edición: 3073 , Viernes, 23 octubre 2020
06/11/2008

Dinero gratis

J.J. González

Despejado el horizonte electoral, los inversores esperan mañana la cifra de paro en EE UU, de la que se avanzan estimaciones “decepcionantes”. Bajan las Bolsas en Europa, que baila al ritmo que toca Wall Street y dan la espalda al recorte del BCE.

Los profesionales de mercado acostumbran a decir que cuando hay problemas gordos, el dinero sólo quiere dólares y bonos. Pues ni más ni menos, esto es lo que debe suceder en estos momentos. El dinero continúa su éxodo hacia otra parte, se va de los mercados de renta variable y elije activos de otro pelaje, no tan sujetos al ritmo de la fuerte volatilidad que viven las Bolsas. La inversión se encuentra en una zona reservada a “superoperadores”, gente de fino olfato y mucha cintura, porque con estos vaivenes mantenerse en pie, o incluso de rodillas, se antoja insoportable.

Las jornadas pasadas mostraban un halo de optimismo, y la de ayer fue típica de coger el dinero y correr. Flor de un día para recibir al que será nuevo vecino de la Casa Blanca. Hoy tocaba esperar algún detalle del Banco Central Europeo, esperanza que se encargó de aguar el impertérrito Jean-Claude Trichet. ¡Hay que ver este hombre! No se arredra ni con un punto y medio de su colega King en Londres. A estas alturas vamos conociendo que a Trichet no le gustan las rebajas ni un pelo y por esta razón, y ateniéndose fielmente al guión, sin despeinarse, concedió medio punto a la galería, dejando la puerta abierta a otra bajada de 50 puntos con motivo de la celebración de las Navidades. A esta velocidad, expertos como David Cano, de Analistas Financieros Internacionales (AFI) auguran un precio del dinero “a la japonesa” cerca del cero en algún momento del próximo año, una hipótesis con la que trabajan algunos departamentos de inversiones de bancos españoles.

La lectura que se hace de lo sucedido hoy en los mercados no va más allá de valorar negativamente unas cifras macro cada vez más extendidas; cuando no es Francia, es Alemania, y cuando no es España, pues es Reino Unido, y así día tras día. Las empresas no le van a la zaga; recortes de producción, de resultados, de plantillas, de mercados, incluso alguna se recorta el logotipo para gastar menos luz. En fin.

Sigue cotizando la incertidumbre porque es la manifestación de la cara oculta del miedo. Un temor que se acentúa conforme se suceden las intervenciones de los Gobiernos en la economía y las acciones concertadas de los bancos centrales. Aquí la lectura continua siendo la misma: cuando los Gobiernos hacen esto es que la situación es muy grave. La gravedad se quiere atajar ahora con políticas fiscales locales, es decir, que cada país eche su cable o arrime su hombro según sus capacidades. Trichet se mostró hoy más cauto, si cabe, que en ocasiones anteriores. “La inflación remite, pero aún no ha desaparecido el riesgo que la origina”. Ahora la preocupación es la recesión, no que se produzca, sino la duración, porque hoy, con mayores motivos que en la crisis de 2003, hay más riesgo de deflación. Y esto sí que cotiza.

Credit Suisse, donde figuran expertos y finos analistas, se propuso poner a la Banca española firme. No fue suficiente la recomendación (insolente que dijo algún banquero) ayer del Banco de España acerca del recorte de costes que deben realizar el sector financiero. La casa de análisis suiza, recortó todos los PO (Precio Objetivo) de los principales bancos españoles, desde el Santander hasta el Pastor; un detalle que no pierden de vista los gestores de fondos de inversión para justificar, así, una parte de ese éxodo al que nos referíamos al principio.

Hoy se ha visto en la Bolsa madrileña cómo los cuidadores del valor de un  gran banco hacían lo imposible por mantener, a toda costa, el precio de la acción por encima del valor en libros. Y lo han conseguido por los pelos. Curiosa labor la de estos profesionales de mercado.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...