edición: 2557 , Miércoles, 19 septiembre 2018
18/03/2015
Como Alemania y Francia

España ya cobra por colocar deuda

Ya hay inversores que confían tanto en el país que están dispuestos a pagar letras con tipos negativos del 0,014%
Juan José González
La colocación sindicada de deuda por valor de 9.000 millones de euros el martes pasado, parece haber marcado un hito en mucho tiempo por el significado y la repercusión en el mercado, puesto que la hazaña lograda por el Tesoro Público le da el acceso directo a un club en el que ahora mismo cuenta tan sólo con diez países. Es sin duda un estatus que sirve, entre otros, para hacer más llevadero el servicio de la deuda y su reducción, lo que a su vez aumentará el dinero disponible para invertir en sectores productivos y en la creación de empleo. A los tipos negativos habría que sumar la inflación negativa, con lo que el interés real de la deuda soberana española resulta aún más atractivo. Ahora tan sólo hace falta que siga la racha.
El escenario no es nuevo ni insólito, tan sólo sorprende por los giros que son capaces de dar los mercados, muchas veces paradójicos. Es lo que sucede en la actualidad ante la abundancia de liquidez que fluye por los mercados financieros. El dinero ya no persigue un refugio urgente, si no que busca estancias seguras para la excedentaria liquidez. Y el dinero, prácticamente, se queda sin precio por la abundancia y porque tampoco cuenta con alternativas de rentabilidad interesantes.

En ese mismo escenario, que se extiende por la eurozona, se encuentra España con su deuda pública, reclamada por inversores que están dispuestos a pagar por el papel soberano español. La abundancia de liquidez ha comenzado a `trabajar´ para los intereses del Tesoro Público en fechas muy recientes con la reducción de la prima de riesgo, que ha tenido un reflejo inmediato en la caída de los tipos. En el club de los países que reciben dinero por la deuda pública hay, sin embargo, varias categorías porque los plazos marcan la pauta: no es lo mismo intercambiar bonos a dos años con interés negativo, que hacer lo mismo con letras a tres meses, como es el caso español.

Pero España se encuentra, parece que por el momento y en espera de una oportunidad, en el segundo escalón. En el primero figuran Alemania, Francia, Holanda, Austria, Bélgica, Suecia y Suiza, Finlandia, Eslovaquia y Dinamarca. La oportunidad puede llegar si continúa la racha y esta, a su vez, si el BCE mantiene vivo el interés de los inversores, algo que sigue sin estar del todo claro, puesto que, a su vez, el plan del banco se podrá mantener en la medida en que sea capaz de animar la circulación del crédito.

Que los tipos de la deuda sean negativos y que esta situación pueda prolongarse por algunos meses más, quizás hasta fin de año o principios del próximo, es una coyuntura que el Ejecutivo español no debería desaprovechar. El error de pensar que todo ha pasado y que en adelante la deuda pública no quitará el sueño a los gobernantes, es tanto como decir que España se ha acomodado en el escenario, olvidándose de las expectativas y del problema que conlleva el pago de una deuda que, como la pública, será de muy dificil y larga digestión.

Esta bien que el Tesoro haya logrado un hito histórico en el manejo de la deuda y que ahora sea posible una reducción del pago de la misma. Si la situación se mantiene a lo largo de un año y medio o de dos, el balance de la crisis resultará, al final, menos nocivo que el inicialmente previsto, pero serís catastrófico si al éxito de la financiación del Estado no acompaña el éxito también de la financiación empresarial, con crédito bancario.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...