edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
29/09/2010
BOLSERIAS

Díscola solvencia periférica

El Ibex 35 baja 0,98% y cierra en 10.486,8 puntos
Juan José González

Más que ayer pero menos que mañana. Se trata de la volatilidad que con tanta virulencia aparece campando a sus anchas por la bolsa española. Y aunque la atención esta centrada en los movimientos de divisas y commodities, los inversores no están dispuestos a perder la ocasión de tanto movimiento de papel. Las pautas no son muy diferentes a las seguidas en la sesión de ayer, donde el riesgo de Irlanda y Portugal, aunque hoy más estables, preocupan por la rebaja de la nota de Irlanda así como la de Portugal. La situación se hace incómoda porque se trata de ganarle una batalla a la solvencia, al mismo tiempo que el Gobierno de Dublín procede al rescate del Anglo Irish Bank. Con este movimiento los operadores estiman que el sector bancario en pleno se encuentra en apuros, y por tanto lo someten a observación. Los indicadores económicos parece que pasaron hoy a un segundo plano de interés ante la inquietud de la deuda soberana en los países periféricos. Escaso volumen de negocio en torno a los 1.800 millones de euros, que sigue la estela de la desconfianza y de nuevos riesgos. La bolsa de Nueva York comenzó con ligeros recortes que se ampliaron con el paso de las horas, influyendo en Europa, como ya es costumbre.
· COTIZACIONES

Los primeros movimientos en los mercados de renta variable presagiaban que tras las ligeras subidas se pasaría fácilmente a las pérdidas. El paisaje estaba dominado por los movimientos en corto, los cuales se aprovechan para recoger ganancias. Algo así es lo que sucedió en la jornada, donde la nota característica fue la indefinición y una continuidad de la volatilidad que ayer había presentado sus credenciales. Pero los inversores no querían dejar la oportunidad de tantear el mercado al que iban a llegar indicadores de la talla del índice de confianza en la Eurozona, que elabora la Comisión Europea, y que resultó mejor de lo esperado por el consenso del mercado, y por otro lado, las peticiones semanales de hipotecas en EE UU, peor de lo previsto por los analistas. Entre uno y otro, se puede decir que jugaron a modo de neutralización, para a continuación, fijarse en la otra referencia de la jornada; el mercado de divisas, inquieto, movido, muy especulativo porque permite un amplio margen de ganancias.

De nuevo, también, jornada aciaga para el sector financiero, con todos sus componentes en rígida formación a la cola de los selectivos, particularmente, en el paneuropeo Eurostoxx 50. Les perjudica las dudas sobre la solvencia en un momento en el que un banco irlandés esta siendo rescatado y otros muchos están en capilla. En el selectivo español, los pesos pesados recibieron un fuerte revés de los operadores que decidieron que, al margen de la huelga general que se jugaba el crédito sindical, la ocasión pintaba bien para recoger algún beneficio y hacer caja. Recordar que quienes deseen una buena foto al término del trimestre, deberán echarse un poco –o mucho- de maquillaje.

Y así, mientras BBVA lideraba las pérdidas en el selectivo español, Santander cedía la mitad de las pérdidas del primero. Con las energéticas escalando posiciones hasta la cabeza del selectivo, Repsol e Iberdrola se resistían a perder terreno, si bien, no lograban cerrar en positivo. Telefónica no brilló en la sesión y se mantuvo en discreto segundo plano.

Los mercados del resto de Europa renunciaron, como casi siempre, a un cierre autónomo, para el que había buenas razones. El selectivo europeo cerró con recortes, básicamente, debido a la caída del sector financiero. Y en el resto de plazas del continente, las pérdidas en torno al medio punto porcentual dejaron claro que se deseaba hacer un cierre similar al de Wall Street, como así fue.

En el mercado de divisas, la moneda única europea se apreciaba frente a un dólar en declive, y al cierre de las bolsas marcaba 1,363 unidades con tendencia al alza. La onza de oro mantuvo su particular cabalgada batiendo récords históricos, hoy cerró en 1.307,5 $, un 1,44 % más que en la jornada anterior. En la sesión de hoy, la onza llegó a superar en algunos momentos los 1.316 dólares. El precio del barril de crudo Brent  se pagaba por 78,80 $, y el euribor avanzaba al cierre una milésima hasta 1,425 %.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...