edición: 2493 , Jueves, 21 junio 2018
07/05/2014

Diez países llegan a un acuerdo de mínimos para crear una eurotasa Tobin

Se trabaja en un impuesto "prudente", "cauto" y "razonable" y que examinarán bien cada paso para tener en cuenta "posibles efectos indeseados" del ITF.

La historia del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), que pretende gravar las operaciones bursátiles, es una historia de intereses políticos, electorales y financieros, entremezclada con algo de teoría fiscal e interés recaudatorio. 

Los veintiocho ministros del Ecofin han debatido el acuerdo de mínimos al que han llegado los diez países que realmente están dispuestos a aplicar esta adaptación de la Tasa Tobin. Los ministros de Austria, Bélgica, Estonia, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Portugal, Eslovaquia y España han firmado un comunicado conjunto en el que se comprometen a "crear régimen fiscal armonizado para gravar las transacciones financieras". Eslovenia ha suspendido su participación.

El documento es bastante poco concreto -un "mínimo común denominador", según el ministro de Economía español, Luis de Guindos- se limita a esbozar con trazo grueso algunas características del futuro impuesto: "El trabajo [...] se basará en una implementación progresiva del impuesto [...] se centrará en el gravamen de acciones y algunos derivados".

El texto ni tan siquiera menciona cuestiones clave, como la cuantía del impuesto o el principio por el que se decidirá quién debe pagarlo: si el de residencia (se gravan operaciones realizadas por personas físicas o jurídicas que residen en los países participantes) o de emisión (se gravan operaciones sobre títulos emitidos en los países participantes).

Los ministros se comprometen a tener en cuenta "el impacto económico" antes de ampliar el ITF a otros instrumentos financieros. Según el comunicado, los países que quieran gravar más productos de los que se pacten inicialmente serán libres de hacerlo.

El trabajo técnico se elaboraría este año y empezaría a implementarse, como muy tarde, el 1 de enero de 2016. Sin embargo, el Programa de Estabilidad publicado por el Gobierno la semana pasada contemplaba que el ITF empezara a aportar a las arcas públicas en el año 2015. Bajo el concepto "ITF y otros impuestos", el Ejecutivo estimaba unos ingresos de unos 600 millones de euros.

Sin embargo, De Guindos ha restado importancia a este hecho y ha asegurado que el hecho de que el impuesto empiece a aplicarse en 2016 no tendrá impacto en el Programa de Estabilidad. Ha descartado empezar a aplicar por su cuenta en 2016 el ITF, y no ha dado detalles sobre cómo se compensarán esos ingresos que, necesariamente, pasarán de 2015 a 2016.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...