edición: 2349 , Miércoles, 22 noviembre 2017
29/07/2015

Deutsche Bank recupera deuda adquirida en España con Iberia Inversiones, registrado en Irlanda

IGGSAD dice operar en nombre del fondo y reclama deuda prescrita de BBVA sin notificar la cesión
Carlos Schwartz
International Group Gestión y Servicios de Apoyo al Derecho (IGGSAD) con sede en Sevilla ha iniciado el acoso de los deudores morosos de al menos parte del paquete de deuda que el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) vendió a Deutsche Bank el año pasado, un paquete valorado en 1.700 millones de euros cedido con un descuento del 98%. El vehículo a través del cual Deutsche Bank hizo la adquisición desde su departamento de activos en mora de Londres se denomina Iberia Inversiones (II). De acuerdo con una fuente de TDX Indigo Iberia SL, que según afirma opera como agente principal de II, este fondo es propiedad de DB. II está domiciliado en Dublín, Irlanda. Su único accionista es Matsack Nominees Limited. El accionista único de esta última es a su turno Matsack Trust.
El accionista único de Matsack Trust es a su turno el socio del despacho de abogados corporativos Matheson, Liam Quirke. La cadena documental se acaba aquí, pero los documentos del registro de Dublín señalan a Deutsche International Corporate Services con domicilio en Dublin como la persona jurídica hacia la cual se pueden encaminar “las preguntas”. El paquete de deuda vendido bajo el nombre de Operación Saturno, y con el asesoramiento del banco de negocios N+1, según una fuente del BBVA tiene “una antigüedad media de ocho años”.

Esta “antigüedad media” no obsta para que IGGSAD esté además reclamando el pago de deudas de más de 20 años de antigüedad que han prescrito y cuyos derechos de ejecución han caducado y cuya sesión no ha sido notificada por el banco y cuya sumatoria de intereses parece cuando menos arbitraria. De acuerdo con una fuente próxima a los afectados “el contrato de TDX Indigo Iberia SL establece que la información de la cesión va por cuenta de los encargados de reclamar el pago”. TDX Indigo Iberia habría encargado a IGGSAD el cobró de parte de dicha cartera, pero mantiene en su base de datos los registros correspondientes a las deudas cedidas.

La extrema debilidad de la ley de protección de datos de España pareciera que permite, en opinión de quienes pretenden el cobro, que se hayan cedido los datos personales de titulares de deuda que o bien ya fue pagada, que no es ejecutable, que ha prescrito o cuyos derechos de ejecución han decaído. Otra cosa parece considerar la Agencia española de Protección de Datos, al menos a tenor de lo que establece el artículo 11.1 de la LOPD “El tratamiento de los datos de carácter personal requerirá el consentimiento inequívoco del afectado, salvo que la ley disponga otra cosa”. El argumento de IGGSAD para restar validez a esa norma es que “hay un expediente abierto”. Ocurre que si han transcurrido más de 20 años y el periodo de prescripción es de 15 es cuando menos dudoso que haya “un expediente abierto” y esta suposición oportunista priva de seguridad jurídica a los afectados.

De acuerdo con la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) un fondo cuyo domicilio social no está en España, que no se ha constituido conforme a las leyes españolas, y que tiene su sede de dirección efectiva fuera del territorio español, no tributa en España.

Es decir que los beneficios que obtenga Iberia Inversiones cuya única actividad es adquirir deuda al descuento en España para hacer una diferencia con lo que logre cobrar sobre ella tributa en Irlanda.
Deutsche Bank ha preferido “no comentar”, es decir no responder a las siguientes preguntas hechas en España y Alemania: ¿Tiene Iberia Inversiones un establecimiento permanente en España? ¿Donde está domiciliado el equipo de gestión de Iberia Inversiones? ¿Si carece de domicilio fiscal en España quien lo representa ante la AEAT? ¿Es cierto que TDX Índigo es el agente principal de Iberia Inversiones? Si la cuestión fiscal es tan transparente como se presume es difícil explicar el silencio de DB.

El tipo fiscal para las inversiones en el impuesto sobre sociedades en Irlanda es del 25%, es decir el mismo que actualmente en España, país con el cual tiene un tratado de doble imposición. A igualdad de tipo fiscal no se entiende muy bien la elección, a menos que el tipo fiscal sea del 12,5% extremo que no ha sido posible verificar. Si es por el afán de ocultar quién está detrás de Iberia Inversiones, originalmente bautizado como Francisco Inversiones... verde y con asas.

No es menos cierto que el abogado Liam Quirke puede no tener un poder de Deutsche Bank, sino de una sociedad en Holanda, que a su turno es propiedad de una sociedad en las Antillas Holandesas que pudiera ser el accionista último de Iberia Inversiones. Con lo cual las acciones que detentan el control final del fondo de DB podrían estar en realidad durmiendo en algún oscuro despacho del paraíso fiscal de Curaçao donde un abogado que trabaja para Matheson de Dublin las cuida celosamente. En ese caso, quién sabe como tributa Iberia Inversiones. No parece que eso le interese a nadie. O puede que si a la AEAT.

Mientras, es cierto que el negocio de cobrar deuda morosa no goza de la simpatía de la población aunque para los bancos afectados sea una forma de sacar de sus libros una carga amortizada. Las fuentes del mercado afirman que BBVA se anotó en esta operación una plusvalía de 50 millones de euros, es decir perdió y amortizó 1.700 “aprox” y se desquito con 50... no da ni para las cervezas.

En cuanto a la empresa que se ocupa del cobro hay cierto grado de confusión porque en la página web IGGSAD dice que su CIF es el B41951872, mientras que de acuerdo con el registro mercantil el CIF que se corresponde con ese nombre es el B90024373 . La confusión puede resolverse quizá por la existencia de otra sociedad, Servicios de Apoyo al Derecho cuyo CIF si coincide con el primero. En la página web la sociedad afirma que está activa desde 1996 pero IGGSAD inició sus operaciones en 2012. Los que quieran presentar una denuncia a la Agencia Española de Protección de Datos quizá deban aclarar estas confusas peculiaridades no sea cosa que la dichosa agencia rechace la denuncia.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...