Deprisa, deprisa, que viene el Banco de España
edición: 2534 , Viernes, 17 agosto 2018
25/05/2009
Primero, que limpie el supervisor; después, ya negociaremos

Deprisa, deprisa, que viene el Banco de España

Algunas autonomías prefieren anticiparse a la quiebra de las cajas y forzar fusiones, pero todas intentan evitar perder el control territorial
Juan José González

Los contactos se producen ya contrarreloj. Los Gobiernos autónomos se debaten entre dos líneas de actuación: por un lado, aceptan de buen gusto las intervenciones del supervisor para que proceda a una limpieza del consejo y ‘clarificación’ de las cuentas, para, a continuación, iniciar una negociación y ‘asumir’ la marca intervenida y su negocio saneado en buena parte tras la intervención. Por otro lado, ante el riesgo de intervención en una caja que puede desdibujar un posible mapa territorial, y ante la incertidumbre de las condiciones que tras la intervención fijara el supervisor, algunas Comunidades han optado por anticiparse a la quiebra técnica y propiciar acercamientos entre cajas para solucionar los problemas. Las Comunidades Autónomas ya tienen un plan.

Por si acaso quedara alguna duda al respecto, cada día que pasa parece estar más claro que la reestructuración del sector de las cajas de ahorros será arbitrada y arreglada, en primera instancia, en los despachos de los Gobiernos Autónomos. Cataluña y Andalucía ya se han puesto manos a la obra y trabajan a buen ritmo para ofrecer soluciones a su particular mapa de problemas en estas entidades. Al Gobierno de Castilla La-Mancha se le escapó por unas horas un acuerdo con la Junta de Andalucía “por un motivo estúpido, el Ejecutivo manchego exigía la permanencia de Hernández Moltó”, asegura un buen conocedor de la negociación, presente en la cena del Parador de Toledo dos días antes de que el Banco de España dijera basta. Un motivo que ni Braulio Medel ni el entonces vicepresidente de la Junta andaluza, José Antonio Griñán, estaban dispuestos a aceptar, como así fue.

El nuevo presidente andaluz esta moviendo Roma con Santiago para que todo quede en casa, al igual que José Montilla, pero con una diferencia importante; mientras el primero no hace ascos a que en una concentración de las cinco cajas andaluzas se una otra u otras dos ajenas a la comunidad autónoma, el catalán no quiere ni oír hablar del asunto, dice que bastante tiene con las diez entidades de su comunidad como para hacerse cargo de alguna ajena a su jurisdicción y, por supuesto, tampoco esta dispuesto a permitir aventuras interterritoriales. No encontrará mucha oposición en que las tres cajas fundadas por las diputaciones (Catalunya, Tarragona y Girona) las más politizadas, en razón de su origen y desarrollo, entiendan que el criterio de la complementariedad con las de Terrasa, Sabadell y Manlleu les puede solucionar el futuro (y la vida) sobre todo si se tiene en cuenta que cubren zonas comerciales y empresariales distintas. Por eso no parece probable que se vayan a producir muchos problemas en Cataluña por una concentración de cajas, como improbable que La Caixa tenga que acudir al rescate de alguna de ellas en dificultades.

El dibujo del futuro del sector, como ya se adelantó el viernes pasado en capitalnews.es, pasa por la formación de seis grandes grupos de cajas en las que se integrarían las ‘supervivientes’. Pero la intención del Banco de España y del Ministerio de Economía en el mencionado dibujo, ya ha levantado los primeros conatos de lucha en la carrera de varias entidades de ahorro por coger tamaño con la absorción de otra entidad. En esta nueva batalla, los movimientos han comenzado: por un lado, la Unicaja de Braulio Medel, quien ha tenido que soportar sonados reproches en Sevilla y Madrid, parece haber visto una jugada algo más clara, por la cual, la caja andaluza estaría interesada en quedarse con la caja castellano-manchega intervenida, una vez hecha la ‘limpieza’ en el consejo de administración (sin Moltó) y con un Banco de España iluminando las cuentas y balance de la entidad. En la jugada de Medel quedan al descubierto los deseos de la Junta andaluza de evitar en el fondo cualquier relación con Cajasur, la cual pasaría a formar parte de la órbita de Cajamurcia, o cualquier otra que decida la Iglesia en una decisión que ya tiene el sello de emergencia.

La murciana parece ser la única que no le pone peros a la andaluza, que sí ha sido rechazada por las otras dos colegas –también católicas- Caja Círculo y CAI que, cuando la cordobesa les ha solicitado solidaridad y condescendencia le han dado con la puerta en las narices.

Lo cierto es que en las últimas horas se negocia con celeridad alguna solución que impida la intervención de otra entidad de ahorro que bien podría producirse a lo largo de esta misma semana. Los problemas de última hora provienen de un reciente comentario del supervisor al estimar que para soluciones del tipo plan urgente o de viabilidad ya era un poco tarde, y que las posibles soluciones pasarían por decisiones más extremas y radicales. Es decir, sería tarde para tratar de solucionar sobredimensionamientos (oficinas y plantillas) ni tampoco para resolver los riesgos con promotores (la ruina de muchas de estas entidades). Sólo parece haber tiempo para deshacer y rehacer consejos y de fijar día y hora para pasar por el notario.

En la Comunidad de Castilla y León, las negociaciones para la formación de una caja única parecen avanzar sin muchos problemas, al menos, lo hacen en silencio. Como José Luís Méndez, presidente de Caixa Galicia que, como buen gallego, se encuentra al acecho (y también en silencio) a la espera de que el nuevo Ejecutivo de la Xunta de Núñez Feijó le comunique cómo sería el mapa financiero que le gustaría al político.

Mientras tanto, el Banco de España, armado de paciencia infinita y a la espera de contar con algún ‘input’ más al respecto del nuevo secretario de Economía, observa cómo la morosidad para muchas de estas entidades se acerca al 8%. En estas cifras, el sector sabe que “si pasa algo, será rápido”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...