edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
12/11/2019
Razones para una vicepresidencia económica

Economía, entre la tentación de mayor gasto y la necesidad de subir los impuestos

Comprometida elaboración presupuestaria la que se le presenta al nuevo Ejecutivo y un escollo de grueso calibre que deberá contar con la suma de voluntades muy diversas y hasta enfrentadas
Juan José González
Las tareas económicas parecen que se perfilan como las prioritarias y de mayor alcance y complejidad que se le vienen encima al futuro Gobierno que se constituya a raíz de los resultados registrados el domingo. Se sabía que esta valoración era compartida por el Ejecutivo desde hacía varios meses. Y que tan sólo la reciente convocatoria electoral estaba jugando a favor del aplazamiento de esas tareas. Labores que ahora deberán ser abordadas con urgencia y con una dosis considerable de imaginación, talento y, sobre todo, de valentía, con enorme valor, habida cuenta de la trascendencia y el fondo de los problemas pendientes, de los cuales, una buena parte contarán, seguramente, con soluciones que se perciben como impopulares, dolorosas e incómodas, en particular para los bolsillos de la ciudadanía. Es por todo por lo que no debería extrañar que el presidente en funciones y, probablemente también, futuro presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se haya apresurado a repetir en la responsabilidad del departamento de Economía a la actual ministra en funciones, Nadia Calviño. Y por si no fuera suficiente haya también aportado una pista reveladora de la que se avecina, como es elevar la cartera ministerial al rango de vicepresidencia, lo que sin duda le confiere más poder sobre las medidas que se planea habrá que tomar, así como de su efecto, soporte y significación económica, traducidos todos ellos en términos presupuestarios.
Todo indica que la labor del nuevo Ejecutivo estará encabezada por la necesaria premura en las tareas económicas. Seguramente a estas alturas del año, la ministra en funciones y futura vicepresidenta del Gobierno (salvo improbable imposición de algún posible socio de Gobierno) Nadia Calviño cuente ya con un calendario legislativo en el que deberá colocar algunas de las reformas pendientes de la pasada legislatura, así como otras que, debido a la coincidencia con la cita electoral de este pasado día 10, no era conveniente ni recomendable acometer, y que ahora, despejado, al menos, el terreno con la convocatoria superada, está obligada a recuperar.

Y así, con el calendario en posición de urgencia, el nuevo Ejecutivo se volcará, en primer lugar, en enviar un mensaje tranquilizador y de confianza a los empresarios, seguramente el sector más desconcertado y sobrecogido del mundo económico, precisamente el que mayor dosis de confianza y certeza necesite a partir de ahora si el Ejecutivo aspira a que las empresas recuperen la iniciativa en la creación de empleo y en la reactivación de la inversión, cortada de raíz desde antes de las anteriores elecciones del mes de abril.

La credibilidad y la confianza serán, por tanto, los dos elementos a los que habrá que dotar de contenido político para reanudar la actividad empresarial y, en general, económica del país, hasta ahora adormecido por decisiones políticas de dudosa racionalidad. Los agentes económicos reclaman ahora, con urgencia, ese calendario del Ejecutivo, una suerte de hoja de ruta que les permita distinguir un horizonte temporal al mismo tiempo que situar las reglas de juego, nuevas y distintas, que en forma de reformas deberán servir para reactivar la economía. Se trata de una labor urgente en tanto que ya comienzan a sentirse, en términos de demanda y de menor empleo, los primeros vientos de un cambio económico.

Y para empezar la casa por los cimientos, será el Presupuesto la primera pieza en la construcción del nuevo edificio gubernamental. Es la hoja de ruta que esperan los agentes económicos, y también la más delicada por cuanto necesitará en esta ocasión de auténticos equilibrios malabaristas. Si se tiene en cuenta que el documento fiscal principal, el presupuesto, va a contar en esta ocasión, necesariamente, con otro u otros socios además de la formación mayoritaria, en este caso, el partido socialista, la dificultad se multiplica pudiendo llegar a ser exponencial.

Curiosa, y al mismo tiempo peligrosa, situación la que se le presenta al nuevo Gobierno en materia de elaboración presupuestaria, exigido por el calendario, requerido por Bruselas, presionado por la coyuntura de las cifras económicas que ya están mostrando cierta hostilidad para la creación de empleo. Prisas que demandan algunas situaciones comprometidas que ya no admiten demora, caso de las pensiones y del problema aplazado de la reforma de la Seguridad Social, tan escabroso como doloroso para algunos sectores de la población en términos fiscales. Una vicepresidencia que, llegado el caso, necesitará de complejos pactos que equilibren la tentación del gasto público para resolver los problemas con la incitación que seguramente se impondrá de subidas de impuestos a discreción como fuente de financiación de todos los problemas. 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...