edición: 2975 , Miércoles, 27 mayo 2020
08/04/2020
banca 
Socializar temporalmente dividendos

Dudas sobre cómo podrá afrontar el Estado las deudas de la crisis en solitario

En Alemania le dan vueltas a una idea: retener una parte de los dividendos de las grandes automovilísticas para acometer los fuertes gastos en inversión sanitaria
Juan José González
Un nuevo movimiento en el mundo empresarial parece percibirse a raíz de algunas reacciones institucionales de estos últimos días en relación al reparto de dividendos en épocas de crisis. Sin ir más lejos, la pandemia, la crisis sanitaria que se presenta como antesala de una crisis mayor, una recesión que nos restará un año al menos de crecimiento, una caída colosal y abrupta de los ingresos, de los beneficios, del empleo, etc, es el escenario en el que nace esa nueva crítica social hacia algunas de las grandes compañías que en estos días de regulaciones laborales entre ERTEs y EREs han mantenido inalterable la política de reparto de dividendos. En España ha sido el sector bancario y en parte el eléctrico los que han sabido entender de forma inteligente que la exigencia de la sociedad pasa en un momento como el actual por un aumento de la solidaridad antes que por un aumento del dividendo. Y ni siquiera el mantenimiento de la remuneración a los accionistas, un derecho de los accionistas y una obligación de las sociedades, parece tener en estos momentos mayor justificación dado que se trata de una situación excepcional, de un territorio inexplorado en el que habrá que ir avanzando conforme pasan las semanas. El sector bancario español reaccionó de forma inmediata, con rebaja de bonus y recortes de salarios a la dirección y otros colectivos numerosos.
Y, por supuesto, la suspensión de los dividendos, incluso en algunas entidades considerando los pendientes a percibir del ejercicio pasado, forman parte de esa reacción que tiene una parte solidaria y otro efecto de prudencia empresarial que si no fuera por las circunstancias anormales seguramente no se habrían llegado a producir. El caso de la banca española es, en este sentido, un ejemplo que parecen estar reconociendo los reguladores europeos y que también ha seguido las pautas del supervisor local español, del Banco de España. 

Es un movimiento de solidaridad pero que en el fondo mantiene un debate mayor como es el que tiene que ver con la socialización de las pérdidas, las cargas y deudas que se vayan a derivar de la crisis que va a producir la pandemia. El movimiento nuevo tiende a pensar que en la nueva situación será difícil que el Estado pueda cargarse todo sobre sus espaldas y que no habrá suficientes impuestos (en recesión caen los ingresos del Estado) para hacer frente a tantas nuevas cargas que habrá que sumar a las cargas pasadas que aún siguen vivas y que como se sabe son cuantiosas.

Como en tantas otras crisis, la sociedad entera volverá a mirar de nuevo hacia las instituciones y surgirá la crítica social contra los salarios, los beneficios, los impuestos y los dividendos, entre otros, sin descartar que algunos grupos reivindiquen la propiedad o la estatalización de los medios de producción. Algo así acaba de suceder en Alemania a propósito del reparto de dividendos que coincidía ahora, en plena pandemia, y que implicaba a las grandes compañías del sector de la automoción. 

Fuertemente criticadas por los grupos sociales, por su falta de solidaridad social en medio de una crisis sanitaria histórica, y las compañías repartiéndose miles de millones de euros, un contrasentido si se tiene en cuenta que se trata de grandes empresas que mantienen EREs temporales. En medio de esta batalla que pone en entredicho la oportunidad de algunas decisiones, como es el caso de la distribución de dividendos, es donde algunos grupos sociales se estarían planteando la reserva de una parte de los dividendos de las grandes empresas a modo de impuesto extraordinario que recibiría el Estado de forma transitoria para hacer frente a las grandes deudas que se le vienen encima y a las que no se podrá enfrentar en solitario.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...