edición: 2678 , Lunes, 18 marzo 2019
11/09/2015

E.ON suspende el traspaso de nucleares a una sociedad independiente y culpa al Gobierno por su decisión

Las acciones de la eléctrica caen un 5% en Frankfurt por la previsión de pérdidas en el tercer trimestre
Carlos Schwartz
El consejo de administración de E.ON, la mayor eléctrica alemana, votó por unanimidad suspender el traspaso de los activos nucleares de la empresa a una sociedad a la que se trasladarán los activos de generación convencional y el trading de energía eléctrica. La estrategia de separar los activos convencionales y nucleares de la generación por renovables y la distribución así como los servicios de valor añadido para clientes fue adoptada el año pasado y deberá hacerse efectiva en enero de 2016. La nueva sociedad a la que se trasladarán esos activos se denomina Uniper. La empresa explicó que su decisión es resultado de cambios legislativos que prepara el Gobierno de Alemania de acuerdo con los cuales las empresas mantendrán su responsabilidad sobre los activos que crearon aun cuando pierdan la titularidad de los mismos.
La empresa opera tres centrales nucleares y tiene intereses minoritarios en otras tres y el total de la energía eléctrica producida por sus inversiones en el sector nuclear representa el 8% del total generado por la compañía. La política del Gobierno alemán para el sector conocida como “revolución energética” consiste en la introducción paulatina de generación renovable y la supresión en 2022 de la generación nuclear. La estrategia de E.ON se basaba en la idea de que los activos convencionales podrían ser amortizados y dados de baja del balance de la filial, o vendidos, con mayor facilidad en una persona jurídica distinta aislando al balance de E.ON de las consecuencias de ese proceso.

La empresa anunció al mismo tiempo que la caída de los precios de la energía eléctrica, en línea con la caída de los precios de las materias primas, ha creado un nuevo escenario para el sector de la generación al que se deberá ajustar la cuenta de resultados. Como consecuencia de esta situación el director financiero de E.ON, Michael Sen, dijo que en el tercer trimestre de este año se registrarán pérdidas en la banda alta de los “miles de millones de euros en un solo dígito”. Dicho de otra forma esas pérdidas no llegarán a los 10.000 millones de euros pero pueden quedar cerca de esa cifra. El mercado tomó nota del anuncio y el precio de las acciones de la eléctrica cayeron en la bolsa de Frankfurt un 5% hasta los 9,10 euros. La mayor parte de las pérdidas no obstante se anotarán en el fondo de comercio. El consejero delegado de la empresa, Johannes Teyssen, señaló que: “En ningún lugar del mundo existe un precedente comparable de separar la propiedad de los activos de la responsabilidad sobre los mismos convirtiendo a esta responsabilidad en ilimitada en amplitud y duración. Aun así Alemania parece tener la determinación de adoptar este singular enfoque”.

Teyssen dijo que lo más probable será que la ley determinando la responsabilidad sobre los activos no sea constitucional, pero que la empresa no puede esperar años de litigio para poner en práctica sus planes. Tal como estaba previsto E.ON se va a centrar en la generación renovable, la distribución de esa energía y los servicios a los clientes mientras que los activos nucleares se administrarán en una filial propiedad al 100% de E.ON de nueva creación pero con un nombre histórico: PreussenElektra. Este era el nombre bajo el cual la antecesora de las eléctrica denominada VEBA construía y explotaba las centrales nucleares.

La separación dejará bajo las siglas de E.ON con domicilio en Essen a un total de 43.000 trabajadores, mientras que Uniper con sede en Dusseldorf dará trabajo a 14.000 empleados. A la administración y gestión de las nucleares y sus residuos se dedicarán unos 2.300 trabajadores que antes estaba previsto que pasaran a Uniper. Teyssen por su parte afirmó que su empresa estaba dispuesta a mantener el diálogo con el Gobierno para la búsqueda conjunta de una solución para la disposición de los activos nucleares en el país.

“El uso pacífico de la energía nuclear en Alemania comenzó como un reto compartido entre el Gobierno y las empresas de energía. Ahora ambos comparten la responsabilidad de ponerle fin”, afirmó Teyssen. Una de las soluciones al desmantelamiento de las nucleares y la amortización de esos activos que ha sugerido en el pasado el Gobierno es la creación de un fondo mixto con aportes del sector eléctrico y la Administración para hacer frente al gasto que el proceso entraña. Los analistas se preguntan como hará E.ON para aislar el precio de sus acciones de la retención de los activos nucleares en su balance si no se encuentra una alternativa que resuelva este problema de forma colectiva. Cuando Teyssen se refiere que su empresa está dispuesta a colaborar con el Gobierno se refiere con seguridad al diseño de un mecanismo alternativo que precisamente sirva como aislante frente al riesgo de los activos nucleares.

La empresa, mientras, está decidida a mantener a su base de accionistas y se ha encargado de ratificar su política de dividendo para este año: 50 céntimos de euro por acción, tal como estaba previsto. Si algo quiere evitar E.ON es una reducción de su calificación crediticia y una pérdida del favor de sus accionistas. Los costes de parte considerable de su financiación dependen de la benevolencia del mercado y este lo primero que mira es la continuidad en la política de dividendos. La eléctrica ha lanzado una clara señal al mercado en este sentido. Pero lo cierto es que la esencia de la separación de activos en dos sociedades ha sido en parte desnaturalizada por el anuncio por parte del Gobierno de su enfoque legislativo sobre la responsabilidad sobre los activos empresariales. La bondad de la estrategia ha quedado matizada por una realidad adversa a los objetivos corporativos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...