edición: 2861 , Jueves, 5 diciembre 2019
29/06/2018
banca 
FG tiene sucesor, staff y consejo listos para una operación

Economía, dispuesta a renunciar a parte del rescate de Bankia si una fusión dobla su valor

El Estado prioriza la recuperación del dinero prestado, pero a través del valor, y ha optado por la vía rápida, la fusión, al comprobar que la bursátil se demoraría demasiado
Juan José González
La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha despejado las dudas que sobrevolaban el futuro de Bankia respecto a la fecha de la venta del 61% del capital propiedad del Estado. Es este un asunto que parece estar en manos del cruce de dos circunstancias: de un lado, la marcha del mercado bursátil y de otro las conversaciones que desde más de un año mantienen con gran discreción los técnicos del Bankia con otras entidades financieras -españolas- para una operación corporativa, seguramente, una fusión. Al Estado propietario mayoritario de la entidad, le quema la cartera de participadas, no se siente banquero sino prestamista de un crédito que en forma de inyección evitó la quiebra de la entidad. En ese rol de prestamista a la fuerza, desea con ansia que el banco le devuelva el dinero. Las autoridades siempre han manejado este criterio, el de la recuperación de las ayudas financieras, para que el dinero del rescate regrese a las arcas públicas en tanto que recursos pertenecientes a los contribuyentes. Como la forma de recuperar el dinero es la desinversión, hay que vigilar que la valoración que el mercado y los inversores sea positiva y no como la que adjudican hoy a Bankia. El Estado no quiere vender a pérdida, es dinero del contribuyente que gestiona el Tesoro Público y que, como es obvio, no está dispuesto a apuntarse pérdidas, sobre todo cuando las ganancias se pueden materializar si el mercado bursátil despierta. Como no se está en esa situación, la segunda salida posible es la fusión de Bankia con otra entidad española. Y en eso están las partes implicadas, sobre la idea base de que sólo una operación corporativa convertiría el rescate en una inversión positiva para el Estado. Pero ambas variables dependen del mismo factor: el tiempo.
El Estado se mantiene en sus trece: vender el 61% de Bankia sin reportar pérdidas a los contribuyentes. El primer mensaje implica que el mercado, por la vía de la Bolsa o por una operación corporativa, debe estar dispuesto a pagar un precio justo por Bankia. Implica también que se mantiene la voluntad de vender, frente a la intención manifestada recientemente por algunas voces que apuntaban la posibilidad de una formación de grupo financiero público junto al ICO. Y finalmente, sea en Bolsa o a través de una fusión, la postura de la ministra Calviño, transmitida al presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, parece la más razonable: esperar a que despeje el horizonte bursátil. 

Es decir, no hay prisa por vender sino interés en vender bien, lo que pasa inevitablemente, por tener paciencia. Porque la fecha para la desinversión no parece que sea motivo de preocupación debido a que el primer plazo ya fue superado y el segundo está fijado en el calendario para diciembre de 2019, una fecha que tampoco tiene que ser la definitiva porque el regulador europeo no pone problemas en retrasar el límite.

Así despejado el futuro, Calviño y Goirigolzarri sólo están pendientes de esas dos variables, del mercado bursátil y de las conversaciones de Bankia con una entidad financiera española interesada. Llega el nuevo Gobierno precisamente en un momento en el que muchos de los grandes grupos industriales y financieros de Europa se plantean compras y ventas, cambios de estrategias empresariales que bien podrían servir a una Bankia saneada y con un modelo de negocio definido para encontrar pretendiente. Porque lo cierto es que en el último año se han acercado a la torre inclinada de Plaza de Castilla otras entidades interesadas en Bankia, francesas, alemanas e italianas, aunque no siempre con las mejores intenciones.

En la actualidad, Bankia vale en Bolsa 9.900 millones de euros, una cifra que no sólo está muy lejos de los 22.800 millones que el Estado inyectó en el banco, y que, por otro lado, marca el objetivo -o precio subjetivo- sino que a tenor de la evolución a la baja del Ibex 35 ambas cantidades se alejan más todavía. En el mercado no aparece dinero suficiente que se muestre dispuesto a pagar más de 4 euros por acción, lo que aleja la posibilidad de recuperar el dinero público en un horizonte razonable, luego la vía bursátil para recuperar dinero público en el corto plazo, ni siquiera en el medio, es hoy día una quimera. 

De ahí que sea la operación corporativa, venta o fusión, la que parece agradar tanto a las autoridades de Economía como al propio banco, habida cuenta de que aunque la recuperación del dinero -los 22.800 millones- se antoja imposible, sí sería previsible una recuperación del valor en un plazo medio de tiempo pero nunca tan alejado como el que se calcula como horizonte en el caso bursátil.

Quizá la novedad en el futuro de Bankia se encuentre en la actualidad en las dudas que plantean los movimientos del presidente del BBVA, Francisco González -entidad óptima para el encaje de Bankia- que en su etapa de despedida al frente del banco parece estar conformando un staff directivo y una configuración del consejo -además de señalar a su sustituto, Jaime Caruana- en una estrategia destinada a enfrentar una posible compra. Porque tampoco habría que descartar la posibilidad de que el Estado ya haya asumido la renuncia de una parte del dinero pendiente. Si es así, alguien debe llevar tiempo calculando la prima que debería pagar el comprador para que el Estado pudiera presentar la operación como razonable y hasta beneficiosa para el contribuyente. Todo es posible.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...