el parqué, a eso de las nueve y media de la mañana, ni había luz ni entraba el dinero, las pantallas al rojo vivo hasta que vino la luz y todo se volvió negro; el Ibex perdía casi un cinco por ciento.

Todo un preludio de lo que iba a ser una sesión aciaga, con pérdidas y con mucho volumen en todo momento; si a las tres de la tarde se alcanzaban los 3.800 millones de euros de negocio, a las 16:15h eran 4.400 millones. Y todo porque, entre otras cosas, el Santander, que hoy llegó a ceder casi el 16%, reparte dividendo en breve. Por esta razón, entró un paquete en bloque de nada menos que 1.560 millones de euros.

El dato que causó mayor desazón fue el registro del PIB británico; se esperaba un retroceso pero no tanto (la primera caída en 16 años, es decir, una generación que desconocía lo que vale un peine), y claro, se espera un dato más negativo para fin de año. Vino a agravar la situación, de por sí delicada en extremo, la paralización de los futuros sobre el S&P, si bien después de unas horas, Reuters se enteró que la apertura de Wall Street se esperaba normal, con caída, pero normal.

Cuando los grandes sectores van mal en todos los mercados y los blue chips no tienen cara de buenos amigos, los inversores se refugian donde pueden. Los refugios se llaman ahora, Grifolls, Zeltia, Vidrala, Barón de Ley, Mecalux, Pescanova, Campofrío o Prim. Empresas tranquilas donde la globalización ni ahoga ni perturba, las ventas salen y a nada que se hagan bien las cosas los resultados lucen color verde. Así que quien quiera mover dinero ya sabe donde lo hay.

El automóvil está para que lo entierren directamente; recortes del 20% en Volvo y del 13% en Peugeot que ya pierde en 2008 un 70% de su valor. La Banca no hay quién la mire ni en España ni en Europa. Hoy el Popular explicó la gestión del banco en el último trimestre. Es un buen banco, nadie lo duda, demasiado conservador pensamos, pero puede que este haya sido el punto básico para ver los toros desde la barrera. En el Popular, saben que la morosidad es alta, que será mayor en los próximos nueve meses. Por eso hay que centrarse en el negocio típico (lo mismo que dice Botín, pero en tamaño reducido) y reducir los costes como Vueling. Cuando el consejero delegado del Popular, Roberto Higuera, aseguraba que el año que viene será el de la reducción de costes, nos acordamos de Luís Valls cuando predicaba entre los suyos que había que aprovechar los folios por ambas caras y agotar los Bic hasta el final.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...