edición: 2559 , Viernes, 21 septiembre 2018
06/07/2009
Los partidos políticos quieren conocer las ‘pruebas de esfuerzo’

Desconfianza política sobre los balances de doce entidades

El Banco de España no cree conveniente hacer públicos los exámenes
Compleja, oscura y que se presta a la interpretación, son los primeros ‘elogios’ de algunos de nuestros juristas más reputados al FROB
Juan José González

Uno de los principales puntos de desacuerdo entre el Banco de España y el grupo de economistas que aglutinan sus fuerzas en torno a Cristóbal Montoro, es la exigencia de hacer públicos, al menos, una docena de los famosos test de esfuerzo que obran en poder del banco central. Éste aducía muchas causas, desde el secreto debido hasta el no ha lugar por tratarse de una demanda política que únicamente perseguía armar bulla, algo en lo que seguramente no le faltaba razón al banco. Y para el grupo de economistas próximos al PP se trataba de subrayar explícitamente que no se fiaban del banco. Así las cosas, los test de esfuerzo pasaron a un segundo lugar tras ser publicados en Norteamérica los correspondientes a una serie de entidades financieras que iban a recibir de inmediato la ayuda del Estado con fondos del contribuyente.

Pero ahora, se vuelve a hablar de los test de stress, algo que molesta y descompone a más de dos en Cibeles, porque nadie confía en la auténtica situación de las cuentas de las cajas, como tampoco se fían de que todo vaya bien en los ocho bancos medianos de nuestro sistema financiero. Dos grupos parlamentarios ya intentaron en mayo hacerse con los preciados informes a través de la Comisión de Economía y otras vías alternativas, en ambos casos, y como era de esperar, sin éxito. Esos grupos parlamentarios esgrimen ahora el interés público de esa información en poder del Banco de España porque es más que probable que vayan a recibir ayudas del Estado, y ya se sabe que el Estado somos todos. El interés político sobre la verdadera salud de cajas y bancos medianos pasa por asegurarse de que la ‘auditoría del banco central’ identifica y valora los problemas de las entidades y no falla en el diagnóstico, pues si esto sucede el fiasco al que tendrán que hacer frente los contribuyentes españoles será de órdago.

Otro asunto relacionado con los test de esfuerzo de bancos y cajas, tiene que ver con el contenido de la norma que pone en marcha la reestructuración bancaria (FROB). Compleja, oscura y que se presta a la interpretación, son los primeros ‘elogios’ de algunos de nuestros juristas más reputados. Uno de ellos destaca el lenguaje ambiguo de una ley que debe ser sencilla, aunque técnicamente cuente con alguna dificultad, pero sobre todo llama la atención la forma en presentar el mensaje último de la norma; el texto da numerosas vueltas hasta llegar a sugerir que la capacidad instalada es excesiva y que de facto será preciso adelgazar en cerca de un 25%, al menos para que todas ellas, las supervivientes, sean rentables. La ley se refiere a las entidades financieras, es decir, a bancos y cajas, pero en la práctica, todo son voces para el sector de las cajas de ahorros en una batalla en la que los medianos parecen haberse escondido o librado. La presentación de FROB, ha ayudado a que la exigencia de información pública de los test de stress, haya pasado a un discreto segundo plano de la actualidad.

El interés de los grupos políticos por los informes de esfuerzo de esa docena de entidades, tienen mucho que ver con el reciente informe financiero publicado por la Asociación Española de Banca. Un buen informe de cuya lectura se pueden extraer algunas perlas y afirmaciones de interés para el futuro del sector. La más llamativa, y que sintoniza con la línea seguida –y comentaba en esta misma web- por el Banco de España, es la que afirma con rotundidad que algunas entidades financieras (bancos) pasarán por serios problemas en el futuro, algo que no debe andar muy lejos de la realidad, pues alguna de ellas ya da muestras del deterioro de sus cuentas incluso, sin tener en cuenta la morosidad.

Esta semana da comienzo la fase crítica del FROB, en la que tendrán que sentarse en la misma mesa varias entidades a la vez para hablar de integración, algo de lo que ya podían haber adelantado algo hace tres años, cuando la CE animó al Gobierno a una reforma estructural como la que ahora pone en marcha.

Sin embargo, los grupos parlamentarios que no las tienen todas consigo en este complejo asunto de las integraciones, aseguran que la única forma de apoyar una u otra operación, no estará influenciada por la cotización en el mercado, sino por la posición de su cartera. Por eso, insisten, es decisivo conocer la situación real de las entidades que ahora están pasando por problemas que cuestionen su viabilidad futura, y para conocer toda la verdad, nada como tener acceso a esa docena de test es esfuerzo, como los accionistas de las entidades que en Norteamérica recibieron ayuda pública.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...