edición: 2739 , Viernes, 14 junio 2019
10/02/2019

Del Dia a la noche

La fotografía se repite: una empresa que un año gana 101 millones y al siguiente pierde 352 millones y su patrimonio negativo. ¿Quizá un modelo de negocio obsoleto? ¿Falta de visión de futuro? ¿Mala valoración de las expectativas? ¿Exceso de plantilla, de costes? ¿Deficiente relación calidad-precio? ¿Gestores complacientes y consejeros complacidos? Al final, el mercado acaba certificando los desastres, evidentes en este caso si se tiene en cuenta que a día de hoy la catástrofe no cuenta con ofertas ni avalistas.

Algo debió fallar. El modelo de negocio seguramente no tuvo en cuenta que sus rivales locales, de barrio, como Ahorramás, se ajustaban rápidamente a la demanda del público y conseguían ese equilibrio a veces imposible entre la calidad y el precio de los productos. Sus competidores crecieron más y rápidamente. En Dia las cuentas salían hasta que dejaron de salir el pasado año: nada menos que cinco años seguidos de aumento de consumo y una economía en crecimiento que debieron ser aprovechados por todos para aumentar el negocio, vender más, ajustar los costes, ganar dinero y sembrar clientela, cinco detalles que al parecer ni consejo ni alta dirección supieron ver ni tuvieron en cuenta.

Perdieron esa racha y tirón de la economía y ahora se lamentan, llegan las vacas flacas coincidiendo con los problemas de las también muy flacas cuentas cuyas cifras difícilmente podrán mantener a los 26.000 empleos que sólo en España registra el grupo Dia. La operación que propone el accionista ruso no transmite confianza, nadie se fía. Lo intenta con la banca acreedora, con un panorama que ya advierte la llegada del posible impago a vencimiento de 306 millones de euros en bonos y que, si no se pagan, habrá que sumar a los 1.450 millones de deuda neta y otros 1.440 millones más pendientes de pago a proveedores, patrimonio negativo, capital circulante negativo y una caja en las últimas. En fin.

Algo se hizo mal, muy mal, para llegar a la foto actual en la que al mismo consejo que se ha doblado su retribución el mismo año de autos se le ha ido la cuenta de resultados hasta convertir el beneficio anterior en pérdida y multiplicarla por tres. Lo cierto es que la estrategia del principal accionista ha comenzado ofreciendo el sacrificio de 2.100 cabezas y el cierre de varios establecimientos, no para darle una vuelta al negocio sino para aplazar las deudas y encontrar algún postor para un negocio arruinado. La noche que entierra al Dia.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...