edición: 2784 , Lunes, 19 agosto 2019
30/06/2019
fiscal 

Deshonrado moroso

La publicación de la lista de morosos con Hacienda, en su quinta edición, es una muestra más, por valiosa e interesante para el estudio del colectivo autóctono, del fervor del moroso por mantenerse fiel a los principios del descaro y la cara dura. Nueva edición que no defrauda en tanto que conserva el nivel de anteriores listados de ciudadanos y empresas que persisten en su comportamiento asocial. La presente es una suerte de batallón de 4.028 personas y empresas que deben al fisco (es decir, a todos nosotros, incluso a ellos mismos) 14.000 millones de euros.

La lista, sin embargo, confunde al observador si se tiene en cuenta que, como aseguran las cuentas el fisco incluye menos contribuyentes morosos que en listas anteriores.  Confunde porque habría que contar con los directivos de las empresas que esconden sus nombres y apellidos bajo la razón social de la empresa. Luego la lista adolece de credibilidad manifiesta, que, en todo caso, incluso bien poco parece si se tiene en cuenta que los deudores morosos por debajo del millón equivalen en tropa a varios ejércitos. Es decir, sólo conoceríamos a la parte del iceberg que sobresale.

Por ello, poco parecen nombres y apellidos, NIF o CIF de los morosos e importe de sus deudas si tenemos en cuenta que los responsables de la morosidad, del incumplimiento en fecha de la obligación contraída de pagar, tienen el listón de las deudas a partir de un millón de euros, siendo deseable y urgente una actuación del fisco de mayor amplitud que revele la identidad de aquellos morosos que superen el medio millón de euros. Considerar que la mitad de un millón es sólo menos dinero es un error pues el incumplimiento de la obligación se da de igual forma.

Y sin embargo, la lista y la práctica en cuestión cuentan con detractores del método empleado por Hacienda, con defensores del moroso que dudan del éxito reparador de la conducta del moroso, de su eficacia sobre la recaudación y que, a fin de cuentas, sólo provoca la deshonra del moroso que merced a la publicidad de la lista resulta degradado social. Detractores que cuestionan la utilidad y la confidencialidad de estos datos tributarios que bien harían en situar en la misma balanza la deshonra, la desvergüenza y doblez de los fieles a esa conducta y, por qué no, añadir también la suya. Se llevarían una sorpresa.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...