edición: 2328 , Lunes, 23 octubre 2017
11/04/2017
LA OREJA DE LARRAZ

Dieciséis estados miembros de la UE inician los trámites para crear la Fiscalía Europea

Xavier Gil Pecharromán
Un total de 16 Estados miembros de la Unión Europea han comunicado a las tres instituciones (Comisión, Parlamento y Consejo) su intención de iniciar una cooperación reforzada para crear una Fiscalía Europea. Se trata de un sistema de trabajo que permite actuar a un grupo de Estados miembros, sin necesidad de que participen los Veintiocho.
La Fiscalía Europea se ocupará de investigar, procesar y llevar ante la justicia a los autores de delitos contra los intereses financieros de la Unión.

Son signatarios de la carta de notificación Alemania, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Lituania, Luxemburgo, Portugal, la República Checa y Rumanía. Se espera que otros Estados miembros se unan a la cooperación, a lo cual tienen derecho en cualquier momento anterior o posterior a la adopción del Reglamento sobre la Fiscalía Europea.

La Fiscalía Europea será un órgano indivisible de la Unión, que funcionará como un solo organismo. El nivel central estará integrado por el fiscal general europeo, que será el jefe de la Fiscalía en su conjunto y el jefe del Colegio de fiscales europeos, las Salas Permanentes y los fiscales europeos. El nivel descentralizado  se integrará por los fiscales europeos delegados, establecidos en los Estados miembros.

Ahora se reanudarán las negociaciones en el Consejo con el fin de ultimar el texto. Los debates en el Consejo tendrán lugar a partir del último texto transaccional del Reglamento sobre la Fiscalía Europea, estabilizado en enero de 2017. El proyecto de Reglamento deberá obtener la aprobación del Parlamento Europeo antes de poder ser definitivamente adoptado.

El Reglamento establece un sistema de competencia compartida entre la Fiscalía Europea y las autoridades nacionales encargadas de combatir los delitos que afectan a los intereses financieros de la Unión, basado en el derecho de avocación de la Fiscalía Europea.

Las Salas Permanentes estarán presididas por el fiscal general europeo o uno de sus adjuntos o por un fiscal europeo, de conformidad con los principios establecidos en el reglamento interno. La asignación de los casos a las diferentes Salas Permanentes se basará en un sistema de reparto aleatorio de modo que se garantice, en la medida de lo posible, una distribución equitativa de la carga de trabajo.

Se nombrará para el Colegio a un fiscal europeo de cada Estado miembro. Éstos deberán supervisar, en nombre de la Sala Permanente competente, las investigaciones realizadas y las acciones penales ejercidas por los fiscales europeos delegados en sus respectivos Estados miembros de origen. 

Habrán de actuar como enlace entre la Fiscalía Central y el nivel descentralizado en sus respectivos Estados miembros, facilitando el funcionamiento como un organismo único. El Fiscal europeo de supervisión debe verificar la compatibilidad de cualquier instrucción  con el Derecho nacional, e informar a la Sala Permanente en caso de incompatibilidad.

Debido a la carga de trabajo relacionada con un número elevado de investigaciones y actuaciones judiciales en un Estado miembro determinado, un fiscal europeo debe poder solicitar que, con carácter excepcional, la supervisión de determinadas investigaciones y actuaciones judiciales en su Estado de origen puedan asignarse a otros.

Por regla general, las investigaciones  serán efectuadas por los fiscales delegados en los Estados miembros. Deberán hacerlo de conformidad con este Reglamento y, para las cuestiones no reguladas por el presente Reglamento, con el Derecho nacional. Los fiscales europeos delegados deben desempeñar sus funciones bajo la supervisión del fiscal europeo de supervisión y bajo la dirección y siguiendo las instrucciones de la Sala Permanente competente.

La Fiscalía Europea trabajará en procedimientos en que la mayoría de los demás agentes serán organismos nacionales como tribunales o juzgados, cuerpos de policía y otros servicios encargados del cumplimiento de la ley, razón por la cual el Consejo tiene un interés específico en participar de cerca en el proceso de nombramiento.

Al otorgar estas competencias al Consejo se tiene además adecuadamente en cuenta que cualquier competencia decisoria que tenga repercusiones directas en las estructuras judiciales y de ejercicio de la acción penal de carácter nacional puede resultar delicada.

El Parlamento Europeo y el Consejo deben, de común acuerdo, nombrar fiscal general a uno de los candidatos preseleccionados. Cada Estado miembro debe designar a tres candidatos para el cargo de fiscal europeo para que el Consejo proceda a la selección y nombramiento. Con el fin de garantizar la continuidad de la labor del Colegio, debe procederse cada tres años a una renovación parcial, con la sustitución de un tercio de los fiscales europeos. Se otorgarán al Consejo competencias para adoptar las normas transitorias que se aplicarán al nombramiento de los fiscales europeos para el primer mandato y a su actuación durante este.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...