edición: 2617 , Lunes, 17 diciembre 2018
19/06/2015

Deudas de unos y de otros

La huella de la crisis existe y persiste. En banca se la llama morosidad, pero en la calle y en las casas se la conoce por el nombre de deuda, lo que falta por pagar, por devolver, saldar... En teoría se resolverá cuando el paro se convierta en empleo. Pero el paro sigue siendo el pero. Así pues, toca esperar, toca paciencia. Porque de la misma forma que unos pierden los nervios para cobrarse la deuda mediante desahucio, otros los pierden también pidiendo quitas. Y ni lo uno ni lo otro deben funcionar con nervios.

La huella de la crisis que la banca llama morosidad comienza a perder color, se debilita, como si fuera proporcional a la levedad con la que se reduce el paro. Es probable que el fenómeno sea una virtualidad más que esconden los mercados financieros y laborales cuando conviene hacer un ajuste. Pero también es probable que unos y otros, acreedores y deudores, particulares y bancos, hayan decidido ajustar sus criterios a la prudencia; virtud o valor que tiene como fiel la sensatez y la cordura, el comedimiento y la reflexión.

En definitiva, la sal y el azúcar o el pan y el vino que unos y otros dejaron abandonados en el olvido, en el camino, hace años, cuando a unos les dio por pedir lo que no podrían pagar y a otros lo que no podrían recuperar. La vuelta a la prudencia de todos es conditio sine qua non para bajar la morosidad. Y lo saben los unos y los otros.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...