edición: 2808 , Viernes, 20 septiembre 2019
17/02/2012
LA OREJA DE LARRAZ

Economía prepara un Reglamento se regulará las instituciones de inversión colectiva (IIC) principales y subordinadas

La futura norma habilitará a la CNMV a establecer modelos normalizados
Javier Ardalán

El Ministerio de Economía prepara un proyecto de Real Decreto que se modificará el Reglamento por el que se desarrolla la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de instituciones de inversión colectiva, en el que se define e incluyen las instituciones de inversión (IIC) subordinadas. Se trata de instituciones de inversión colectiva  que hayan sido autorizadas a invertir, como mínimo, el 85 % de sus activos en participaciones o acciones de otra IIC, que recibirá el nombre de IIC principal. La IIC subordinada podrá invertir hasta un 15 % de sus activos en efectivo, en depósitos o cuentas a la vista en el depositario o en otra entidad de crédito si aquél no tiene esa consideración, o en compraventas con pacto de recompra a un día en valores de deuda pública.

También, en instrumentos financieros derivados con la finalidad de asegurar una adecuada cobertura de los riesgos asumidos en toda o parte de la cartera que pueden ser utilizados únicamente a efectos de cobertura. Y, finalmente en bienes muebles e inmuebles indispensables para el ejercicio directo de su actividad, cuando la IIC sea una sociedad de inversión.

La IIC subordinada calculará su riesgo global en relación con los instrumentos financieros derivados combinando su propio riesgo directo con el riesgo efectivo de la IIC principal en relación con los instrumentos financieros derivados, de forma proporcional a la inversión de la IIC subordinada en la IIC principal o con el riesgo global máximo potencial de la IIC principal en relación con los instrumentos financieros derivados previstos en el reglamento o en los estatutos sociales de la IIC principal de forma proporcional a la inversión de la IIC subordinada en la IIC principal.

El Reglamento define también la IIC principal como una IIC que cuente entre sus partícipes o accionistas al menos una IIC subordinada, siempre que no lo sea ella misma y no posea acciones ni participaciones en una  subordinada.

La futura norma habilitará a la CNMV a establecer modelos normalizados de acuerdos entre la IIC subordinada y la IIC principal, de las normas internas de ejercicio de la actividad.

Cuando una IIC principal autorizada en España no obtenga fondos, bienes o derechos de ciudadanos de otro Estado miembro de la UE, sino que solo cuente con una o más IIC subordinados en otro Estado miembro, no le será de aplicación el procedimiento sobre comercialización de las acciones y participaciones de IIC españolas en el ámbito de la Unión Europea.

En el caso de una IIC principal autorizada en otro Estado miembro de la UE no obtenga fondos, bienes o derechos de ciudadanos de otro Estado miembro, salvo de ciudadanos del Estado donde está autorizada, sino que sólo cuente con uno o más IIC subordinadas en España no le serán de aplicación los procedimientos de comercialización en España de las acciones y participaciones de IIC extranjeras, ni se considerará falta grave el incumplimiento por parte de las IIC autorizadas en otro Estado miembro de la UE de las obligaciones que deriven de ese procedimiento, siempre que conlleven un perjuicio grave para los inversores o accionistas.

Las IIC principales facilitarán a cualquiera de sus IIC subordinadas todos los documentos y la información necesarios para que estas últimas puedan cumplir los requisitos establecidos en la Ley y su normativa de desarrollo, o en el caso de que la IIC subordinada haya sido autorizada en otro Estado miembro de la UE, las disposiciones de esa legislación que incorporen la Directiva 2009/65/CE.

Para ello la IIC principal y la subordinada celebrarán un acuerdo. La entrada en vigor de dicho acuerdo será condición previa para la consideración de la IIC subordinada como tal. Este acuerdo estará disponible, previa solicitud y de forma gratuita, para todos los partícipes o accionistas.

En caso de que las IIC principal y la subordinada estén gestionados por la misma sociedad gestora, el acuerdo podrá ser sustituido por unas normas internas de ejercicio de la actividad que garanticen el cumplimiento de los requisitos contemplados en el presente apartado.

Cuando la IIC principal se fusione con otra IIC o se escinda en dos o más IIC, la subordinada autorizada en España deberá ser objeto de liquidación, a no ser que la CNMV autorice que la IIC subordinada continúe siendo una IIC subordinada de la misma IIC principal, en los casos en que la IIC principal sea la IIC beneficiaria de la fusión prevista, o en los casos en que la IIC principal vaya a seguir existiendo, sin cambios sustanciales, como una de las IIC resultantes de la escisión prevista.

También evitará la liquidación se convierte en una subordinada de otra principal surgida a raíz de la fusión o escisión prevista de la IIC principal, en los casos en que la IIC principal es la IIC fusionada y, debido a la fusión, la IIC subordinada se convierta en accionista o partícipe de la IIC beneficiaria, o en los casos en que la IIC subordinada se convierta en partícipe o accionistas de una IIC surgida de una escisión que es sustancialmente diferente de la IIC principal.

Finalmente, el reglamento también admitirá que no se liquiden si sustituye a la IIC principal por otra ajena a la fusión o escisión o modifique sus reglamentos o estatutos sociales a fin de transformarse en una IIC que no sea subordinada.

La fusión o escisión de una IIC principal autorizada en España será efectiva cuando esta haya facilitado a todos sus partícipes o accionistas y, en su caso, a las autoridades competentes de los Estados miembros de la UE de origen de sus IIC subordinadas la información que se especifica en el Reglamento o información equiparable a esta, a más tardar 60 días antes de la fecha de efectividad prevista.

Salvo cuando la CNMV, si la IIC subordinada ha sido autorizada en España, o, sus autoridades competentes, si ha sido autorizada en otro Estado miembro de la UE, hayan otorgado autorización conforme a lo previsto en el párrafo primero, letra a), la IIC principal autorizada en España permitirá que la subordinada recompre o reembolse las acciones o participaciones poseídas en la IIC principal antes de que la fusión o escisión de este sea efectiva.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...