edición: 2455 , Jueves, 26 abril 2018
23/01/2013

Demanda récord en la emisión sindicada de España: 22.700 millones de euros

El Tesoro colocará finalmente unos 7.000 millones de euros, frente a los 4.000 millones inicialmente previstos, en su primera emisión sindicada en casi un año. La razón de este incremento ha sido la fuerte demanda: las peticiones de bonos a diez años se han disparado a cifras insólitas, nada menos que 22.700 millones de euros.

El 60%, además, procede de inversores extranjeros. La gran demanda ha permitido rebajar dos veces el precio, desde los 375 hasta los 365 puntos básicos sobre midswap.

Economía no ha desaprovechado el apetito del mercado por la deuda española para acelerar y diversificar sus vías de financiación. La drástica mejora con la que ha comenzado 2013 ya despertó las especulaciones sobre una inminente emisión sindicada, una operación inédita desde febrero de 2012.

Fuentes del Gobierno adelantaron que sus planes pasaban por colocar entre 3.000 y 4.000 millones de euros, sin descartar una cifra superior. Finalmente, todo apunta a que el Tesoro colocará unos 7.000 millones de euros.

La razón de este incremento se encuentra en elevado interés suscitado entre los inversores: las peticiones de bonos a diez años se han disparado a cifras insólitas, nada menos que 22.700 millones de euros. En la anterior subasta sindicada, celebrada hace casi un año, el Tesoro español adjudicó 4.000 millones de euros.

El precio inicial era de 375 puntos básicos por encima del índice de referencia para las emisiones de renta fija o midswap.  Gracias a la demanda récord, esta cifra ha sido rebajada dos veces, hasta los 370 y, posteriormente, hasta los 365 puntos, unos 10 puntos básicos por encima de la deuda equivalente en el mercado secundario.

Italia, la otra gran economía de la periferia europea, aprovechó esta tregua la semana pasada para colocar 6.000 millones de euros en obligaciones a 15 años, también por la vía de la sindicación.

A diferencia de las subastas ordinarias, en las sindicadas se contrata a un grupo de bancos que coloca la deuda directamente a inversores, a un precio acordado, sin un proceso de subasta. Este tipo de operaciones permiten diversificar la base de inversores de deuda, puesto que existen muchos tipos de fondos de inversión, bancos o incluso fondos soberanos que no suelen comprar mediante las subastas habituales.

El anuncio de Italia provocó un rebrote de las ventas de sus bonos en el mercado secundario. Las noticias sobre la inminente emisión sindicada de España coincidieron con el clima de relajación derivado de la jornada festiva de ayer en Wall Street. Sin embargo, también tuvo un impacto en la deuda española que cotiza en el mercado secundario, con un incremento moderado en el interés exigido a los bonos a diez años, del 5,11% al 5,16%.

En el arranque de la jornada de ayer los inversores han continuado con las ventas en el mercado secundario, y la rentabilidad del bono a diez años ha llegado a tocar el 5,2%, con la prima de riesgo en 360 puntos básicos. El punto de inflexión ha llegado con las cifras de las dos emisiones que protagoniza España en la jornada. El Tesoro ha pagado casi tres veces menos por su deuda a más corto plazo (3 meses), al tiempo que las peticiones en la emisión sindicada de bonos a diez años se disparaban hasta los 22.700 millones.

Para llevar a cabo la emisión sindicada, el Tesoro ha recurrido a los servicios financieros de BBVA, Barclays, Citigroup, Goldman Sachs, Santander y Société Générale.

La colocación de deuda a largo plazo de ayer está al margen del calendario de subastas ordinarias del Tesoro, que no incluye ninguna emisión de bonos hasta el próximo 7 de febrero. En las anteriores ya había cubierto más del 9% de las necesidades de financiación a medio y largo plazo de todo 2013.

Con esta operación, pretende sacar partido al auge de la demanda de deuda española, constatable también en el ámbito de la deuda corporativa. Las compañías españolas han emitido 14.400 millones de euros de deuda en lo que va de año, unas cifras comparables solo a las registradas al inicio del año 2007.

En un escenario de menor aversión al riesgo, los informes de estrategia de las firmas de inversión para 2013 contemplaban una notable caída en el precio de las deudas más seguras, como la alemana, y allanan un moderado trasvase hacia deudas con rentabilidades más elevadas, como la española. El interés del bund alemán (1,6%) es tres veces inferior al que ofrecen los bonos españoles a diez años (5,1%).

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...