edición: 3024 , Miércoles, 5 agosto 2020
10/06/2020

Dimas Gimeno, ”afectado”

En efecto, no se sabe en qué parte de la composición del virus pero está identificado un gen que al parecer no hace distinciones entre humanos; igual infecta a un vicepresidente o a cualquier ministro/a que a ricos herederos o a gente del vulgo. Al bicho todo le da igual, plebe que aristocracia, centro o periferia. En esa `igualdad´ de trato dispensada, el gen del bicho tampoco distingue deudas ni al corriente de pago, se ceba con todo lo que pilla. Y en ese pille ha pillado a Dimas Gimeno, el que fuera todo en El Corte Inglés.

Le ha pillado por dónde más duele, por su deuda que, como siempre, es con la banca que oportunamente (sino no hay dinero) ya se cubrió en su día con el aval de los dividendos anuales del grupo de distribución que le corresponden a Gimeno -y a más familia-, pues estos contrajeron una deuda millonaria con Hacienda por impuestos de sucesiones -aplazados por falta de dinero-. Sobre el papel, no debe haber ningún problema con el virus porque en la medida en que Dimas y familia reciban el dinero fresco de los dividendos de El Corte Inglés, podrán hacer frente al crédito bancario para pagar la deuda tributaria.

Pero también sobre el mismo papel la situación puede ser muy distinta y darse la vuelta si la fuente proveedora del dinero -los dividendos de la distribuidora- decide no distribuir por razones varias. Y parece que hay varias razones, entre las cuales pesa, obvio, la obligación de capitalizar los beneficios, pues es conocida la ayuda estimable de una dispensa del Gobierno al grupo por una regulación de empleo de 26.000 empleados. No sería de recibo el recibo de los dividendos cuando media una ayuda millonaria en préstamos sindicados y otras vías de financiación.

Así que el virus obligará a Dimas y demás familia a tomar decisiones drásticas y quizá muy dolorosas como consecuencia de que el grifo del dividendo de El Corte Inglés se ha `confinado´, al menos, por dos años. Para Dimas puede ser el final de una batalla perdida. Como perdida también se da una parte de la herencia (su participación en El Corte Inglés) que valorada en su día en 500 millones de euros, hoy vale menos de 400 millones y bajando según confirman el gerundio fondos de inversión, conocedores de que no habrá dividendos. Eso sí, no hay mal que por bien no venga, pues para El Corte Inglés librarse de Gimeno puede ser muy gratificante.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...