edición: 2493 , Jueves, 21 junio 2018
30/09/2015
banca 

Bancos menos endeudados para abaratar su potencial rescate

ICNr
Bruselas propone gravar la deuda para reducir el riesgo de las entidades. La Unión Europea todavía no ha sacado las cuentas definitivas del coste fiscal de la reciente crisis bancaria, pero todos los borradores apuntan a una factura descomunal que ha dejado maltrechas las cuentas públicas de los países que se vieron obligados a rescatar a su sector financiero, como fue el caso de España. La Comisión Europea calcula que, entre 2008 y 2011, los Gobiernos europeos se jugaron 1,6 billones de euros del contribuyente para evitar el colapso del sistema financiero, una intervención equivalente al 13% del PIB europeo que Bruselas describe como "sin precedentes".
Las autoridades comunitarias habían apostado hasta ahora por la vía reguladora como forma de prevenir que se repita esa debacle presupuestaria. Pero en un informe sobre fiscalidad publicado por la Comisión Europea se suma a la tesis de que los impuestos sobre el sector financiero, en particular sobre su deuda, también pueden contribuir a reducir las potenciales pérdidas de los contribuyentes y obligar a las entidades financieras a actuar con más prudencia.

Bruselas recomienda modificar el actual tratamiento fiscal del sector bancario que en muchos países europeos incentiva el endeudamiento de las entidades financieras en detrimento de su ampliación de capital.
España, según la CE, es el tercer país de la UE (por detrás de Francia y Malta) donde ese sesgo está más acentuado. En el caso de España, además, el peligro se acentúa por su propia estructura del impuesto de sociedades, cuyos tipos elevados, según la CE, pueden animar a los bancos, como al resto de las empresas, a buscar desgravaciones a base de endeudarse.

El BCE calcula que de unos 800.0000 millones de euros en intervenciones de apoyo solo se han recuperado unos 330.000 millones, es decir, menos del 40%. Y Francfort contrasta ese dato con el de la crisis en Suecia a finales de los años 80, donde en un plazo de cinco años Estocolmo recuperó el 95% de su exposición.

Bruselas propone ahora una acción preventiva para que las pérdidas potenciales no alcancen de nuevo esos niveles. Y junto a directivas de solvencia o la supervisión estrecha de las autoridades, sugiere cortar el impulso fiscal a la deuda: bien suprimiendo las deducciones del pago de intereses, o bien extendiendo esa desgravación al pago de dividendos, para evitar que las entidades emitan deuda privad que puede acabar siendo pública.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...