edición: 2789 , Lunes, 26 agosto 2019
16/05/2011
Sin el atractivo de un buen descuento en la salida a Bolsa y la limitación del dividendo

Dudas sobre el éxito de las OPV en marcha: no hay dinero para todas

Banco de España y CNMV ponen dificultades, controles y límites a las operaciones de los nuevos bancos
Juan José González

Mensajes cruzados o contradictorios. Una docena de empresas españolas, cinco de ellas son nuevos grupos de cajas de ahorros, calientan motores para acudir al mercado bursátil en busca de financiación, del capital necesario para continuar adelante con sus planes empresariales. Un cálculo aproximado, y también apresurado, pues algunas de las entidades que han comunicado su próxima aparición en Bolsa –a lo largo de los siete meses que restan del ejercicio- no han concretado el volumen de acciones que pondrán a la venta, estima que serán poco más de 70.000 millones de euros la valoración de las participaciones que esa docena de empresas representarán en el mercado de la renta variable. Tiempos cargados de ‘opv’ en un ejercicio que se vuelve cada vez más crudo, con ajustes en marca y ajustes pendientes, con sequía de crédito y búsqueda obligada de financiación alternativa –la Bolsa es una de ellas- para que salgan las cuentas. El mensaje cruzado, o las indicaciones contradictorias, proceden, en este caso, del Banco Central Europeo y del Banco de España; los dos al unísono hablan de limitar dividendos. La falta de remuneración del capital –dividendos- supone para el inversor la ausencia del mayor atractivo del dinero. Y los dividendos parecen ser la principal promesa y enganche comercial en la mayoría de los aspirantes a inquilinos de la Bolsa española.

El Banco de España, y la CNMV ya se han adelantado a lo que puede que vaya a ser la tónica general en los próximos meses, con cinco grupos de cajas, o nuevos bancos, solicitando la confianza y la inversión del público en el mercado bursátil. Los dos organismos, legislador y supervisores, tienen preparadas las lupas de mayor aumento para controlar los folletos y documentación que presentarán los aspirantes al mercado de renta variable. No piensan pasar por valoraciones a la baja, vigilarán los descuentos, posiblemente, el gancho comercial para ‘pescar’ al público, al pequeño inversor. Banco de España y CNMV ya han advertido en privado a los futuros inquilinos de la Plaza de la Lealtad que, deben buscar un equilibrio entre el precio de la acción en la salida y el dividendo futuro que tengan pensado distribuir. El pay out o porcentaje del beneficio que se vaya a destinar a los nuevos inversores.

Porque, no es lo mismo que Loterías y Apuestas del Estado -una operación de unos 22.000 millones de euros- esté barajando un 84% de pay out, a que una Banca Cívica o el Grupo Mare Nostrum, o incluso, Bankia, estén pensando en pay out por encima del 40%. Este es un punto sensible en las operaciones que se producirán a partir de los próximos meses, cuando Caixabank, Bankia, Grupo Mare Nostrum, Banca Cívica y el grupo financiero formado por asturianos, extremeños y cántabros, encadenen sus salidas a Bolsa. Banco de España y CNMV han avisado –a tiempo- del celo que pondrán en las valoraciones de las participaciones, que se verán reflejadas en el precio de las entidades, sobre las que trabajan tres sociedades auditoras.

Un pay out reducido, inferior al de la media del sector bancario, por debajo del 50%, limitará el atractivo de las ‘opvs’, sobre todo si se tiene en cuenta que no va a ser fácil que todos los grupos de nuevas cajas cotizadas –a excepción de Caixabank- obtengan beneficios suficientes –si es que los tienen- como para permitirse la ‘alegría’ de repartir dividendos. En el supuesto de que los hubiere, el Banco de España, la CNMV y, como apuntaba la semana pasada el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, es más que probable que les recordaran de nuevo, el consejo de frenar el reparto de dividendos y hacer acopio de capital.

Entre los dividendos limitados que parece serán la tónica de los nuevos cotizados, y que los precios de colocación contarán con la vigilancia de los supervisores para evitar los descuentos, es probable que algunos de estos nuevos grupos bancarios no cubran la totalidad de la oferta. Telefónica también acude al mercado para colocar el 50% de Atento, aunquese trata de una colocación entre inversores institucionales y de la que no se esperan dificultades.

Así las cosas, los próximos meses, se dice que tiempos de ‘opvs’ en el mercado español, pueden convertirse en una batalla campal entre entidades financieras y empresas del tipo de Día (filial de Carrefour), TALGO, Loterías y Apuestas del Estado, AENA, todas ellas en busca de un hueco en el mercado bursátil, aunque con artillería de muy diferente calibre. Y donde el éxito de las operaciones, más que en el atractivo de la relación precio-beneficio de la acción, de los descuentos en el precio de colocación o, incluso, en los dividendos prometidos, habrá que buscarlo en el accionariado, en el sector, el modelo de negocio, en la diversificación de mercados, en las deuda y en la capacidad de hacer caja y generar liquidez. Y ni todas las cajas ni todas las sociedades de servicios que aspiran a cotizar, reúnen los atractivos suficientes para ganar la confianza del dinero de los inversores.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...